0223.com.ar
Boca-River, la final que mira el mundo

Boca-River, la final que mira el mundo

Por Redacción 0223

Desde las 17, primera final de la Copa Libertadores de América en "La Bombonera". El "Xeneize", confirmado; el "Millonario", con una baja importante entre sus concentrados.

Inesperada. Histórica. Irrepetible. Finalmente estos adjetivos calificativos que magnifican un hecho deportivo único quedarán atrás y la verdad estará en la cancha: Boca y River se verán este sábado las caras en la primera superfinal de la Copa Libertadores, en la Bombonera, solo con público local y seguramente con lluvia, un agregado épico más.

El encuentro se disputará desde las 17:00 en el estadio "Alberto J. Armando", con el arbitraje del chileno Roberto Tobar, su compatriota Julio Bascuñán a cargo del sistema VAR y la televisación de Fox Sports, aunque por estas horas seguían las negociaciones para sumar a la TV Pública.

A diferencia del resto de las series de la fase final, este encuentro definitivo no tendrá al gol de visitante como criterio de desempate, por lo que en caso de igualar en puntos y goles, el campeón se decidirá el próximo sábado 24 en el estadio "Monumental" en suplementario o penales.

La definición protagonizada por los dos equipos argentinos más importantes será la última de la vieja modalidad, ya que a partir de la próxima Libertadores habrá una sola final, al estilo europeo, que se jugará en Santiago de Chile.

Por cuestiones de seguridad y la trascendencia que tendrán los cruces entre los clásicos rivales, la Conmebol decidió que los partidos se jueguen los sábados 10 y 24, en lugar de los miércoles 7 y 14, como estaba estipulado en el calendario original.

En el medio, hubo un intento de las autoridades nacionales, a través del presidente Mauricio Macri, de que los partidos se jueguen con hinchas visitantes, pero los clubes se mostraron disconformes y la iniciativa no prosperó.

Incluso se especuló con prohibir que los simpatizantes del equipo ganador de la Copa festejen en el Obelisco porteño, punto de encuentro inevitable de las celebraciones, pero finalmente esto también fue descartado y no habrá restricciones.

La expectativa por los cruces entre Boca y River trascendió las fronteras, los partidos son noticia en todo el mundo y al menos periodistas de 25 países solicitaron un lugar para presenciar la ida, que se jugará mañana en la Bombonera.

Boca, sin cambios

Por el lado de la ribera, el equipo llega de eliminar de manera sucesiva a dos rivales brasileños -Cruzeiro y Palmeiras-, logrando en ambos casos un buen resultado de local para luego enfrentar la revancha con la ventaja de su lado, algo que buscará repetir con River.

En esos últimos compromisos coperos, Guillermo Barros Schelotto armó un mediocampo más combativo y con menos vuelo, lo que le dio buenos resultados. El tridente Wilmar Barrios, Nahitan Nández -desafectado de la Selección uruguaya por pedido de Conmebol- y Pablo Pérez parece inamovible.

En la defensa no habrá sorpresas -seguirá la misma del resto de la Copa-, con Leonardo Jara y Lucas Olaza en los laterales y la dupla afirmada de centrales, conformada por Carlos Izquierdoz y Lisandro Magallán.

El arco continuará en manos de Agustín Rossi, con el boliviano Carlos Lampe como relevo, ya que Guillermo decidió no concentrar a Esteban Andrada, pese a que tiene el alta médica tras su fractura en el maxilar.

En cuanto a la ofensiva, Barros Schelotto volvería a apostar por dos puntas rápidos por fuera -Pavón y el colombiano Sebastián Villa- y un centrodelantero de lucha y que viene derecho, Ramón "Wanchope" Ábila, reservando para el banco de suplentes el poder de fuego de Darío Benedetto, clave con sus goles en los cruces con los brasileños. El que también deberá esperar su lugar en el banco de suplentes es Mauro Zárate, el fichaje estrella de la temporada para el "Xeneize".

River, sin Gallardo ni Scocco

El conjunto "millonario", que previamente había eliminado a Racing e Independiente, logró una agónica y heroica victoria como visitante de Gremio en las semifinales, pero tuvo que sufrir varios días hasta que Conmebol informó que rechazaba un pedido del equipo brasileño reclamando los puntos, luego de que Marcelo Gallardo, suspendido, violó la prohibición de bajar al vestuario, en el entretiempo.

Finalmente la Conmebol validó el resultado obtenido por River en el estadio "Arena do Grêmio", pero le dio cuatro partidos de suspensión a Gallardo, el primero incluso con prohibición de concurrencia, por lo que no podrá estar en la Bombonera. El "Muñeco" se quedará en la concentración de River junto al mánager Enzo Francéscoli.

En cuanto al equipo, el entrenador riverplatense obviamente no tiene dudas en el arco, donde estará uno de los bastiones del equipo, Franco Armani, mientras que línea de fondo tendrá nuevamente a Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco.

Dos de estos nombres, Maidana y Pinola, pilares en el esquema "millonario", están al límite con las amonestaciones, al igual que Enzo Pérez, Gonzalo Martínez, Lucas Pratto y Rafael Santos Borré, cuatros futbolistas que también estarían desde el arranque en la Bombonera.

El experimentado Pérez podría ocupar el lugar del capitán Leonardo Ponzio, quien sufrió una molestia en el isquiotibial de la pierna derecha jugando ante Gremio y no podrá ser de la partida mañana.

Junto al mediocampista mundialista seguiría Ignacio Fernández, pese a que bajó su nivel en el último tiempo, acompañado por el juvenil Exequiel Palacios -uno de los puntos altos en la reciente victoria de River sobre Boca por la Superliga-, con el "Pity" Martínez unos pasos más adelante, como engache.

La presencia de Martínez trae buenos recuerdos a los hinchas del club de Núñez, ya que le marcó goles a Boca y en los superclásicos siempre se destacó.

Para el ataque tampoco habría sorpresas y seguramente estarán Pratto, buscando desgastar a los defensores rivales con su potencia, haciendo dupla con el colombiano Borré. La mala noticia fue la baja de Ignacio Scocco, por una molestia en uno de sus gemelos.  

Formaciones:

Boca Juniors: Agustín Rossi; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Wilmar Barrios; Sebastián Villa, Nahitan Nández, Pablo Pérez, Cristian Pavón; Ramón Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Exequiel Palacios, Enzo Pérez, Ignacio Fernández; Gonzalo Martínez; Rafael Santos Borré y Lucas Pratto. DT: Matías Biscay.

Hora de inicio: 17.00

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).

Estadio: Alberto J. Armando (Boca).

TV: Fox Sports.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Boca-River, la final que mira el mundo

Desde las 17, primera final de la Copa Libertadores de América en "La Bombonera". El "Xeneize", confirmado; el "Millonario", con una baja importante entre sus concentrados.

Inesperada. Histórica. Irrepetible. Finalmente estos adjetivos calificativos que magnifican un hecho deportivo único quedarán atrás y la verdad estará en la cancha: Boca y River se verán este sábado las caras en la primera superfinal de la Copa Libertadores, en la Bombonera, solo con público local y seguramente con lluvia, un agregado épico más.

El encuentro se disputará desde las 17:00 en el estadio "Alberto J. Armando", con el arbitraje del chileno Roberto Tobar, su compatriota Julio Bascuñán a cargo del sistema VAR y la televisación de Fox Sports, aunque por estas horas seguían las negociaciones para sumar a la TV Pública.

A diferencia del resto de las series de la fase final, este encuentro definitivo no tendrá al gol de visitante como criterio de desempate, por lo que en caso de igualar en puntos y goles, el campeón se decidirá el próximo sábado 24 en el estadio "Monumental" en suplementario o penales.

La definición protagonizada por los dos equipos argentinos más importantes será la última de la vieja modalidad, ya que a partir de la próxima Libertadores habrá una sola final, al estilo europeo, que se jugará en Santiago de Chile.

Por cuestiones de seguridad y la trascendencia que tendrán los cruces entre los clásicos rivales, la Conmebol decidió que los partidos se jueguen los sábados 10 y 24, en lugar de los miércoles 7 y 14, como estaba estipulado en el calendario original.

En el medio, hubo un intento de las autoridades nacionales, a través del presidente Mauricio Macri, de que los partidos se jueguen con hinchas visitantes, pero los clubes se mostraron disconformes y la iniciativa no prosperó.

Incluso se especuló con prohibir que los simpatizantes del equipo ganador de la Copa festejen en el Obelisco porteño, punto de encuentro inevitable de las celebraciones, pero finalmente esto también fue descartado y no habrá restricciones.

La expectativa por los cruces entre Boca y River trascendió las fronteras, los partidos son noticia en todo el mundo y al menos periodistas de 25 países solicitaron un lugar para presenciar la ida, que se jugará mañana en la Bombonera.

Boca, sin cambios

Por el lado de la ribera, el equipo llega de eliminar de manera sucesiva a dos rivales brasileños -Cruzeiro y Palmeiras-, logrando en ambos casos un buen resultado de local para luego enfrentar la revancha con la ventaja de su lado, algo que buscará repetir con River.

En esos últimos compromisos coperos, Guillermo Barros Schelotto armó un mediocampo más combativo y con menos vuelo, lo que le dio buenos resultados. El tridente Wilmar Barrios, Nahitan Nández -desafectado de la Selección uruguaya por pedido de Conmebol- y Pablo Pérez parece inamovible.

En la defensa no habrá sorpresas -seguirá la misma del resto de la Copa-, con Leonardo Jara y Lucas Olaza en los laterales y la dupla afirmada de centrales, conformada por Carlos Izquierdoz y Lisandro Magallán.

El arco continuará en manos de Agustín Rossi, con el boliviano Carlos Lampe como relevo, ya que Guillermo decidió no concentrar a Esteban Andrada, pese a que tiene el alta médica tras su fractura en el maxilar.

En cuanto a la ofensiva, Barros Schelotto volvería a apostar por dos puntas rápidos por fuera -Pavón y el colombiano Sebastián Villa- y un centrodelantero de lucha y que viene derecho, Ramón "Wanchope" Ábila, reservando para el banco de suplentes el poder de fuego de Darío Benedetto, clave con sus goles en los cruces con los brasileños. El que también deberá esperar su lugar en el banco de suplentes es Mauro Zárate, el fichaje estrella de la temporada para el "Xeneize".

River, sin Gallardo ni Scocco

El conjunto "millonario", que previamente había eliminado a Racing e Independiente, logró una agónica y heroica victoria como visitante de Gremio en las semifinales, pero tuvo que sufrir varios días hasta que Conmebol informó que rechazaba un pedido del equipo brasileño reclamando los puntos, luego de que Marcelo Gallardo, suspendido, violó la prohibición de bajar al vestuario, en el entretiempo.

Finalmente la Conmebol validó el resultado obtenido por River en el estadio "Arena do Grêmio", pero le dio cuatro partidos de suspensión a Gallardo, el primero incluso con prohibición de concurrencia, por lo que no podrá estar en la Bombonera. El "Muñeco" se quedará en la concentración de River junto al mánager Enzo Francéscoli.

En cuanto al equipo, el entrenador riverplatense obviamente no tiene dudas en el arco, donde estará uno de los bastiones del equipo, Franco Armani, mientras que línea de fondo tendrá nuevamente a Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola y Milton Casco.

Dos de estos nombres, Maidana y Pinola, pilares en el esquema "millonario", están al límite con las amonestaciones, al igual que Enzo Pérez, Gonzalo Martínez, Lucas Pratto y Rafael Santos Borré, cuatros futbolistas que también estarían desde el arranque en la Bombonera.

El experimentado Pérez podría ocupar el lugar del capitán Leonardo Ponzio, quien sufrió una molestia en el isquiotibial de la pierna derecha jugando ante Gremio y no podrá ser de la partida mañana.

Junto al mediocampista mundialista seguiría Ignacio Fernández, pese a que bajó su nivel en el último tiempo, acompañado por el juvenil Exequiel Palacios -uno de los puntos altos en la reciente victoria de River sobre Boca por la Superliga-, con el "Pity" Martínez unos pasos más adelante, como engache.

La presencia de Martínez trae buenos recuerdos a los hinchas del club de Núñez, ya que le marcó goles a Boca y en los superclásicos siempre se destacó.

Para el ataque tampoco habría sorpresas y seguramente estarán Pratto, buscando desgastar a los defensores rivales con su potencia, haciendo dupla con el colombiano Borré. La mala noticia fue la baja de Ignacio Scocco, por una molestia en uno de sus gemelos.  

Formaciones:

Boca Juniors: Agustín Rossi; Leonardo Jara, Carlos Izquierdoz, Lisandro Magallán, Lucas Olaza; Wilmar Barrios; Sebastián Villa, Nahitan Nández, Pablo Pérez, Cristian Pavón; Ramón Ábila. DT: Guillermo Barros Schelotto.

River Plate: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Jonatan Maidana, Javier Pinola, Milton Casco; Exequiel Palacios, Enzo Pérez, Ignacio Fernández; Gonzalo Martínez; Rafael Santos Borré y Lucas Pratto. DT: Matías Biscay.

Hora de inicio: 17.00

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).

Estadio: Alberto J. Armando (Boca).

TV: Fox Sports.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar