0223.com.ar
Tato Serebrinsky: “Baragiola es la candidata más conocida, pero no es la única”

Tato Serebrinsky: “Baragiola es la candidata más conocida, pero no es la única”

Por Redacción 0223

El dirigente radical le reclamó a la secretaria de Desarrollo Social que resuelva si quiere ser "candidata de Arroyo o del radicalismo".

El dirigente radical Gustavo “Tato” Serebrinsky señaló que la UCR debe tener una fuerte presencia en las lista de Cambiemos en las próximas elecciones y si bien admitió que Vilma Baragiola es la mejor posicionada advirtió que “no es la única candidata” que tiene el partido. Sin embargo, el exdiputado nacional remarcó que es fundamental que la actual secretaria de Desarrollo Social resuelva “si quiere ser candidata de Arroyo o del radicalismo”.

En esa línea, entendió que si opta por ser la representante del intendente hay otros dirigentes, como Sebastián Puglisi, Oscar Pagni, Verónica Hourquebié o Carlos Katz que también tienen méritos suficientes para ser candidatos. “Yo me autoexcluyo. En cualquier escenario ser concejal del oficialismo sería tener que aceptar lo que decide el Ejecutivo. Y yo no podría aceptar, por lo menos lo que veo hasta ahora”, sostuvo Serebrinsky en diálogo con 0223.

-¿Cómo ves a Cambiemos?

-El radicalismo ha conformado un acuerdo que lo sostiene y que ha funcionado bien. El radicalismo tenía pocas posibilidades electorales por sí solo. Este acuerdo ganó en la provincia de Buenos Aires, lo que fue una sorpresa e inesperado. Y se fue consolidando con fuerza con los matices propios que tenemos y las visiones que tenemos cada uno de los sectores que lo componemos.

Tenemos nuestra propia identidad, nuestra historia y por suerte nuestro futuro porque el radicalismo dentro de esa coalición es el partido con mayores cuadros técnicos, experiencia de gestión, es importante el rol del radicalismo en Cambiemos.

-Han tenido una postura crítica hacia el intendente. ¿Cómo lo están viendo ahora?

-Hemos tenido una postura crítica, pero no es el radicalismo, son los vecinos, los ciudadanos. Esa es mi humilde visión y casi a título personal. No tiene que ver con una postura política. La mayoría de los marplatenses tenían otra expectativa de lo que iba a ser el gobierno municipal.

Pero como contrapartida, el radicalismo ha puesto sus mejores hombres y mujeres a formar parte del gabinete. La verdad que podría ser mucho peor si esto lo manejase nada más que Agrupación Atlántica  u otro partido. El radicalismo no ha puesto poco, ha puesto en juego todo lo que tenía para que este gobierno municipal funcione como corresponde. A pesar de las decisiones que se toman desde la cabeza de gobierno que son claramente contradictorias.

-¿Cómo encaran este año electoral desde el partido?

-Falta mucho. Venimos de una elección muy importante y ya estamos hablando de otra elección. La realidad es que hay que gobernar y la responsabilidad de gobernar está por encima de cualquier otra responsabilidad en el accionar político, espero que lo entiendan todos. Mar del Plata tiene una situación difícil en lo económico, en lo social, pero también en lo administrativo y funcional del municipio. Tenemos que discutir estas cuestiones. Y en ese sentido el radicalismo, con un gran de madurez y responsabilidad importante, está generando un encuentro programático de primer nivel, con diferentes comisiones y temáticas que solo el radicalismo puede encarar. Viene gente de mucha importancia para aportar ideas y soluciones a las cosas concretas.

Tampoco somos ingenuos. Se viene la cuestión electoral y hay precandidatos que manifiestan y tienen derecho a pretender ser electo concejal. Hay que ver qué hace Vilma que últimamente fue nuestra referente y es la que mayor caudal de votos ha manifestado en las elecciones. Ella tiene que decidir si quiere ser concejal o senadora. Pero para mí la pregunta fundamental es si va a ser la candidata de Arroyo o del radicalismo. Si es la candidata de Arroyo algunos no estamos dispuestos a acompañarla. Si es del radicalismo nos tendremos que sentar en una mesa para ver qué hacemos. No es la única candidata, está Sebastián Puglisi, está Carlos Katz, está Verónica Hourquebié, Oscar Pagni hay concejales que terminan su mandato. Todos tienen su derecho a formar parte de una lista de concejales.

-¿Te parece difícil una lista de unidad?

-Si encabeza una lista hay que ver en qué contexto. Hoy se visualiza que está más para ser la candidata de Arroyo. Pero hay más. Incluso, después de Vilma yo soy una de las personas con mayor nivel de conocimiento en el radicalismo, pero me autoexcluyo. En cualquier escenario ser concejal del oficialismo sería tener que aceptar lo que decide el Ejecutivo. Esas son las reglas del juego. Y yo no podría aceptar, por lo menos de lo que veo hasta ahora, las decisiones que toma el actual gobierno municipal. Puntualmente Arroyo. No voy a responsabilizar a todos los concejales y a todos los funcionarios. Yo no coincido porque no es lo que me manifestó a mí durante la campaña, no es lo que hablábamos a solas, no es lo que acordamos cuando hicimos un acuerdo programático, donde yo tuve mucho que ver. Yo no podría defender algo de lo que no estoy convencido. Sobre todo cuando la ciudad ha recibido tanto apoyo de provincia y de Nación. Los mensajes que se mandan desde el Ejecutivo municipal son claramente contradictorios. La gobernadora mandó a uno de los hombres principales de su gabinete a ordenar Mar del Plata, como es Joaquín de la Torre. Pero después salen con unas declaraciones, decisiones o en la tapa de una revista farandulezca... el mensaje es muy contradictorio.

Comentarios

Tato Serebrinsky: “Baragiola es la candidata más conocida, pero no es la única”

El dirigente radical le reclamó a la secretaria de Desarrollo Social que resuelva si quiere ser "candidata de Arroyo o del radicalismo".

El dirigente radical Gustavo “Tato” Serebrinsky señaló que la UCR debe tener una fuerte presencia en las lista de Cambiemos en las próximas elecciones y si bien admitió que Vilma Baragiola es la mejor posicionada advirtió que “no es la única candidata” que tiene el partido. Sin embargo, el exdiputado nacional remarcó que es fundamental que la actual secretaria de Desarrollo Social resuelva “si quiere ser candidata de Arroyo o del radicalismo”.

En esa línea, entendió que si opta por ser la representante del intendente hay otros dirigentes, como Sebastián Puglisi, Oscar Pagni, Verónica Hourquebié o Carlos Katz que también tienen méritos suficientes para ser candidatos. “Yo me autoexcluyo. En cualquier escenario ser concejal del oficialismo sería tener que aceptar lo que decide el Ejecutivo. Y yo no podría aceptar, por lo menos lo que veo hasta ahora”, sostuvo Serebrinsky en diálogo con 0223.

-¿Cómo ves a Cambiemos?

-El radicalismo ha conformado un acuerdo que lo sostiene y que ha funcionado bien. El radicalismo tenía pocas posibilidades electorales por sí solo. Este acuerdo ganó en la provincia de Buenos Aires, lo que fue una sorpresa e inesperado. Y se fue consolidando con fuerza con los matices propios que tenemos y las visiones que tenemos cada uno de los sectores que lo componemos.

Tenemos nuestra propia identidad, nuestra historia y por suerte nuestro futuro porque el radicalismo dentro de esa coalición es el partido con mayores cuadros técnicos, experiencia de gestión, es importante el rol del radicalismo en Cambiemos.

-Han tenido una postura crítica hacia el intendente. ¿Cómo lo están viendo ahora?

-Hemos tenido una postura crítica, pero no es el radicalismo, son los vecinos, los ciudadanos. Esa es mi humilde visión y casi a título personal. No tiene que ver con una postura política. La mayoría de los marplatenses tenían otra expectativa de lo que iba a ser el gobierno municipal.

Pero como contrapartida, el radicalismo ha puesto sus mejores hombres y mujeres a formar parte del gabinete. La verdad que podría ser mucho peor si esto lo manejase nada más que Agrupación Atlántica  u otro partido. El radicalismo no ha puesto poco, ha puesto en juego todo lo que tenía para que este gobierno municipal funcione como corresponde. A pesar de las decisiones que se toman desde la cabeza de gobierno que son claramente contradictorias.

-¿Cómo encaran este año electoral desde el partido?

-Falta mucho. Venimos de una elección muy importante y ya estamos hablando de otra elección. La realidad es que hay que gobernar y la responsabilidad de gobernar está por encima de cualquier otra responsabilidad en el accionar político, espero que lo entiendan todos. Mar del Plata tiene una situación difícil en lo económico, en lo social, pero también en lo administrativo y funcional del municipio. Tenemos que discutir estas cuestiones. Y en ese sentido el radicalismo, con un gran de madurez y responsabilidad importante, está generando un encuentro programático de primer nivel, con diferentes comisiones y temáticas que solo el radicalismo puede encarar. Viene gente de mucha importancia para aportar ideas y soluciones a las cosas concretas.

Tampoco somos ingenuos. Se viene la cuestión electoral y hay precandidatos que manifiestan y tienen derecho a pretender ser electo concejal. Hay que ver qué hace Vilma que últimamente fue nuestra referente y es la que mayor caudal de votos ha manifestado en las elecciones. Ella tiene que decidir si quiere ser concejal o senadora. Pero para mí la pregunta fundamental es si va a ser la candidata de Arroyo o del radicalismo. Si es la candidata de Arroyo algunos no estamos dispuestos a acompañarla. Si es del radicalismo nos tendremos que sentar en una mesa para ver qué hacemos. No es la única candidata, está Sebastián Puglisi, está Carlos Katz, está Verónica Hourquebié, Oscar Pagni hay concejales que terminan su mandato. Todos tienen su derecho a formar parte de una lista de concejales.

-¿Te parece difícil una lista de unidad?

-Si encabeza una lista hay que ver en qué contexto. Hoy se visualiza que está más para ser la candidata de Arroyo. Pero hay más. Incluso, después de Vilma yo soy una de las personas con mayor nivel de conocimiento en el radicalismo, pero me autoexcluyo. En cualquier escenario ser concejal del oficialismo sería tener que aceptar lo que decide el Ejecutivo. Esas son las reglas del juego. Y yo no podría aceptar, por lo menos de lo que veo hasta ahora, las decisiones que toma el actual gobierno municipal. Puntualmente Arroyo. No voy a responsabilizar a todos los concejales y a todos los funcionarios. Yo no coincido porque no es lo que me manifestó a mí durante la campaña, no es lo que hablábamos a solas, no es lo que acordamos cuando hicimos un acuerdo programático, donde yo tuve mucho que ver. Yo no podría defender algo de lo que no estoy convencido. Sobre todo cuando la ciudad ha recibido tanto apoyo de provincia y de Nación. Los mensajes que se mandan desde el Ejecutivo municipal son claramente contradictorios. La gobernadora mandó a uno de los hombres principales de su gabinete a ordenar Mar del Plata, como es Joaquín de la Torre. Pero después salen con unas declaraciones, decisiones o en la tapa de una revista farandulezca... el mensaje es muy contradictorio.

Conectar
Crear cuenta