RADIO
EN VIVO
imagen

Alvarado

24 de Junio de 2019 08:49

Mauricio Giganti, entre la felicidad y el ¿adiós?: "Nos preparamos toda la vida para esto"

La felicidad del mentor de este Alvarado, Mauricio Giganti (Fotos: Diego Berrutti).

El entrenador de Alvarado charló con 0223 en el micro que llevó al plantel a los festejos. Dio a entender que no seguirá el frente del equipo. Y expresó: "nuestros números fueron majestuosos".

Desbordó de felicidad. Habitualmente con un perfil más relajado y sobrio, Mauricio Giganti se destapó luego del ascenso de Alvarado a la B Nacional, con el particular 1 a 0 sobre San Jorge de Tucumán. Terminando su segunda temporada en el equipo, el pampeano mostró su felicidad, dio a entender que por la distancia con su familia no seguirá en el club, y remarcó los méritos de su equipo. Todo, en charla con 0223 en el micro que llevó al plantel a los festejos desatados en el centro. 

Bendecido. "Contento porque hemos trabajado un montón para intentar lograr el objetivo máximo de ascender a Alvarado. Fueron dos años y dos meses fantásticos en lo personal. Muy agradecido y bendecido de ser el entrenador en este momento tan importante, y poder desde mañana sentirnos de la B Nacional".

Números perfectos, justo ascenso. "Fueron 33 partidos, 11 meses, se perdieron solo cinco partidos. Los números han sido majestuosos, la verdad que muy feliz, con un grupo de jugadores increíblemente muy profesionales y competitivos. Se vio reflejado en lo futbolístico con una idea super clara, un equipo ambicioso, y la planificación de la previa -selección de jugadores e idea de jugar- y sobre todo los objetivos planteados a inicio de temporada. Coronamos un año muy bueno, más allá del final que será para analizar. Los números fueron buenos, ganó el 50 % de los partidos disputados, es bien merecido"

Locura. "Es una locura lo de la gente. Una picardía que en más de 90 años Alvarado no haya transitado otros momentos similares. Nos pone muy contentos. Lo de la gente es una cosa de locos".

Convencimiento. "Ganábamos y seguíamos, empatábamos y seguíamos, y si perdíamos también. Siempre con las cosas claras para que el barco llegue a buen puerto. De los reproches y los momentos malos nos fuimos fortaleciendo, y siempre con la convicción que tendríamos este final".

Su difícil continuidad en Alvarado. "Vamos a ver. Primero vuelvo a casa para estar con la familia, presentaremos a la familia un informe final, y analizaremos. Pero me parece que tengo
momentos que extraño mucho, estoy separado hace mucho tiempo de mi mujer por lo laboral, y analizaré en todos los aspectos si tengo que desviar mi camino, 
lo haré feliz de haber disfrutado este tiempo en Alvarado"

Vida. "Vino toda mi familia de La Pampa. Estamos muy contentos. Nos preparamos toda la vida para esto, y tuvimos un día mágico, con estadio lleno y coronandolo con nuestra gente. Una locura."