0223.com.ar
Chocó borracho y mató a un hombre: 8 años de prisión

Chocó borracho y mató a un hombre: 8 años de prisión

Por Redacción 0223

Los jueces condenaron a Martín Batista como autor del delito de homicidio simple con dolo eventual. Seguirá con arresto domiciliario hasta que la pena quede firme.

La madrugada del 23 de mayo de 2015, Martín Arturo Batista, de 18 años, protagonizó un violento choque en Matheu y Las Heras: el auto que manejaba chocó contra un VW Bora. Rodolfo Goyoaga, que iba en ese auto, murió producto de las heridas. Horas después se confirmó que el joven no tenía carnet de conducir y estaba borracho en el momento del siniestro. Este jueves, el Tribunal Oral en lo Criminal 4 lo halló culpable de homicidio con dolo eventual y lo condenó a 8 años de prisión.

En un fallo unánime los jueces Jorge Peralta, Gustavo Fissore y Alfredo Deleonardis valoraron las pruebas presentadas por la fiscalía de Delitos Culposos. El fiscal Pablo Cistoldi consideró que el imputado conducía el automóvil alcoholizado, manejaba sin los lentes que tenía prescriptos, carecía de licencia de conducir, circulaba a una velocidad de 105 km por hora en condiciones climáticas adversas y violó la prioridad de paso que le correspondía a la víctima.

El joven llegó al juicio con el beneficio de arresto domiciliario y continuará de esa manera hasta que la sentencia quede firme. En un plazo no mayor a los veinte días su defensa -a cargo de Rubén Legler- presentaría el recurso de rigor ante el Tribunal de Casación.

En diálogo con 0223, Maximiliano Orsini -abogado de la familia de la familia de la víctima- consideró que el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 4 y del fiscal fueron ejemplares. "Batista manejaba a 105 kilómetros por hora, tenía 1,38 de alcohol en sangre, ya había sufrido otras multas y le había pedido a un amigo que sacara el auto que le habían secuestrado por una infracción anterior", aseguró.

Luego de recordar que la sentencia también incluyó la inhabilitación para manejar durante diez años, Orsini recordó que la inmadurez del imputado mencionada en las pericias no impidieron -según el Tribunal- "que Batista distinguiera entre lo bueno y lo malo".

Para los jueces los elementos de prueba que se produjeron en el debate dieron cuenta del nivel de riesgo creado por el imputado "al acceder como lo hizo a dicha intersección y las nulas posibilidades de evitación del resultado bajo las cuales actuaba".
 

Comentarios

Chocó borracho y mató a un hombre: 8 años de prisión

Los jueces condenaron a Martín Batista como autor del delito de homicidio simple con dolo eventual. Seguirá con arresto domiciliario hasta que la pena quede firme.

El accidente ocurrió en el barrio Divino Rostro. (Foto:  archivo 0223).

La madrugada del 23 de mayo de 2015, Martín Arturo Batista, de 18 años, protagonizó un violento choque en Matheu y Las Heras: el auto que manejaba chocó contra un VW Bora. Rodolfo Goyoaga, que iba en ese auto, murió producto de las heridas. Horas después se confirmó que el joven no tenía carnet de conducir y estaba borracho en el momento del siniestro. Este jueves, el Tribunal Oral en lo Criminal 4 lo halló culpable de homicidio con dolo eventual y lo condenó a 8 años de prisión.

En un fallo unánime los jueces Jorge Peralta, Gustavo Fissore y Alfredo Deleonardis valoraron las pruebas presentadas por la fiscalía de Delitos Culposos. El fiscal Pablo Cistoldi consideró que el imputado conducía el automóvil alcoholizado, manejaba sin los lentes que tenía prescriptos, carecía de licencia de conducir, circulaba a una velocidad de 105 km por hora en condiciones climáticas adversas y violó la prioridad de paso que le correspondía a la víctima.

El joven llegó al juicio con el beneficio de arresto domiciliario y continuará de esa manera hasta que la sentencia quede firme. En un plazo no mayor a los veinte días su defensa -a cargo de Rubén Legler- presentaría el recurso de rigor ante el Tribunal de Casación.

En diálogo con 0223, Maximiliano Orsini -abogado de la familia de la familia de la víctima- consideró que el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 4 y del fiscal fueron ejemplares. "Batista manejaba a 105 kilómetros por hora, tenía 1,38 de alcohol en sangre, ya había sufrido otras multas y le había pedido a un amigo que sacara el auto que le habían secuestrado por una infracción anterior", aseguró.

Luego de recordar que la sentencia también incluyó la inhabilitación para manejar durante diez años, Orsini recordó que la inmadurez del imputado mencionada en las pericias no impidieron -según el Tribunal- "que Batista distinguiera entre lo bueno y lo malo".

Para los jueces los elementos de prueba que se produjeron en el debate dieron cuenta del nivel de riesgo creado por el imputado "al acceder como lo hizo a dicha intersección y las nulas posibilidades de evitación del resultado bajo las cuales actuaba".
 

Conectar
Crear cuenta