RADIO
EN VIVO
imagen

Tecnología

18 de Agosto de 2019 18:42

No es Tom Cruise: el “deepfake” y los aterradores videos editados

La ficción se vuelve realidad cada día con los avances tecnológicos, y el “deepfake” permite que cualquier persona aparezca en lugares donde nunca estuvo. Es una técnica tan sorprendente como peligrosa.

Algunas series como “Black Mirror” y “Years and Years” ya nos advirtieron sobre un futuro donde la tecnología es el rey y la realidad se vuelve subjetiva. Los avances ocurren cada vez más rápido, y la edición de videos cuenta con nuevas herramientas.

La técnica conocida como “deepfake” es aplicada para falsificar la aparición de determinadas personas en videos donde originalmente no se encuentran. El resultado es muy realista, y los cambios entre el rostro real y el nuevo son casi imperceptibles.

Recientemente se viralizó un fragmento de una entrevista de 2008 donde el actor Bill Hader nombra e imita a famosas personalidades como Tom Cruise. El video fue editado con esta técnica para que la cara del actor se transformara en la de Cruise al imitar sus gestos y su voz. Hacia el final del video Hader también menciona a Seth Rogen y, nuevamente gracias al “deepfake”, se transforma en él de forma sutil. Algunos de los minutos clave para notar el cambio en el rostro del actor son 0:54, 1:00, 1:23, 1:38 y 1:45.

El video fue publicado por el misterioso canal “Ctrl Shift Face”, que también ha difundido las mutaciones de Bruce Lee en Keanu Reeves, y de Jim Carrey en Jack Nicholson.

En el mundo cinematográfico esta técnica fue utilizada en “Rogue One: una historia de Star Wars” (2016) para lograr la aparición de la Princesa Leia como si se tratara de Carrie Fisher en su juventud, puesto que la actriz había fallecido antes de finalizar el rodaje.

El nivel de realismo que se logra con la buena aplicación del “deepfake” generó admiración en las redes sociales, pero también preocupación por la peligrosa velocidad de los avances tecnológicos. De esta manera los límites entre la realidad y la ficción se desdibujan cada vez más, y cualquier noticia falsa con un video editado podría parecer verdadera ante los ojos del mundo.