0223.com.ar
A Quilmes le quedaron esquirlas del clásico y perdió en Comodoro

A Quilmes le quedaron esquirlas del clásico y perdió en Comodoro

Por Redacción 0223

Gimnasia sacó una amplia diferencia en el primer tiempo y terminó ganando por 83 a 59 ante el "tricolor", que no pudo plasmar su defensa con intensidad y estuvo errático en ataque.
 

Sin dejar dudas, desde el salto inicial hasta la chicharra final, Gimnasia de Comodoro Rivadavia se desquistó de la derrota que sufrió hace una semana en Mar del Plata y le asestó un nuevo golpe a Quilmes que venía de perder el clásico ante Peñarol en suplementario. El conjunto de Javier Bianchelli no tuvo un buen arranque de partido y no se pudo recuperar de eso, cayó 83 a 59 y sufrió el goleo de Dwight Lewis, la figura de la noche con 29 puntos. 

El tanteador lo inauguró Lucas Ortiz para la visita. Empezaron el partido erráticos ambos y Eloy Vargas se hizo cargo los primeros minutos de la ofensiva local convirtiendo todos los tantos del equipo, para que a falta de 5.29m esté el “Verde” ganando por uno (6-5). Gimnasia ajustó en defensa, el “Cervecero” no encontró efectividad  y con dos triples consecutivos (Dwight Lewis y Sebastián Vega),  se pusieron arriba los del sur por 12 a 5. El venezolano Lewis tuvo un gran primer cuarto (14 puntos), y los dirigidos por Martín Villagrán se fueron ganando el parcial 23-12.

El segundo tuvo un arranque  flojo, ya que por más de dos minutos ninguno de los dos encestó. Rompió la sequía Vargas imponiéndose  en la pintura. El “Mensana” siguió quemando piernas en defensa y los de Javier Bianchelli no encontraban juego ni efectividad de larga distancia.  Del otro costado, Juan Manuel Rivero colocó un triple para estirar la ventaja (28-12). Luego, con dominio y goleo repartido se fue al descanso 41-23.

El regreso al juego fue nuevamente con bajo score. El dominicano Vargas otra vez era la carta de gol del equipo,  para que promediando el cuarto persista una buena ventaja (51-30). Para los de Mar del Plata, por momentos, fue complicado vulnerar la defensiva rival ya que los de Comodoro les doblaban la marca. Omar Ocantón fue el más regular de Quilmes. Gimnasia entró al desenlace ganando 63-46.

En el último parcial el local comenzó ganándose los puntos desde la línea y no dejó de agobiar en defensa.  Eduardo Vassirani en la zona pintada sumaba para seguir en partido, y del otro lado Lewis con un triple  colocaba distancia de veinte (71-51). Igualmente, con la buena ventaja obtenida el “Verde” cerró con tranquilidad el duelo y Martín Villagrán le dio minutos a  los juveniles del equipo.
 

Gimnasia (Comodoro Rivadavia) (83): Carlos Buendía 6, Dwigth Lewis 29, Sebastián Vega 7, Franco Giorgetti 3 y Eloy Camacho Vargas 18 (FI); Lucas Pérez Naim 5, Diego Romero 4, Juan Manuel Rivero 3, José Mensia Fernández 4, Jaghawn Walters 1, Leandro Fogel 3 y Matías Sosa 0. DT: Martín Villagrán.

Quilmes (59): Luciano Tantos 2, Lucas Ortiz 8, Mateo Bolívar (x) 5, Sebastián Morales 7 y Omar Cantón 10 (FI); Eduardo Vassirani 14, Victor Fernández 6, Maximiliano Maciel 5, Agustín Lecona 0 y Lucas Núñez 2. DT: Javier Bianchelli.

Parciales: 23-13, 41-23 y 63-46.
Árbitros: Oscar Brítez, Pedro Hoyo y Enrique Cáceres.
Estadio: “Socios Fundadores”.
 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

A Quilmes le quedaron esquirlas del clásico y perdió en Comodoro

Gimnasia sacó una amplia diferencia en el primer tiempo y terminó ganando por 83 a 59 ante el "tricolor", que no pudo plasmar su defensa con intensidad y estuvo errático en ataque.
 

Lewis fue una pesadilla para la defensa de Quilmes y fue el goleador de la noche con 29 puntos. (Foto: Prensa Gimnasia)

Sin dejar dudas, desde el salto inicial hasta la chicharra final, Gimnasia de Comodoro Rivadavia se desquistó de la derrota que sufrió hace una semana en Mar del Plata y le asestó un nuevo golpe a Quilmes que venía de perder el clásico ante Peñarol en suplementario. El conjunto de Javier Bianchelli no tuvo un buen arranque de partido y no se pudo recuperar de eso, cayó 83 a 59 y sufrió el goleo de Dwight Lewis, la figura de la noche con 29 puntos. 

El tanteador lo inauguró Lucas Ortiz para la visita. Empezaron el partido erráticos ambos y Eloy Vargas se hizo cargo los primeros minutos de la ofensiva local convirtiendo todos los tantos del equipo, para que a falta de 5.29m esté el “Verde” ganando por uno (6-5). Gimnasia ajustó en defensa, el “Cervecero” no encontró efectividad  y con dos triples consecutivos (Dwight Lewis y Sebastián Vega),  se pusieron arriba los del sur por 12 a 5. El venezolano Lewis tuvo un gran primer cuarto (14 puntos), y los dirigidos por Martín Villagrán se fueron ganando el parcial 23-12.

El segundo tuvo un arranque  flojo, ya que por más de dos minutos ninguno de los dos encestó. Rompió la sequía Vargas imponiéndose  en la pintura. El “Mensana” siguió quemando piernas en defensa y los de Javier Bianchelli no encontraban juego ni efectividad de larga distancia.  Del otro costado, Juan Manuel Rivero colocó un triple para estirar la ventaja (28-12). Luego, con dominio y goleo repartido se fue al descanso 41-23.

El regreso al juego fue nuevamente con bajo score. El dominicano Vargas otra vez era la carta de gol del equipo,  para que promediando el cuarto persista una buena ventaja (51-30). Para los de Mar del Plata, por momentos, fue complicado vulnerar la defensiva rival ya que los de Comodoro les doblaban la marca. Omar Ocantón fue el más regular de Quilmes. Gimnasia entró al desenlace ganando 63-46.

En el último parcial el local comenzó ganándose los puntos desde la línea y no dejó de agobiar en defensa.  Eduardo Vassirani en la zona pintada sumaba para seguir en partido, y del otro lado Lewis con un triple  colocaba distancia de veinte (71-51). Igualmente, con la buena ventaja obtenida el “Verde” cerró con tranquilidad el duelo y Martín Villagrán le dio minutos a  los juveniles del equipo.
 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar