0223.com.ar
Jubilado denunció que le allanaron la casa por error, hirieron a su nieto y le robaron 12 mil pesos

Jubilado denunció que le allanaron la casa por error, hirieron a su nieto y le robaron 12 mil pesos

Por Redacción 0223

El hombre de 67 años dijo que les rompieron la puerta, estuvieron cuatro horas en el lugar y dispararon postazos de goma. El dinero estaba destinado a la compra de su pierna ortopédica.

“Somos muy pobres, apenas tenemos para comer, pero tenemos mucha dignidad y valores”. Luis Leonardo Lamilla le dijo a 0223 la misma frase que puso en la denuncia que con el patrocinio de la Casa del Trabajador presentó en las últimas horas por el violento allanamiento que sufrió la semana pasada en su casa del barrio Santa Rosa del Mar. El hombre dijo que tras el operativo que duró cuatro horas, descubrieron el faltante de doce mil pesos que estaban reservados para la compra de una pierna ortopédica.

Lamilla contó que minutos antes de las dos de la tarde del martes 11, un grupo de policías fuertemente armados llegaron a la vivienda ubicada en la calle 433 bis entre  50 y 52. “Sin mediar palabra tiraron abajo la puerta e ingresaron al lugar donde estaba con mi mujer, mi nuera, mis nietos menores y empezaron a apuntarnos en la cabeza”, relató.

En su denuncia -que recayó en la Fiscalía 12 a cargo de Lorena Irigoyen-  el hombre de 67 años dijo que si bien se sorprendieron por la magnitud del operativo no ofrecieron resistencia alguna, pero que igual los apuntaban con las armas mientras les exigían que entregaran “el oro y las joyas del juez Trogu”.

“Desde hace aproximadamente un año no puedo caminar, ya que me cortaron una pierna y a pesar de esto me obligaban a que caminara. Mi nieto recibió un disparo de bala de goma en su pierna cuando intentaba calmar a su hermanito menor que se había asustado y le dispararon a mis animales domésticas y amenazan con matar a mi perrita”, explicó en otro tramo de su denuncia. Según el hombre, los policías obligaron a su mujer y a su nuera a desnudarse para revisar su vagina aduciendo que tenían la joya escondida.

Cuatro horas después del comienzo del operativo, el personal se retiró sin encontrar nada de lo que buscaban. “Era obvio porque nosotros no le robamos a ningún Juez ni a nadie, ni guardábamos en nuestra casa sus pertenencias. Aparentemente se me acusa de un robo, siendo insólito esto ya que no puedo caminar,  no tengo antecedentes penales y no tuve absolutamente nada que ver con el robo de las millonarias joyas”.

Lamilla agregó que cuando el personal se retiró de la vivienda, recuperaron la calma y comenzaron a ordenar el lugar descubrieron que se habían llevado doce mil pesos que había ahorrado para comprarse la pierna ortopédica. “Revisaron toda la casa, la encontraron y se la llevaron”, denunció.

Antes de solicitar que se le devuelva el dinero sustraído y que se le reponga la puerta que destrozaron en el operativo, el jubilado sostuvo que los chicos están atemorizados. “No duermen, necesitan un tratamiento psicológico que no puedo brindarles por falta de recursos”, agregó.

“Lamento mucho el hecho del cual fue víctima el juez y espero que pronto pueda recuperar sus joyas,  pero quiero que sepa que yo no tengo absolutamente nada que ver con el robo de las mismas”, concluyó.

Comentarios

Jubilado denunció que le allanaron la casa por error, hirieron a su nieto y le robaron 12 mil pesos

El hombre de 67 años dijo que les rompieron la puerta, estuvieron cuatro horas en el lugar y dispararon postazos de goma. El dinero estaba destinado a la compra de su pierna ortopédica.

“Somos muy pobres, apenas tenemos para comer, pero tenemos mucha dignidad y valores”. Luis Leonardo Lamilla le dijo a 0223 la misma frase que puso en la denuncia que con el patrocinio de la Casa del Trabajador presentó en las últimas horas por el violento allanamiento que sufrió la semana pasada en su casa del barrio Santa Rosa del Mar. El hombre dijo que tras el operativo que duró cuatro horas, descubrieron el faltante de doce mil pesos que estaban reservados para la compra de una pierna ortopédica.

Lamilla contó que minutos antes de las dos de la tarde del martes 11, un grupo de policías fuertemente armados llegaron a la vivienda ubicada en la calle 433 bis entre  50 y 52. “Sin mediar palabra tiraron abajo la puerta e ingresaron al lugar donde estaba con mi mujer, mi nuera, mis nietos menores y empezaron a apuntarnos en la cabeza”, relató.

En su denuncia -que recayó en la Fiscalía 12 a cargo de Lorena Irigoyen-  el hombre de 67 años dijo que si bien se sorprendieron por la magnitud del operativo no ofrecieron resistencia alguna, pero que igual los apuntaban con las armas mientras les exigían que entregaran “el oro y las joyas del juez Trogu”.

“Desde hace aproximadamente un año no puedo caminar, ya que me cortaron una pierna y a pesar de esto me obligaban a que caminara. Mi nieto recibió un disparo de bala de goma en su pierna cuando intentaba calmar a su hermanito menor que se había asustado y le dispararon a mis animales domésticas y amenazan con matar a mi perrita”, explicó en otro tramo de su denuncia. Según el hombre, los policías obligaron a su mujer y a su nuera a desnudarse para revisar su vagina aduciendo que tenían la joya escondida.

Cuatro horas después del comienzo del operativo, el personal se retiró sin encontrar nada de lo que buscaban. “Era obvio porque nosotros no le robamos a ningún Juez ni a nadie, ni guardábamos en nuestra casa sus pertenencias. Aparentemente se me acusa de un robo, siendo insólito esto ya que no puedo caminar,  no tengo antecedentes penales y no tuve absolutamente nada que ver con el robo de las millonarias joyas”.

Lamilla agregó que cuando el personal se retiró de la vivienda, recuperaron la calma y comenzaron a ordenar el lugar descubrieron que se habían llevado doce mil pesos que había ahorrado para comprarse la pierna ortopédica. “Revisaron toda la casa, la encontraron y se la llevaron”, denunció.

Antes de solicitar que se le devuelva el dinero sustraído y que se le reponga la puerta que destrozaron en el operativo, el jubilado sostuvo que los chicos están atemorizados. “No duermen, necesitan un tratamiento psicológico que no puedo brindarles por falta de recursos”, agregó.

“Lamento mucho el hecho del cual fue víctima el juez y espero que pronto pueda recuperar sus joyas,  pero quiero que sepa que yo no tengo absolutamente nada que ver con el robo de las mismas”, concluyó.

Conectar
Crear cuenta