0223.com.ar
Strudel, un clásico de la cocina húngara

Strudel, un clásico de la cocina húngara

Por Javier Díaz

Este fin de semana viajamos culinariamente hacia el centro de Europa para ofrecerles una receta dulce típica de Hungría: strudel. 

Receta

Vamos a empezar mezclando en un bol dos cucharadas de aceite neutro, un huevo y 150 centímetros cúbicos de agua. Unimos bien y le agregamos 300 gramos de harina y 5 gramos de sal, hasta formar una masa uniforme y recién ahí nos ponemos a amasar. Esta masa termina quedando muy fina por lo que vamos a necesitar un proceso de amasado diferente.

Agarramos el bollo y lo vamos a golpear contra la mesada hasta que se vuelva más lisa, unos 7-8 minutos. La masa se tiene que despegar de la mesada. Golpeamos, giramos el bollo y volvemos a golpear.

Una vez que quedó lisa y sin pegarse, vamos a pintar la masa con aceite y la envolvemos en papel film para que no tenga contacto con el aire. La dejamos descansar una hora.

Recién ahí en una mesada grande vamos a estirar un lienzo (limpio) y lo vamos a espolvorear con harina o fécula. Llevamos la masa al lienzo y con la ayuda de un palo de vamos a formar un rectángulo. En este punto necesitamos la ayuda de alguien, vamos a tomar la masa de a 2 persona y con el revés de la mano y los nudillos vamos a empezar a estirar la masa muy suavemente, con mucha paciencia, como separando las manos. Giraremos la masa para ir estirándola de forma pareja y con mucho cuidado de que no se nos hagan agujeros.

Cuando la masa ya está bastante estirada, para no romperla, la apoyamos en el lienzo y recién ahí vamos a estirar los bordes. Esta masa tiene que quedar casi transparente. Cuando logramos esto vamos a retirar los bordes más gruesos con una tijera, y vamos a dejar orear la masa unos 10 minutos antes de rellenarla para que se seque.

En cuanto a los rellenos tenemos dulces y salados, y en los dos casos suele tener una particularidad, sobre la masa se esparce pan rallado frito en manteca antes de colocar el relleno.

El relleno dulce por excelencia es el de manzana, y para hacerlo (aparte del pan ) vamos a usar manzanas verdes peladas cortadas bien finitas, que dispondremos en una franja de la masa, dejando un borde de unos 10 centímetros, un poco de azúcar espolvoreada, canela molida (ojo con pasarse) unas nueces y unas pasas rubias sin semilla previamente remojadas.

Una opción de relleno salado puede ser cebollas rehogadas con queso de cabra (o el que tengamos) y usas semillas de amapola.

Cualquiera sea el relleno, vamos a enrollar la masa sobre si, muy suavemente con la ayuda del lienzo, llevaremos a una placa con el ultimo pliegue hacia abajo, pintamos con manteca y cocinamos en horno medio hasta que la masa queda crocante, unos 45 minutos, retiramos del horno y volvemos a pintar con manteca.

Comentarios

Strudel, un clásico de la cocina húngara

Este fin de semana viajamos culinariamente hacia el centro de Europa para ofrecerles una receta dulce típica de Hungría: strudel. 

Receta

Vamos a empezar mezclando en un bol dos cucharadas de aceite neutro, un huevo y 150 centímetros cúbicos de agua. Unimos bien y le agregamos 300 gramos de harina y 5 gramos de sal, hasta formar una masa uniforme y recién ahí nos ponemos a amasar. Esta masa termina quedando muy fina por lo que vamos a necesitar un proceso de amasado diferente.

Agarramos el bollo y lo vamos a golpear contra la mesada hasta que se vuelva más lisa, unos 7-8 minutos. La masa se tiene que despegar de la mesada. Golpeamos, giramos el bollo y volvemos a golpear.

Una vez que quedó lisa y sin pegarse, vamos a pintar la masa con aceite y la envolvemos en papel film para que no tenga contacto con el aire. La dejamos descansar una hora.

Recién ahí en una mesada grande vamos a estirar un lienzo (limpio) y lo vamos a espolvorear con harina o fécula. Llevamos la masa al lienzo y con la ayuda de un palo de vamos a formar un rectángulo. En este punto necesitamos la ayuda de alguien, vamos a tomar la masa de a 2 persona y con el revés de la mano y los nudillos vamos a empezar a estirar la masa muy suavemente, con mucha paciencia, como separando las manos. Giraremos la masa para ir estirándola de forma pareja y con mucho cuidado de que no se nos hagan agujeros.

Cuando la masa ya está bastante estirada, para no romperla, la apoyamos en el lienzo y recién ahí vamos a estirar los bordes. Esta masa tiene que quedar casi transparente. Cuando logramos esto vamos a retirar los bordes más gruesos con una tijera, y vamos a dejar orear la masa unos 10 minutos antes de rellenarla para que se seque.

En cuanto a los rellenos tenemos dulces y salados, y en los dos casos suele tener una particularidad, sobre la masa se esparce pan rallado frito en manteca antes de colocar el relleno.

El relleno dulce por excelencia es el de manzana, y para hacerlo (aparte del pan ) vamos a usar manzanas verdes peladas cortadas bien finitas, que dispondremos en una franja de la masa, dejando un borde de unos 10 centímetros, un poco de azúcar espolvoreada, canela molida (ojo con pasarse) unas nueces y unas pasas rubias sin semilla previamente remojadas.

Una opción de relleno salado puede ser cebollas rehogadas con queso de cabra (o el que tengamos) y usas semillas de amapola.

Cualquiera sea el relleno, vamos a enrollar la masa sobre si, muy suavemente con la ayuda del lienzo, llevaremos a una placa con el ultimo pliegue hacia abajo, pintamos con manteca y cocinamos en horno medio hasta que la masa queda crocante, unos 45 minutos, retiramos del horno y volvemos a pintar con manteca.

Conectar
Crear cuenta