0223.com.ar
Alejandro Gómez, el teatro con mayúsculas

Alejandro Gómez, el teatro con mayúsculas

Javier Escope Mombrú

“Actuamos desde que nos levantamos, no existe un momento del día en que no lo hagamos porque es muy difícil ser uno mismo en nuestra sociedad”, dice Alejandro Gómez.

Este artista multifacético tuvo una banda de rock, cantó con Juan y Juan y actuó con Donald en una película filmada en Mar del Plata. Y eligió “ser actor”. “Desde chico me di cuenta que actuar es como jugar”, cuenta.

Don Francesco, uno de los personajes de La Nonna de Roberto Tito Cossa es uno de los que más lo identifica. “Hermoso… perdido de pasión y amor detrás de una mujer joven. La obra en sí es una metáfora de época que corría”, lo define.

De aquella obra, además, recuerda lo mucho que aprendió con Jorge Taglione, “uno de mis tantos referentes como actores”. “Trabajar con él debajo y sobre el escenario fue una experiencia enriquecedora”.

“Cuando dirijo busco contenido y excelencia respecto de la obra, con los actores constancia, puntualidad y respeto. Mi trayectoria laboral está marcada por Usurpados, una obra de mi autoría. Allí dirigí a Marina Porcel y Norberto García: signó un inicio en el teatro marplatense, no sólo por cuatro nominaciones y dos Estrella de Mar, sino porque habla de los que menos tienen, los desposeídos, los invisibles… El público la sigue pidiendo y si Dios quiere, volvemos en 2018”, anticipa Alejandro.

“A mi edad casi no tengo asignaturas pendientes, salvo quizás que alguna compañía de Capital me ofrezca algo interesante en las obras que pasan por nuestra ciudad. Creo que mi carrera ya es mi futuro: casi no hay protagónicos para personas mayores”, dice este hombre que vive su compromiso con el teatro con mayúsculas.

 

Comentarios

Alejandro Gómez, el teatro con mayúsculas

“Actuamos desde que nos levantamos, no existe un momento del día en que no lo hagamos porque es muy difícil ser uno mismo en nuestra sociedad”, dice Alejandro Gómez.

Este artista multifacético tuvo una banda de rock, cantó con Juan y Juan y actuó con Donald en una película filmada en Mar del Plata. Y eligió “ser actor”. “Desde chico me di cuenta que actuar es como jugar”, cuenta.

Don Francesco, uno de los personajes de La Nonna de Roberto Tito Cossa es uno de los que más lo identifica. “Hermoso… perdido de pasión y amor detrás de una mujer joven. La obra en sí es una metáfora de época que corría”, lo define.

De aquella obra, además, recuerda lo mucho que aprendió con Jorge Taglione, “uno de mis tantos referentes como actores”. “Trabajar con él debajo y sobre el escenario fue una experiencia enriquecedora”.

“Cuando dirijo busco contenido y excelencia respecto de la obra, con los actores constancia, puntualidad y respeto. Mi trayectoria laboral está marcada por Usurpados, una obra de mi autoría. Allí dirigí a Marina Porcel y Norberto García: signó un inicio en el teatro marplatense, no sólo por cuatro nominaciones y dos Estrella de Mar, sino porque habla de los que menos tienen, los desposeídos, los invisibles… El público la sigue pidiendo y si Dios quiere, volvemos en 2018”, anticipa Alejandro.

“A mi edad casi no tengo asignaturas pendientes, salvo quizás que alguna compañía de Capital me ofrezca algo interesante en las obras que pasan por nuestra ciudad. Creo que mi carrera ya es mi futuro: casi no hay protagónicos para personas mayores”, dice este hombre que vive su compromiso con el teatro con mayúsculas.

 

Conectar
Crear cuenta