RADIO
EN VIVO
imagen

Judiciales

12 de Julio de 2019 17:56

Absolvieron a quintero acusado de explotar laboralmente a personas en situación de vulnerabilidad

Lo solicitó la propia fiscalía tras considerar que no podía acreditarse la acusación. El principal imputado estuvo detenido más de dos años en una cárcel federal.

Un quintero de nacionalidad boliviana que estuvo privado de su libertad desde marzo de 2017 acusado de explotar laboralmente a menores aprovechándose de su situación de vulnerabilidad fue absuelto este viernes luego de que lo solicitara la propia fiscalía de juicio a partir de la documentación recabada y de las testimoniales ofrecidas. El juez Alfredo Ruiz Paz ordenó el cese del arresto domiciliario de Toribio Jesús Gareca en virtud de carecer de otra orden restrictiva de su libertad.

El quintero de 41 años había sido procesado junto a su suegra Lucrecia Arenas Baldiviezo luego del allanamiento que fuerzas federales realizaron en la quinta “Gareca”, ubicada a tres kilómetros de la ruta provincial 226, a la altura del kilómetro 17,7 a partir de una denuncia que se conoció luego de que una adolescente de 13 años fuera atendida en una sala de salud municipal.

Según la investigación que encabezó el fiscal federal Nicolás Czizik había al menos ocho personas captadas en Bolivia -entre ellas dos adolescentes de 17 años- que vivían en precarias condiciones habitacionales y en situación de explotación. En la instrucción sostuvieron que “las víctimas de este proceso estaban abocadas a realizar tareas de producción y cultivos de verduras tales como lechuga, radicheta, choclo, acelga, remolacha, repollo, verdeo. Ninguna estaba registrada, eran trabajadores en negro o clandestinos, y las jornadas laborales tenían una “extensión abusiva”, según se desprende del procesamiento, que también marca la falta de horas y días de descanso y la manipulación sin elementos de seguridad adecuados”.

Sin embargo, al momento de llegar al debate el fiscal de juicio Juan Manuel Pettigiani solicitó la absolución de ambos imputados tras analizar las actuaciones realizadas, las declaraciones testimoniales recibidas durante el debate, el análisis del bien jurídico protegido y el criterio trazado por la Cámara Federal de Casación Penal.

En la sentencia que se conoció este viernes y a la que tuvo acceso 0223 se sostuvo que en función de ese análisis “ninguna de las personas relevadas en el marco de los procedimientos efectivizados en la quinta perdió su libertad, quienes además contaban con documentación para acreditar identidad y acuerdo de pago por los trabajos que se realizaban”.

Pettigiani resaltó el informe elaborado por el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento “que observa conteste con los testimonios percibidos en el juicio y la declaración prestada por Ricardo Velmirovich quien ilustró sobre las características de la actividad frutihortícola.

En virtud de ese pedido el magistrado decidió absolver a Toribio Jesús Gareca Gutiérrez y a Lucrecia Arenas Baldiviezo del delito de trata de personas con fines de explotación laboral agravado por la cantidad de víctimas, por el abuso de su situación de vulnerabilidad, por haberse consumado la explotación y por haber sido cometido en perjuicio de menores de edad en concurso real.

El juez dispuso el cese del arresto domiciliario ordenado respecto al quintero que se había dispuesto hace algunos meses luego de estar más de dos años detenidos en una cárcel federal y la restitución de los efectos secuestrados a sus titulares dentro de la quinta el día de la notificación.