María eugenia vidal

8 de Agosto de 2017 19:51

Caso Bernaola: "Le dije a Vidal que a Sasso lo tratan como a un rey en Balcarce"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, fue este lunes a al sede del club Quilmes, donde se realizó el acto de campaña encabezado por la gobernadora María Eugenia Vidal. Ella, que llegó invitada por un amigo, se paró en una silla y mostró la remera con la cara de su hija, asesinada hace dos meses en un siniestro vial en Alberti y la Costa.

-¿Vos sos Verónica?- le preguntó una mujer que se acercó.

-Sí.

-Vení, acompañame.

Instantes después se sentó frente a la gobernadora para charlar sobre el caso de su hijo. Verónica, quien rechazó una foto para que no sea utilizada electoralmente, le dijo a Vidal que está en contra de las condiciones de detención que tiene Federico Sasso, el único imputado por e homicidio.

"Le dije que no me gustaba lo que hacían en Balcarce, que lo tenían como un rey al señor: festeja el día de padre, juega a la play, todas cosas que no corresponden. Hace dos meses que está allá. Ya está, es una persona que mató, no existe que un homicida esté dos meses en una comisaría", contó este martes, sentada en el kiosco en el que trabaja en la zona sur, en una charla con 0223.

Verónica dijo que cuando llegó al club Quilmes se sintió "un poco rara" por estar en un acto político. Sin embargo, destacó que que "como persona" la mandataria provincial le pareció "super humana". 

"Me dijo que estaba al tanto del caso de Lucía, que es terrible lo que pasó. Que cuando el procurador de La Plata se lo contó ella quedó un poco en shock, porque Lucía fue la que murió, pero también hay 8 chicos lastimados. Me dijo que tenía todo su apoyo, tanto económico, como civil y penal, todo lo que se pueda hacer", relató la mamá de la joven arrollada. 

En ese momento, los asesores le propusieron sacarse una foto, pero Verónica lo rechazó. "Le dije que no, que quede entre nosotros la charla, yo la voy a contar porque no tengo que ocultar nada, pero no me gusta que se meta la política en el caso de Lucía", dijo y contó que la gobernadora aceptó de buena manera su decisión.

 

"Creo que va a haber justicia"

Este lunes se supo que el fiscal Pablo Cistoldi pidió que Federico Sasso vaya a juicio oral y público acusado del delito de homicidio simple. "La verdad que fue muy rápido, a dos meses de la muerte de ella sinceramente no lo esperaba. Hay pruebas de sobra por eso se eleva tan rápido a juicio", dijo Verónica y razonó: "Creo que va a haber justicia en el caso de Lucía".

Más allá de eso, dijo que todavía no puede creer "que Lucía no esté". "Que se me haya ido de la forma tan triste, que no haya podido tocarle una mano, mirarla a los ojos. Yo cuando la vi a Lucía la vi tapada. Ni me quiero imaginar en qué estado estaba. No me animé a verla, me contaron", relató.

Allí, dijo que prefiere "recordarla" como la despidió a las 11 de la noche. "Tan linda, se había producido para salir a divertirse".

Más allá de la explosión mediática del caso, la mujer relató que nada cambió. "Veo gente conduciendo alcoholizada, el otro día salió uno a los tiros. Nadie toma consciencia. Pero ¿sabés por qué? Porque no te pasa. Y son los jóvenes: Yo salgo, tomo me drogo, soy canchero, ando rápido. Porque se creen siempre más, así vivimos con los jóvenes de hoy. Y así pasan las cosas que pasan", opinó.

Recordó que ella recibió críticas porque Lucía, con 14 años, estaba junto a su novio y los amigos a las 2.30 de la mañana en esa zona. "Y yo pregunto: ¿cuál es el problema? Estaba divirtiéndose. Estaba en una vereda, en perfecto estado, hasta que un loco la mató contra un paredón. Si me preguntás en qué me equivoqué no me voy a hacer cargo de eso. Ella estaba en perfectas condiciones", dijo y continuó: "¿Quiénes son los que salen alcoholizados? Federico Sasso. No es como dijo él que se tomó una botella. Aparte de la botella de vino que se tomó había alcohol en ese auto, dos botellas más. Y no hablemos lo que habrá tomado antes".