0223.com.ar
"Teníamos una cuenta pendiente del primer clásico"

"Teníamos una cuenta pendiente del primer clásico"

Por Redacción 0223

La felicidad del "Cervecero" tras ganarle a Peñarol. El entrenador Javier Bianchelli y el perimetral Eric Flor coincidieron al señalar que este triunfo fue una revancha del primer juego de la temporada.

Espina clavada. Cuenta pendiente. Tomar revancha. Quilmes tenía todos estos sentimientos en la previa del partido con Peñarol. Aquel 95-65 abrumador del primer clásico de la temporada había calado hondo en el plantel, que desde entonces esperó la llegada del segundo encuentro. Y pudieron lograr su cometido: gran triunfo 69 a 60, con dos jugadores menos en la rotación, el lunes por la noche.

El entrenador Javier Bianchelli dialogó con 0223 en la playa de estacionamiento del Polideportivo Islas Malvinas y expresó sus sensaciones: "Fue un trabajo defensivo impresionante el de los jugadores, muchas veces con falta de centímetros, ante jugadores atléticos, y defendiendo puestos que no están acostumbrados", comenzó. Las ausencias de Enzo Ruiz y Diego Cavaco parecían complicar el panorama. En planteles ajustados, dos lesionados a la larga se sienten. Pero el equipo de Luro y Guido se sobrepuso a ello: "Al no tener material, con un plantel muy corto, tuvimos que empezar a cambiar posiciones y sobre todo estrategias defensivas durante el juego", señaló Bianchelli, que valoró la personalidad del equipo y algunos jugadores: "dieron la cara en momentos claves de empezar a dominar el partido, y en el cierre a lo mejor no pudimos imponer nuestro juego. Obviamente es mérito de Peñarol, que nos sacó de situación. pero pudimos resolverlo", sostuvo sobre la remontada de su rival en el tramo final.

Quilmes, así, reafirmó su buen presente con un noviembre donde jugó siempre de local y aprovechó casi al máximo esta situación (cuatro victorias, una derroa): "Nos propusimos tratar de aprovechar lo máximo posible los partidos en casa. Nos fuimos con un gusto amargo con San Lorenzo. Pero teníamos una cuenta pendiente con el primer clásico. No hablamos más hasta el miércoles que empezamos a entrenar y la verdad que se notó las ganas que tenían de jugar", finalizó.

El perimetral Eric Flor fue uno de los destacados de la noche. Y coincidió con Bianchelli sobre la "cuenta pendiente": "En el primer clásico nos habíamos quedado con un sabor muy amargo, y decidimos guardar esa espina clavada especialmente para este partido. No pensamos más desde ese día hasta hoy en el partido con Peñarol. Y por suerte sacamos adelante un juego muy lindo e importante para nosotros, para la gente. Estamos muy felices", declaró a la transmisión de Tiempo Deportivo por Radio 10 (FM 102.1).

El ex San Lorenzo fue el único en jugar los 40 minutos completos: tras un mal primer tiempo (0/5 de cancha), fue clave en el tercer cuarto. Su planilla finalizó con 10 puntos, 4 asistencias y 4 rebotes: "La pelota a veces entra y en otras, no. Lo importante siempre es ser agresivo en defensa. Si uno mantiene esa intensidad atràs, la confianza está siempre, el entrenador banca mucho al jugador que hace su laburo en defensa. Somos un equipo y todos podemos anotar", sostuvo al respecto. 

"Al tener dos jugadores menos en la rotación y Sansimoni al 50 % por la espalda, sabíamos que salíamos a jugar muy duro, cuidarnos con las faltas pero no por eso dejar de defender. Hicimos un trabajo importante ante los goleadores más importantes de ellos", analizó Eric Flor sobre el rendimiento defensivo del equipo. Y cerró con las sensaciones de su primera victoria ante Peñarol: "Es hermoso ganar un clásico, es el partido más lindo de toda la Liga y como jugador de básquet uno siempre sueña con jugarlo. La verdad que es increíble ver lo que lo disfruta la gente, cómo lo disfruta uno mismo, es una sensación espectacular y esperemos que se repita".

Comentarios

"Teníamos una cuenta pendiente del primer clásico"

La felicidad del "Cervecero" tras ganarle a Peñarol. El entrenador Javier Bianchelli y el perimetral Eric Flor coincidieron al señalar que este triunfo fue una revancha del primer juego de la temporada.

Espina clavada. Cuenta pendiente. Tomar revancha. Quilmes tenía todos estos sentimientos en la previa del partido con Peñarol. Aquel 95-65 abrumador del primer clásico de la temporada había calado hondo en el plantel, que desde entonces esperó la llegada del segundo encuentro. Y pudieron lograr su cometido: gran triunfo 69 a 60, con dos jugadores menos en la rotación, el lunes por la noche.

El entrenador Javier Bianchelli dialogó con 0223 en la playa de estacionamiento del Polideportivo Islas Malvinas y expresó sus sensaciones: "Fue un trabajo defensivo impresionante el de los jugadores, muchas veces con falta de centímetros, ante jugadores atléticos, y defendiendo puestos que no están acostumbrados", comenzó. Las ausencias de Enzo Ruiz y Diego Cavaco parecían complicar el panorama. En planteles ajustados, dos lesionados a la larga se sienten. Pero el equipo de Luro y Guido se sobrepuso a ello: "Al no tener material, con un plantel muy corto, tuvimos que empezar a cambiar posiciones y sobre todo estrategias defensivas durante el juego", señaló Bianchelli, que valoró la personalidad del equipo y algunos jugadores: "dieron la cara en momentos claves de empezar a dominar el partido, y en el cierre a lo mejor no pudimos imponer nuestro juego. Obviamente es mérito de Peñarol, que nos sacó de situación. pero pudimos resolverlo", sostuvo sobre la remontada de su rival en el tramo final.

Quilmes, así, reafirmó su buen presente con un noviembre donde jugó siempre de local y aprovechó casi al máximo esta situación (cuatro victorias, una derroa): "Nos propusimos tratar de aprovechar lo máximo posible los partidos en casa. Nos fuimos con un gusto amargo con San Lorenzo. Pero teníamos una cuenta pendiente con el primer clásico. No hablamos más hasta el miércoles que empezamos a entrenar y la verdad que se notó las ganas que tenían de jugar", finalizó.

El perimetral Eric Flor fue uno de los destacados de la noche. Y coincidió con Bianchelli sobre la "cuenta pendiente": "En el primer clásico nos habíamos quedado con un sabor muy amargo, y decidimos guardar esa espina clavada especialmente para este partido. No pensamos más desde ese día hasta hoy en el partido con Peñarol. Y por suerte sacamos adelante un juego muy lindo e importante para nosotros, para la gente. Estamos muy felices", declaró a la transmisión de Tiempo Deportivo por Radio 10 (FM 102.1).

El ex San Lorenzo fue el único en jugar los 40 minutos completos: tras un mal primer tiempo (0/5 de cancha), fue clave en el tercer cuarto. Su planilla finalizó con 10 puntos, 4 asistencias y 4 rebotes: "La pelota a veces entra y en otras, no. Lo importante siempre es ser agresivo en defensa. Si uno mantiene esa intensidad atràs, la confianza está siempre, el entrenador banca mucho al jugador que hace su laburo en defensa. Somos un equipo y todos podemos anotar", sostuvo al respecto. 

"Al tener dos jugadores menos en la rotación y Sansimoni al 50 % por la espalda, sabíamos que salíamos a jugar muy duro, cuidarnos con las faltas pero no por eso dejar de defender. Hicimos un trabajo importante ante los goleadores más importantes de ellos", analizó Eric Flor sobre el rendimiento defensivo del equipo. Y cerró con las sensaciones de su primera victoria ante Peñarol: "Es hermoso ganar un clásico, es el partido más lindo de toda la Liga y como jugador de básquet uno siempre sueña con jugarlo. La verdad que es increíble ver lo que lo disfruta la gente, cómo lo disfruta uno mismo, es una sensación espectacular y esperemos que se repita".

Conectar
Crear cuenta