0223.com.ar
Las Peñas de Boca y River dieron el ejemplo

Las Peñas de Boca y River dieron el ejemplo

Sebastián Lisiecki

En la previa de la gran final de la Copa Libertadores, "La Mitad +1 Mdq" y la Agrupación "Mono Burgos" jugaron un partido repleto de camaradería y compartieron unas hamburguesas. ¡Aplausos!

Hubo chistes, cargadas y está claro que el sábado a las 17 cuando el chileno Tobar haga sonar el silbato, los intereses de cada uno van a ser distintos. Por esos primeros 90', para los de Boca, los de River serán un "enemigo deportivo" y viceversa. Pero la realidad, es que en el día a día, en la cotideaneidad, estamos todos mezclados, todos tienen un familiar o un amigo del clásico rival y nada cambiará por lo que pase adentro de la cancha. Los que mejor entienden ese mensaje, son los responsables de dos de las peñas de Mar del Plata, que por segunda vez se juntan a jugar un partido para dar el ejemplo, para demostrar que no es más que un encuentro de fútbol. La Peña "La Mitad +1 MDQ" y la Agrupación "Mono Burgos" dieron el puntapié de un superclásico apasionante.

La cita fue en el complejo "Green Park" de Champagnat y Rodríguez Peña y, desde un ratito antes de la 20, una de las redes que da detrás del arco estaba llena de banderas de ambas instituciones, mezcladas, sin ningún tipo de problemas. Lo mismo los "jugadores", que se cruzaban en el pasillo e intercambiaron palabras en la previa, muchos de ellos que se conocían de diferentes lugares. A la hora de rodar la pelota, no importó que de un lado hubiera camisetas de River y del otro de Boca, pasó lo que pasa siempre que se juega un picón, aunque sea en el barrio: se quiere ganar. Entonces, se metió, se jugó, se respetaron las decisiones, las sanciones y todos contentos. ¿El resultado? Anecdótico, el fútbol ganó por goleada.

La movida fue importante y se hizo sentir. Diego Finamore y Ricardo Liceaga Viñas, responsables de "La Mitad +1 Mdq" y la "Mono Burgos", respectivamente, no jugaron pero estuvieron cerca, pendientes del partido, cumplieron el rol de "técnicos" y fueron los primeros en dar el ejemplo, estando juntos, posando para las fotos. En el entretiempo, hubo visitas de lujo. Se hicieron presentes Carolina Barros Schelliotto, hermana de los mellizos Guillermo y Gustavo y Diputada Nacional de Cambiemos por la Octava Sección Electoral, Maximiliano Abad (presidente del Bloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados) y el concejal Ariel Bordaisco.

Una vez finalizado el encuentro, que será reflejado a través de los grandes medios nacionales que ven en esta acción una buena manera de concientizar, los dos equipos compartieron una hamburgueseada y unas gaseosas, todos mezclados, hablando de la vida y, por supuesto, de lo que se viene. Porque como dijimos en el arranque de la nota, en esos 90' del sábado y los 90' del 24 de noviembre, ahí sí vale estar en la vereda de enfrente de los rivales de toda la vida, desde lo futbolístico, desde lo deportivo, desde el amor por los colores y el folklore bien entendido.

Además de esto, ambas peñas tienen algo en común y es que de manera cotidiana realizan eventos solidarios para chicos de barrios carenciados, colectas para comedores y es una función mucho más grande que sólo agrupar hinchas de Boca o River en la ciudad.
 

Ricardo Liceaga Viñas (Mono Burgos): "Ya lo habíamos hecho una vez en la previa de un partido, había salido muy lindo y viendo la magnitud de lo que se viene y todo lo que se habla, nos pareció una buena idea, juntarnos, dar un mensaje y que más allá de los colores, de la pasión que tiene cada uno, somos todos amigos y cuando terminen estas dos finales uno va a estar más contento que otro, pero la vida continúa. Desdramatizar un poco todo lo que se habla, jugar un partido, comer todos juntos, compartir un momento y que todos los que ven esta actividad puedan copiarla o, al menos, entender que no es más que un partido de fútbol. 

"Para la final de vuelta en el Monumental, la "Mono Burgos" vamos a sacar un micro de 60 personas que ya está lleno, la verdad que cuando se concretó lo de la final las entradas se agotaron enseguida y son las que pudimos conseguir. Así que ahí estaremos, tenemos la suerte de definir de local y esperamos que todo termine bien".

Diego Finamore (La Mitad +1 Mdq): "Me lo propuso Ricardo por la buena onda que tenemos entre las peñas, para desdramatizar un poco, me gustó la idea, lo organizamos en tres días y lo principal es mostrar que lo que practicamos es un deporte, es lo que más nos gusta, pero no deja de ser un deporte y desde nuestro pequeño lugar, hacerle entender a la parte de la sociedad que nos toca, que somos todos conocidos, amigos, compañeros de laburo, pero cuando termina de rodar la pelota unos festejan, otros sufren, pero nada más. La idea es compartir, la "chicana" va, la "cargada" va, lo que no va es la falta de respeto y lo que no va es la violencia.

"Estuvimos muy complicados con el tema entradas, con lo que pasó con las habilitaciones, que no haya filtró nos mató, porque nosotros viajamos muy seguido y la mayoría de los socios que tenemos cumplían los requisitos que se hablaron en un primer momento y al final mandar todos a la web, que por un lado creemos que correcto porque todos los socios tenemos el mismo derecho, pero por el otro pensamos que debería haber una prioridad para el que hace el esfuerzo y va siempre. Así que andaremos por los dos micros, vamos a andar bien y ojalá el sábado sea lo que queremos".
 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Las Peñas de Boca y River dieron el ejemplo

En la previa de la gran final de la Copa Libertadores, "La Mitad +1 Mdq" y la Agrupación "Mono Burgos" jugaron un partido repleto de camaradería y compartieron unas hamburguesas. ¡Aplausos!

Todos juntos, mezclados, jugando, divirtiéndose, dando el ejemplo. "La Mitad +1 Mdq" y la "Mono Burgos" dieron un gran mensaje junto a Maximiliano Abad y la hermana de Guillermo, Carolina Barros Schellotto. 

Hubo chistes, cargadas y está claro que el sábado a las 17 cuando el chileno Tobar haga sonar el silbato, los intereses de cada uno van a ser distintos. Por esos primeros 90', para los de Boca, los de River serán un "enemigo deportivo" y viceversa. Pero la realidad, es que en el día a día, en la cotideaneidad, estamos todos mezclados, todos tienen un familiar o un amigo del clásico rival y nada cambiará por lo que pase adentro de la cancha. Los que mejor entienden ese mensaje, son los responsables de dos de las peñas de Mar del Plata, que por segunda vez se juntan a jugar un partido para dar el ejemplo, para demostrar que no es más que un encuentro de fútbol. La Peña "La Mitad +1 MDQ" y la Agrupación "Mono Burgos" dieron el puntapié de un superclásico apasionante.

La cita fue en el complejo "Green Park" de Champagnat y Rodríguez Peña y, desde un ratito antes de la 20, una de las redes que da detrás del arco estaba llena de banderas de ambas instituciones, mezcladas, sin ningún tipo de problemas. Lo mismo los "jugadores", que se cruzaban en el pasillo e intercambiaron palabras en la previa, muchos de ellos que se conocían de diferentes lugares. A la hora de rodar la pelota, no importó que de un lado hubiera camisetas de River y del otro de Boca, pasó lo que pasa siempre que se juega un picón, aunque sea en el barrio: se quiere ganar. Entonces, se metió, se jugó, se respetaron las decisiones, las sanciones y todos contentos. ¿El resultado? Anecdótico, el fútbol ganó por goleada.

La movida fue importante y se hizo sentir. Diego Finamore y Ricardo Liceaga Viñas, responsables de "La Mitad +1 Mdq" y la "Mono Burgos", respectivamente, no jugaron pero estuvieron cerca, pendientes del partido, cumplieron el rol de "técnicos" y fueron los primeros en dar el ejemplo, estando juntos, posando para las fotos. En el entretiempo, hubo visitas de lujo. Se hicieron presentes Carolina Barros Schelliotto, hermana de los mellizos Guillermo y Gustavo y Diputada Nacional de Cambiemos por la Octava Sección Electoral, Maximiliano Abad (presidente del Bloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados) y el concejal Ariel Bordaisco.

Una vez finalizado el encuentro, que será reflejado a través de los grandes medios nacionales que ven en esta acción una buena manera de concientizar, los dos equipos compartieron una hamburgueseada y unas gaseosas, todos mezclados, hablando de la vida y, por supuesto, de lo que se viene. Porque como dijimos en el arranque de la nota, en esos 90' del sábado y los 90' del 24 de noviembre, ahí sí vale estar en la vereda de enfrente de los rivales de toda la vida, desde lo futbolístico, desde lo deportivo, desde el amor por los colores y el folklore bien entendido.

Además de esto, ambas peñas tienen algo en común y es que de manera cotidiana realizan eventos solidarios para chicos de barrios carenciados, colectas para comedores y es una función mucho más grande que sólo agrupar hinchas de Boca o River en la ciudad.
 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar