0223.com.ar
La secundaria Nº24 ex "Manuel Belgrano" pide por un padrino que la ayude

La secundaria Nº24 ex "Manuel Belgrano" pide por un padrino que la ayude

Por Redacción 0223

El Consejo Escolar no se responsabiliza por las lamentables condiciones del edificio, por eso las autoridades piden auxilio a las empresas privadas que puedan solidarizarse. "La mampostería está por caerse arriba de los chicos", contó el director.

La Escuela de Educación Media Nº24 ex "Manuel Belgrano" grita por ayuda. "Las condiciones son cada vez más lamentables y se hace imposible sostenerla sólo con la cooperadora", explicó a 0223 Walter Catanzaro, director de la secundaria que funciona en el turno tarde y comparte edificio con la E.E.M Nº 22 ex Colegio Nacional "Mariano Moreno". 

Por ese motivo, las autoridades emprendieron la búsqueda de uno o varios padrinos que los puedan ayudar. Quizás una empresa que brinde materiales para la construcción y así "poner a la escuela en el lugar que estaba, la mejor en Sudamérica".

"Durante el verano hicimos un relevamiento y notificamos al Consejo Escolar, pero no hacen nada", comentó con mucha tristeza Catanzaro. "La mampostería está por caerse arriba de los chicos literalmente", denunció.

Además, hay serios problemas de electricidad y agua, los baños están deplorables y tanto los revoques como la mampostería se cae. "El edificio es viejo y con la cooperadora pintamos, pero no se llega a mucho, sería bárbaro que nos puedan ayudar y después nosotros haríamos los arreglos mínimos y de mantenimiento", finalizó el director de la institución ubicada en Mitre 2574.

Hace dos años, el laboratorio escolar pudo volver a funcionar gracias a los aportes de una química privada que regala o vende al costo los insumos necesarios para las clases de los chicos. Es por ello que las autoridades escolares se animan a pedirle a otras empresas una ayuda similar. 

Pareciera que el haber sido declarado Bien de Interés Cultural incorporado al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires a fines de 2006, no sirvió de mucho. Una vez más el Estado aparece invisible a las problemáticas edilicias en las escuelas públicas.  

 

 

 

Comentarios

La secundaria Nº24 ex "Manuel Belgrano" pide por un padrino que la ayude

El Consejo Escolar no se responsabiliza por las lamentables condiciones del edificio, por eso las autoridades piden auxilio a las empresas privadas que puedan solidarizarse. "La mampostería está por caerse arriba de los chicos", contó el director.

La Escuela de Educación Media Nº24 ex "Manuel Belgrano" grita por ayuda. "Las condiciones son cada vez más lamentables y se hace imposible sostenerla sólo con la cooperadora", explicó a 0223 Walter Catanzaro, director de la secundaria que funciona en el turno tarde y comparte edificio con la E.E.M Nº 22 ex Colegio Nacional "Mariano Moreno". 

Por ese motivo, las autoridades emprendieron la búsqueda de uno o varios padrinos que los puedan ayudar. Quizás una empresa que brinde materiales para la construcción y así "poner a la escuela en el lugar que estaba, la mejor en Sudamérica".

"Durante el verano hicimos un relevamiento y notificamos al Consejo Escolar, pero no hacen nada", comentó con mucha tristeza Catanzaro. "La mampostería está por caerse arriba de los chicos literalmente", denunció.

Además, hay serios problemas de electricidad y agua, los baños están deplorables y tanto los revoques como la mampostería se cae. "El edificio es viejo y con la cooperadora pintamos, pero no se llega a mucho, sería bárbaro que nos puedan ayudar y después nosotros haríamos los arreglos mínimos y de mantenimiento", finalizó el director de la institución ubicada en Mitre 2574.

Hace dos años, el laboratorio escolar pudo volver a funcionar gracias a los aportes de una química privada que regala o vende al costo los insumos necesarios para las clases de los chicos. Es por ello que las autoridades escolares se animan a pedirle a otras empresas una ayuda similar. 

Pareciera que el haber sido declarado Bien de Interés Cultural incorporado al Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires a fines de 2006, no sirvió de mucho. Una vez más el Estado aparece invisible a las problemáticas edilicias en las escuelas públicas.  

 

 

 

Conectar
Crear cuenta