0223.com.ar
Docentes se convocaron en el colegio Gianelli para apoyar a Analía Schwartz: "Esto es una gran mentira"

Docentes se convocaron en el colegio Gianelli para apoyar a Analía Schwartz: "Esto es una gran mentira"

Por Redacción 0223

Colegas de la docente, directivos del Instituto y familiares de los alumnos se reunieron para respaldar a la maestra acusada de abuso sexual. “La incoherencia hace que ni siquiera hayan retirado a sus hijos del colegio”, señalaron.

A tres años y medio de las primeras denuncias contra Analía Schwartz, la docente del Instituto San Antonio María Gianelli acusada de 9 hechos de abuso sexual infantil y 6 de corrupción de menors; colegas, directivos del establecimiento y un numeroso grupo de padres se manifestaron en la puerta del establecimiento para acompañar a la imputada a una semana del comienzo del juicio oral.

En diálogo con 0223, la profesora Mónica Sáez resaltó que la comunidad educativa del colegio vive desde el 2013 “un verdadero calvario” ante el estallido del caso. “Estuvimos junto a Analía, todos unidos, a lo largo de este tiempo y ahora llegó el momento de decir la verdad, de que todos puedan escucharla”, afirmó.

Con una bandera en sus manos en la que se resalta la leyenda “Con los chicos no con los docentes tampoco”, Sáez aseguró: “No queremos que ningún niño sufra abuso y violencia, pero los docentes tampoco. Nosotros estamos para enseñar y acompañar a los chicos y a las familias en los momentos difíciles. Hoy la persona se llama Analía, pero mañana puede tener cualquier nombre. Ninguno está exento”, razonó.

A su lado, otra docente, Jimena Montivero, sumó argumentos en defensa del gremio: “Esta es una situación crítica, no solo para la comunidad educativa de la institución, que se ve obligada a seguir conviviendo con las familias denunciantes, porque la incoherencia hace que ni siquiera hayan retirado a sus hijos, ellos mismos saben que estas cosas no ocurrieron acá. También es por todos los docentes del país, afectados por una ola de denuncias por las que terminamos siendo víctimas de injurias de la gente, que probablemente tengan problemas con sus niños, pero los hace desembocar en nosotros”, aseguró.

“Sabemos que el 80% de los abusos ocurren dentro del seno familiar, y no en la escuela, pero es más fácil echar la culpa hacia afuera”, sumó Montivero de inmediato. En esa línea, las docentes contaron que han tenido incluso que llegar a eliminar contenidos, por ejemplo, en las clases de educación física: “No podemos enseñarle a hacer un roll a las criaturas si tenemos a las madres atrás vigilando a los compañeros de trabajo. No podemos ni cuidarlos cuando dan una volterate”, sentenciaron.

Las voces en apoyo a Schwartz incluyen a familiares de alumnos que fueron además exestudiantes del Gianelli: “Ponemos las manos en el fuego por Analía, sabemos que ella es inocente y dejamos con toda la confianza del mundo a nuestros chicos en el colegio. Esto es una gran mentira, en esta escuela no pasó absolutamente nada”, afirmó Andrea Ruzycki.

 

Comentarios

Docentes se convocaron en el colegio Gianelli para apoyar a Analía Schwartz: "Esto es una gran mentira"

Colegas de la docente, directivos del Instituto y familiares de los alumnos se reunieron para respaldar a la maestra acusada de abuso sexual. “La incoherencia hace que ni siquiera hayan retirado a sus hijos del colegio”, señalaron.

A tres años y medio de las primeras denuncias contra Analía Schwartz, la docente del Instituto San Antonio María Gianelli acusada de 9 hechos de abuso sexual infantil y 6 de corrupción de menors; colegas, directivos del establecimiento y un numeroso grupo de padres se manifestaron en la puerta del establecimiento para acompañar a la imputada a una semana del comienzo del juicio oral.

En diálogo con 0223, la profesora Mónica Sáez resaltó que la comunidad educativa del colegio vive desde el 2013 “un verdadero calvario” ante el estallido del caso. “Estuvimos junto a Analía, todos unidos, a lo largo de este tiempo y ahora llegó el momento de decir la verdad, de que todos puedan escucharla”, afirmó.

Con una bandera en sus manos en la que se resalta la leyenda “Con los chicos no con los docentes tampoco”, Sáez aseguró: “No queremos que ningún niño sufra abuso y violencia, pero los docentes tampoco. Nosotros estamos para enseñar y acompañar a los chicos y a las familias en los momentos difíciles. Hoy la persona se llama Analía, pero mañana puede tener cualquier nombre. Ninguno está exento”, razonó.

A su lado, otra docente, Jimena Montivero, sumó argumentos en defensa del gremio: “Esta es una situación crítica, no solo para la comunidad educativa de la institución, que se ve obligada a seguir conviviendo con las familias denunciantes, porque la incoherencia hace que ni siquiera hayan retirado a sus hijos, ellos mismos saben que estas cosas no ocurrieron acá. También es por todos los docentes del país, afectados por una ola de denuncias por las que terminamos siendo víctimas de injurias de la gente, que probablemente tengan problemas con sus niños, pero los hace desembocar en nosotros”, aseguró.

“Sabemos que el 80% de los abusos ocurren dentro del seno familiar, y no en la escuela, pero es más fácil echar la culpa hacia afuera”, sumó Montivero de inmediato. En esa línea, las docentes contaron que han tenido incluso que llegar a eliminar contenidos, por ejemplo, en las clases de educación física: “No podemos enseñarle a hacer un roll a las criaturas si tenemos a las madres atrás vigilando a los compañeros de trabajo. No podemos ni cuidarlos cuando dan una volterate”, sentenciaron.

Las voces en apoyo a Schwartz incluyen a familiares de alumnos que fueron además exestudiantes del Gianelli: “Ponemos las manos en el fuego por Analía, sabemos que ella es inocente y dejamos con toda la confianza del mundo a nuestros chicos en el colegio. Esto es una gran mentira, en esta escuela no pasó absolutamente nada”, afirmó Andrea Ruzycki.

 

Conectar
Crear cuenta