Preocupación e incertidumbre entre comerciantes y proveedores tras la fuerte devaluación

Por Redacción 0223

Desde la cámara que los agrupa advierten que desde ayer tienen dificultades para comprar insumos y muchos de ellos decidieron dejar de vender sus productos ante la “falta de certezas”. Piden al Estado medidas urgentes para estabilizar la economía.

La Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (Cameco) expresó su “preocupación” e “incertidumbre” que atraviesa el sector tras la fuerte suba del precio del dólar, que este lunes superó la barrera de los 60 pesos y cerró la jornada a 58 pesos.

Frente a este escenario, Juan Antonio Gutiérrez, presidente la entidad, aclaró que las empresas asociadas “no son formadoras de precios” y aseguró que el sector comercial “sufre este contexto económico como el resto de los argentinos”. “Estamos preocupados tras lo ocurrido en el día lunes y la implicancia que eso puede tener en el consumo de los argentinos", sostuvo.

Desde el sector precisaron que las empresas que operan en el rubro industrial “sentían la falta de precios” como una de las mayores complicaciones a las que se enfrentaban. "Tenemos asociados que están en el sector de la construcción, y claramente fueron víctimas de la incertidumbre. Tanto el acero como el aluminio, que son insumos muy requeridos en ese sector, no eran proporcionados por la industria ya que su precio está dolarizado y al no tener precio el dólar se evitó vender", detalló Gutiérrez.

Sin embargo, no fueron los únicos perjudicados: según el presidente de Cameco distribuidores de comercios alimenticios empezaron a avisar de una suba del 15% en los productos que llegan a los almacenes. “Esta situación nos preocupa sobremanera, ya que los comerciantes no pueden comprar ni vender -prácticamente- con certezas. Eso perjudica a quien tiene un pequeño negocio y es sostén de su familia como a los clientes que tampoco pueden comprar con tranquilidad", aseveró.

Por otro lado, Gutiérrez también pidió "que se trabaje, desde el Estado, en el diseño de una gran moratoria que permita que las pymes puedan acogerse a la misma, pero sin el obstáculo que implica el adelanto del 20% del monto total". Como así también, solicitó "se evalúe la posibilidad de una reducción en las tasas de interés que se en los planes de regularización de deudas por el que pasan muchas pequeñas empresas, fruto de la crisis en la que han caído en los últimos años".

Por último, desde Cameco llamaron a la "reflexión" de todos los sectores "por el bien de los argentinos que, en su mayoría, buscan tranquilidad para trabajar, invertir y desarrollarse junto a sus familias".

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Preocupación e incertidumbre entre comerciantes y proveedores tras la fuerte devaluación

Desde la cámara que los agrupa advierten que desde ayer tienen dificultades para comprar insumos y muchos de ellos decidieron dejar de vender sus productos ante la “falta de certezas”. Piden al Estado medidas urgentes para estabilizar la economía.

La Cámara Marplatense de Empresas Comerciales y de Servicios (Cameco) expresó su “preocupación” e “incertidumbre” que atraviesa el sector tras la fuerte suba del precio del dólar, que este lunes superó la barrera de los 60 pesos y cerró la jornada a 58 pesos.

Frente a este escenario, Juan Antonio Gutiérrez, presidente la entidad, aclaró que las empresas asociadas “no son formadoras de precios” y aseguró que el sector comercial “sufre este contexto económico como el resto de los argentinos”. “Estamos preocupados tras lo ocurrido en el día lunes y la implicancia que eso puede tener en el consumo de los argentinos", sostuvo.

Desde el sector precisaron que las empresas que operan en el rubro industrial “sentían la falta de precios” como una de las mayores complicaciones a las que se enfrentaban. "Tenemos asociados que están en el sector de la construcción, y claramente fueron víctimas de la incertidumbre. Tanto el acero como el aluminio, que son insumos muy requeridos en ese sector, no eran proporcionados por la industria ya que su precio está dolarizado y al no tener precio el dólar se evitó vender", detalló Gutiérrez.

Sin embargo, no fueron los únicos perjudicados: según el presidente de Cameco distribuidores de comercios alimenticios empezaron a avisar de una suba del 15% en los productos que llegan a los almacenes. “Esta situación nos preocupa sobremanera, ya que los comerciantes no pueden comprar ni vender -prácticamente- con certezas. Eso perjudica a quien tiene un pequeño negocio y es sostén de su familia como a los clientes que tampoco pueden comprar con tranquilidad", aseveró.

Por otro lado, Gutiérrez también pidió "que se trabaje, desde el Estado, en el diseño de una gran moratoria que permita que las pymes puedan acogerse a la misma, pero sin el obstáculo que implica el adelanto del 20% del monto total". Como así también, solicitó "se evalúe la posibilidad de una reducción en las tasas de interés que se en los planes de regularización de deudas por el que pasan muchas pequeñas empresas, fruto de la crisis en la que han caído en los últimos años".

Por último, desde Cameco llamaron a la "reflexión" de todos los sectores "por el bien de los argentinos que, en su mayoría, buscan tranquilidad para trabajar, invertir y desarrollarse junto a sus familias".

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar