0223.com.ar
Pastizales, basura y un guardaparque con caballo prestado: así está Parque Camet

Pastizales, basura y un guardaparque con caballo prestado: así está Parque Camet

Por Redacción 0223

El último temporal que azotó Mar del Plata dejó cientos de evacuados y gran parte de la ciudad bajo el agua. En Parque Camet el panorama no fue mejor: durante ese fin de semana de lluvia y vientos fuertes, se desprendió una gran rama de uno de uno de los árboles del lugar y un hombre terminó internado en el hospital Interzonal a raíz de las lesiones que sufrió. Ese mismo día se cayó una columna de alumbrado público.

Si bien este caso podría encuadrarse como un hecho fortuito provocado por los embates de la naturaleza, el estado general del predio deja en evidencia años de abandono.    

“Esto no es nuevo, la desidia no es de ahora”, coinciden vecinos de la zona, quien aseguran que, al no contar con un cerco perimetral, el predio se convirtió en el escondite predilecto de los delincuentes que asaltan a los residentes del barrio. En el interior, la situación es similar. “Se han robado hasta las vigas de los trenes que pesan 300 kilos”, advierten, sorprendidos.

Aunque en el acceso al Parque Camet todo aparenta en orden y limpio, hacia al fondo el panorama es desolador: pastizales de medio metro, basura dispersa en cada rincón, canchas de fútbol invadidas por la maleza y caballos sueltos y sin dueño, son parte del paisaje.

En el predio hay un único guardaparque que ni siquiera tiene un vehículo propio y debe recorrer el parque con un caballo de 35 años que le prestó un vecino. El animal tampoco se salvó de la inseguridad: este viernes le robaron el bozal.

Comentarios

Pastizales, basura y un guardaparque con caballo prestado: así está Parque Camet

El último temporal que azotó Mar del Plata dejó cientos de evacuados y gran parte de la ciudad bajo el agua. En Parque Camet el panorama no fue mejor: durante ese fin de semana de lluvia y vientos fuertes, se desprendió una gran rama de uno de uno de los árboles del lugar y un hombre terminó internado en el hospital Interzonal a raíz de las lesiones que sufrió. Ese mismo día se cayó una columna de alumbrado público.

Si bien este caso podría encuadrarse como un hecho fortuito provocado por los embates de la naturaleza, el estado general del predio deja en evidencia años de abandono.    

“Esto no es nuevo, la desidia no es de ahora”, coinciden vecinos de la zona, quien aseguran que, al no contar con un cerco perimetral, el predio se convirtió en el escondite predilecto de los delincuentes que asaltan a los residentes del barrio. En el interior, la situación es similar. “Se han robado hasta las vigas de los trenes que pesan 300 kilos”, advierten, sorprendidos.

Aunque en el acceso al Parque Camet todo aparenta en orden y limpio, hacia al fondo el panorama es desolador: pastizales de medio metro, basura dispersa en cada rincón, canchas de fútbol invadidas por la maleza y caballos sueltos y sin dueño, son parte del paisaje.

En el predio hay un único guardaparque que ni siquiera tiene un vehículo propio y debe recorrer el parque con un caballo de 35 años que le prestó un vecino. El animal tampoco se salvó de la inseguridad: este viernes le robaron el bozal.

Conectar
Crear cuenta