0223.com.ar
Detalles de una interpelación histórica, más cachetazos y a Sierra de los Padres

Detalles de una interpelación histórica, más cachetazos y a Sierra de los Padres

Por Redacción 0223

Interpelación histórica

Desde hacía 14 años, el Concejo Deliberante no interpelaba a un funcionario municipal. El último había sido el presidente del Emder Noberto Alonso. “Este gobierno está haciendo historia. Es la primera vez que van a ser interpelados dos secretarios a la vez”, lanzó el concejal del Frente Renovador  Ariel Ciano, en un tramo de las seis horas que duró la sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante.

Hernán Mourelle fue el que más caldeó los ánimos, con varias frases picantes que lanzó contra los concejales de todas las fuerzas. Los acusó de todo lo que se le pasó por la mente y fue recogiendo sus repudios hasta el más virulento, lanzado por Claudia Rodriguez: “Se tienen que ir por provocadores, maleducados e incompetentes”, lanzó la concejal de Acción Marplatense.

 

 

Entre la tensión y el baño

También hubo momentos que, de no ser por la situación, hubieran provocado cierta gracia. Por caso, las constantes paradas para ir al baño del secretario de Hacienda. En más de una oportunidad los ediles de la oposición decidieron dejar de hablar hasta que Mourelle estuviera en su sitio. “No tiene mucho sentido si no va a escuchar”, se quejó Ciano.

Otro momento de tensión se vivió apenas comenzó la sesión, cuando los docentes detectaron a algunas personas que no formaban parte del sistema educativo municipal y que vitoreaban y aplaudían cada intervención del secretario de Educación.

 

“Afortunadamente esas personas se fueron corriendo. Pero después nos llamó la atención verlos en el pasillo dialogando con el flamante director ad honorem de Osse Emiliano Giri. Hacemos responsable al intendente si ocurre algún disturbio motivado por la provocación de estas personas”, remarcó Marina Santoro. Finalmente la sesión, pese a los gritos e intercambios de chicanas, se realizó sin inconvenientes.

 

¡A su casa!

Sobre el final, Guillermo Arroyo volvió a dar la nota, luego de una jornada intensa. “¡Ayek que se vaya a su casa de una vez!”, le gritó a la secretaria de Educación del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), lo que desató rápidos cánticos de la barra.

 

Luego, fue la edil Claudia Rodríguez la que no dejó pasar esa actitud. “No estuvo bien lo que hizo el concejal Arroyo. No puede dirigirse así a Ayek, no podemos naturalizar esto”, disparó.  

 

Reunión tensa

El cachetazo terminó con una nueva reunión de gabinete en la cual hubo reproches cruzados y algunos gritos. Cuentan algunos que, indignado por lo que se había vivido, el secretario de Gobierno Alejandro Vicente, uno de los pocos que no estuvo sentado en el recinto durante la interpelación, volvió a poner sobre la mesa su renuncia, en desacuerdo con muchas de las cosas que pasaron este martes.

Entre las provocaciones de Mourelle y la falta de control de Guillermo Arroyo volaron palos para todos lados. ¿Habrá consecuencias?

 

Tampoco hubo guiños a la provincia

No fue una semana fácil para el arroyismo en el Concejo Deliberante. En la sesión del jueves último, también sufrió varios cachetazos. Por caso, hubo dos proyectos que involucraban al gobierno de la provincia de Buenos Aires que no lograron ser aprobados por la torpeza del oficialismo.

Uno de ellos era un convenio con Aubasa para que la empresa realizara tareas de embellecimiento en el Paseo Dávila, aunque la iniciativa no tenía suficientes detalles y claridad. Sin embargo, un edil de la oposición se sinceró: “La verdad que el proyecto está flojo de papeles, pero no podemos abstenernos”, admitió.

Sin embargo, lejos de ir en busca de consenso, el arroyista Mauricio Loria (se pidió licencia para la interpelación de este martes) decidió ir a torear a los opositores. “Sabe qué, concejal, cambié de opinión, no me voy a abstener, voy a votar en contra”, planteó la radical Cristina Coria, una de las que rechazó la iniciativa, lo que generó que termine en el archivo.

Algo similar pasó con los permisos solicitados por el gobierno provincial para la utilización de dos playas este verano para equiparlas. El arroyismo buscó llevar la iniciativa sobre tablas para que el gobierno provincial pueda avanzar con el proyecto. Sin embargo, olvidó el pequeño detalle de consensuar con la oposición para conseguir la mayoría especial. En lugar de eso, volvió a hablar de las pésimas gestiones anteriores y otras yerbas.

¿Resultado? El permiso de uso de playas volvió a comisión.

 

En contra de su propio proyecto

El presidente del Concejo Deliberante Guillermo Sáenz Saralegui acostumbra a dar la nota. En estos días, por caso, 0223 subió un video en el que reconoce estar “peleado” con el intendente Arroyo. “No me da pelota”, dijo.

En la última sesión del Concejo Deliberante se votó un proyecto para que el HCD rechace el posible desembarco de Farmacity en la provincia de Buenos Aires.  La iniciativa se aprobó, pero los concejales de Cambiemos votaron en contra.

-¿Puede repetir quiénes son los autores de la iniciativa?- le preguntó Marcos Gutiérrez a Sáenz Saralegui.

-Si usted lo dice porque yo soy uno de los autores y ahora voté en contra, lo puedo explicar…

La verdad, que muy claro no quedó.

               

Violencia escondida

Tiempo atrás 0223 hizo pública la denuncia de la esposa de Matías Tait, empleado de Inspección General e hijo de Patricia Leniz, por violencia de género. Según relató la joven, tuvo varios episodios de violencia, seguidos con fuertes discusiones y amenazas a través del teléfono.

Más allá de los avances de la justicia penal respecto de esta causa, el 11 de octubre último el secretario de Gobierno Alejandro Vicente firmó una resolución en la que dispuso trasladarlo al área de habilitaciones y permisos varios en la delegación de Sierra de los Padres y La Peregrina. “Nos dijeron que lo trasladaban para ocultarlo y que no se exponga”, confiaron fuentes consultadas por 0223.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Detalles de una interpelación histórica, más cachetazos y a Sierra de los Padres

Interpelación histórica

Desde hacía 14 años, el Concejo Deliberante no interpelaba a un funcionario municipal. El último había sido el presidente del Emder Noberto Alonso. “Este gobierno está haciendo historia. Es la primera vez que van a ser interpelados dos secretarios a la vez”, lanzó el concejal del Frente Renovador  Ariel Ciano, en un tramo de las seis horas que duró la sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante.

Hernán Mourelle fue el que más caldeó los ánimos, con varias frases picantes que lanzó contra los concejales de todas las fuerzas. Los acusó de todo lo que se le pasó por la mente y fue recogiendo sus repudios hasta el más virulento, lanzado por Claudia Rodriguez: “Se tienen que ir por provocadores, maleducados e incompetentes”, lanzó la concejal de Acción Marplatense.

 

 

Entre la tensión y el baño

También hubo momentos que, de no ser por la situación, hubieran provocado cierta gracia. Por caso, las constantes paradas para ir al baño del secretario de Hacienda. En más de una oportunidad los ediles de la oposición decidieron dejar de hablar hasta que Mourelle estuviera en su sitio. “No tiene mucho sentido si no va a escuchar”, se quejó Ciano.

Otro momento de tensión se vivió apenas comenzó la sesión, cuando los docentes detectaron a algunas personas que no formaban parte del sistema educativo municipal y que vitoreaban y aplaudían cada intervención del secretario de Educación.

 

“Afortunadamente esas personas se fueron corriendo. Pero después nos llamó la atención verlos en el pasillo dialogando con el flamante director ad honorem de Osse Emiliano Giri. Hacemos responsable al intendente si ocurre algún disturbio motivado por la provocación de estas personas”, remarcó Marina Santoro. Finalmente la sesión, pese a los gritos e intercambios de chicanas, se realizó sin inconvenientes.

 

¡A su casa!

Sobre el final, Guillermo Arroyo volvió a dar la nota, luego de una jornada intensa. “¡Ayek que se vaya a su casa de una vez!”, le gritó a la secretaria de Educación del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM), lo que desató rápidos cánticos de la barra.

 

Luego, fue la edil Claudia Rodríguez la que no dejó pasar esa actitud. “No estuvo bien lo que hizo el concejal Arroyo. No puede dirigirse así a Ayek, no podemos naturalizar esto”, disparó.  

 

Reunión tensa

El cachetazo terminó con una nueva reunión de gabinete en la cual hubo reproches cruzados y algunos gritos. Cuentan algunos que, indignado por lo que se había vivido, el secretario de Gobierno Alejandro Vicente, uno de los pocos que no estuvo sentado en el recinto durante la interpelación, volvió a poner sobre la mesa su renuncia, en desacuerdo con muchas de las cosas que pasaron este martes.

Entre las provocaciones de Mourelle y la falta de control de Guillermo Arroyo volaron palos para todos lados. ¿Habrá consecuencias?

 

Tampoco hubo guiños a la provincia

No fue una semana fácil para el arroyismo en el Concejo Deliberante. En la sesión del jueves último, también sufrió varios cachetazos. Por caso, hubo dos proyectos que involucraban al gobierno de la provincia de Buenos Aires que no lograron ser aprobados por la torpeza del oficialismo.

Uno de ellos era un convenio con Aubasa para que la empresa realizara tareas de embellecimiento en el Paseo Dávila, aunque la iniciativa no tenía suficientes detalles y claridad. Sin embargo, un edil de la oposición se sinceró: “La verdad que el proyecto está flojo de papeles, pero no podemos abstenernos”, admitió.

Sin embargo, lejos de ir en busca de consenso, el arroyista Mauricio Loria (se pidió licencia para la interpelación de este martes) decidió ir a torear a los opositores. “Sabe qué, concejal, cambié de opinión, no me voy a abstener, voy a votar en contra”, planteó la radical Cristina Coria, una de las que rechazó la iniciativa, lo que generó que termine en el archivo.

Algo similar pasó con los permisos solicitados por el gobierno provincial para la utilización de dos playas este verano para equiparlas. El arroyismo buscó llevar la iniciativa sobre tablas para que el gobierno provincial pueda avanzar con el proyecto. Sin embargo, olvidó el pequeño detalle de consensuar con la oposición para conseguir la mayoría especial. En lugar de eso, volvió a hablar de las pésimas gestiones anteriores y otras yerbas.

¿Resultado? El permiso de uso de playas volvió a comisión.

 

En contra de su propio proyecto

El presidente del Concejo Deliberante Guillermo Sáenz Saralegui acostumbra a dar la nota. En estos días, por caso, 0223 subió un video en el que reconoce estar “peleado” con el intendente Arroyo. “No me da pelota”, dijo.

En la última sesión del Concejo Deliberante se votó un proyecto para que el HCD rechace el posible desembarco de Farmacity en la provincia de Buenos Aires.  La iniciativa se aprobó, pero los concejales de Cambiemos votaron en contra.

-¿Puede repetir quiénes son los autores de la iniciativa?- le preguntó Marcos Gutiérrez a Sáenz Saralegui.

-Si usted lo dice porque yo soy uno de los autores y ahora voté en contra, lo puedo explicar…

La verdad, que muy claro no quedó.

               

Violencia escondida

Tiempo atrás 0223 hizo pública la denuncia de la esposa de Matías Tait, empleado de Inspección General e hijo de Patricia Leniz, por violencia de género. Según relató la joven, tuvo varios episodios de violencia, seguidos con fuertes discusiones y amenazas a través del teléfono.

Más allá de los avances de la justicia penal respecto de esta causa, el 11 de octubre último el secretario de Gobierno Alejandro Vicente firmó una resolución en la que dispuso trasladarlo al área de habilitaciones y permisos varios en la delegación de Sierra de los Padres y La Peregrina. “Nos dijeron que lo trasladaban para ocultarlo y que no se exponga”, confiaron fuentes consultadas por 0223.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar