0223.com.ar
Desalojo de 34 familias: les darán un terreno y gestionarán viviendas

Desalojo de 34 familias: les darán un terreno y gestionarán viviendas

Por Redacción 0223

Los dueños del predio ubicado en el barrio San Carlos aportarán la tierra y se gestionará con el Instituto de la Vivienda la construcción de las casas para lograr una salida acordada.

Graciela y su familia hace 40 años que viven en una casa ubicada en el asentamiento ubicado en Bernardo de Irigoyen entre Larrea y Vieytes. Ella, al igual que las otras 33 familias que viven en el lugar, se enteraron hace algunos meses que la Justicia había fallado a favor de los propietarios del terreno y ordenado el desalojo.

Se trata de familias de trabajo, que nunca pudieron regularizar su situación en el barrio San Carlos. Muchos de ellos, contaron, las heredaron de sus padres o abuelos que se instalaron cuando el lugar estaba bastante más despoblado. Hoy, con el Mar del Plata Golf Club a escasos metros, un hotel cinco estrellas prácticamente lindante, esos terrenos valen millones. 

Ver más: Conflicto por el desalojo de 34 familias del barrio San Carlos

Ante los primeros intentos de sacarlos de allí por la fuerza, los vecinos se organizaron y ahora negocian una salida ordenada, que incluye un terreno y la gestión para que el Instituto de la Vivienda les entregue nuevas casas. La primera medida fue aplicar una ley sancionada el año pasado por la Legislatura Bonaerense que suspende por un año los desalojos en villas y asentamientos. Ante este escenario, los propietarios iniciaron una negociación con los habitantes del asentamiento, en el cual también intervino la Defensoría del Pueblo.   

En ese contexto, las dos herederas propietarias del terreno asumieron el compromiso de donarles a las familias un predio para que puedan reubicarse. Hasta el momento, si bien hubo varias propuestas, no se definió el lugar en el que se reubicarán, pero fuentes judiciales consultadas por 0223 comentaron que el tema venía bien encaminado.

Las familias buscan un terreno por la zona para no desestructurarles la vida a los chicos que viven en el lugar, que van a la escuela (jardín, primaria y secundaria) allí.

En paralelo, se iniciaron gestiones con las autoridades del Instituto de la Vivienda de la Provincia para que aporte las casas para las familias que, en algunos casos, hace más de cuatro décadas habitan el asentamiento.

“Yo hace 40 años que vivo acá. Vinieron un día con la orden de desalojo y nosotros planteamos que viven muchas familias, toda gente de trabajo”, contó Antonio a 0223.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Desalojo de 34 familias: les darán un terreno y gestionarán viviendas

Los dueños del predio ubicado en el barrio San Carlos aportarán la tierra y se gestionará con el Instituto de la Vivienda la construcción de las casas para lograr una salida acordada.

Graciela y su familia hace 40 años que viven en una casa ubicada en el asentamiento ubicado en Bernardo de Irigoyen entre Larrea y Vieytes. Ella, al igual que las otras 33 familias que viven en el lugar, se enteraron hace algunos meses que la Justicia había fallado a favor de los propietarios del terreno y ordenado el desalojo.

Se trata de familias de trabajo, que nunca pudieron regularizar su situación en el barrio San Carlos. Muchos de ellos, contaron, las heredaron de sus padres o abuelos que se instalaron cuando el lugar estaba bastante más despoblado. Hoy, con el Mar del Plata Golf Club a escasos metros, un hotel cinco estrellas prácticamente lindante, esos terrenos valen millones. 

Ver más: Conflicto por el desalojo de 34 familias del barrio San Carlos

Ante los primeros intentos de sacarlos de allí por la fuerza, los vecinos se organizaron y ahora negocian una salida ordenada, que incluye un terreno y la gestión para que el Instituto de la Vivienda les entregue nuevas casas. La primera medida fue aplicar una ley sancionada el año pasado por la Legislatura Bonaerense que suspende por un año los desalojos en villas y asentamientos. Ante este escenario, los propietarios iniciaron una negociación con los habitantes del asentamiento, en el cual también intervino la Defensoría del Pueblo.   

En ese contexto, las dos herederas propietarias del terreno asumieron el compromiso de donarles a las familias un predio para que puedan reubicarse. Hasta el momento, si bien hubo varias propuestas, no se definió el lugar en el que se reubicarán, pero fuentes judiciales consultadas por 0223 comentaron que el tema venía bien encaminado.

Las familias buscan un terreno por la zona para no desestructurarles la vida a los chicos que viven en el lugar, que van a la escuela (jardín, primaria y secundaria) allí.

En paralelo, se iniciaron gestiones con las autoridades del Instituto de la Vivienda de la Provincia para que aporte las casas para las familias que, en algunos casos, hace más de cuatro décadas habitan el asentamiento.

“Yo hace 40 años que vivo acá. Vinieron un día con la orden de desalojo y nosotros planteamos que viven muchas familias, toda gente de trabajo”, contó Antonio a 0223.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar