RADIO
EN VIVO
imagen

Salud

23 de Agosto de 2019 08:36

Qué es la bronquiolitis y cómo combatirla

Ante el aumento de las consultas, desde la Clínica Pueyrredon dieron una serie de recomendaciones para prevenir y abordar esta enfermedad. 

Ante un incremento en las consultas por la ola de frío que se vivió en las últimas semanas en Mar del Plata, desde la Clínica Pueyrredon dieron algunas recomendaciones para prevenir posibles casos de bronquiolitis.

Se trata de una enfermedad infecciosa, viral, que inflama la vía aérea más pequeña de los niños menores de 3 años, y se manifiesta como obstrucción al pasaje de aire. Es muy frecuente y suele ser de curso benigno. El 97% de los casos de bronquiolitis no requiere internarse, aunque puede complicar a pacientes con factores de riesgo como prematurez, desnutrición, cardiopatías congénitas, displasia broncopulmonar, inmunodeficiencias y enfermedades pulmonares crónicas.

Aunque son muchos los virus que pueden estar implicados, el más frecuente es el Virus Sincitial Respiratorio, para el cual no existen vacunas. Es por ello que desde las entidades sanitarias remarcan la importancia en el lavado de manos, la ventilación de los ambientes y la recomendación de no exponer a los niños ni al frío ni a otras personas enfermas.

Asimismo, se recomienda que si un niño tiene bronquiolitis, debe salir lo menos posible hasta que la enfermedad haya pasado para evitar que contagie a otras personas, ya que el contacto con alguien que esté en proceso de la enfermedad es la principal forma de contagio.

El otro virus que puede producir bronquiolitis es el Virus Influenza, pero la diferencia es la existencia de vacunas, teniendo en cuenta que siempre hay que colocarlas cuando el médico lo indique.

Desde Clínica Pueyrredon, los profesionales señalaron que “la enfermedad se presenta inicialmente con 1 a 3 días de catarro de vías aéreas superiores, pudiendo acompañarse de fiebre; por lo cual no puede diferenciarse de un resfrío común”.

No obstante, advirtieron que “si luego el niño comienza con tos, mayor mucosidad, agitación, y se observa una dificultad al ‘sacar el aire’, o presenta un silbido en el pecho y hundimiento del espacio entre las costillas o la parte superior del abdomen en el límite con el tórax cuando respira, debe acudir a un profesional por una consulta específica”. Cabe señalar que, la bronquiolitis puede ir empeorando con los días, por lo que es muy importante controlar al niño con el pediatra de cabecera.

 

Estudios y tratamientos

En el caso de bronquiolitis, cuando no se presentan síntomas graves, los estudios no son necesarios. “El hemograma, por ejemplo, suele ser normal y la radiografía de tórax solo da signos inespecíficos; en este caso, sirven si el médico sospecha otro diagnóstico. Por otro lado, el estudio etiológico para saber qué virus es el causante no suele ser obligatorios para bronquiolitis que se tratan en forma ambulatoria”, indicaron desde el servicio de Pediatría. 

En cuanto a los tratamientos, el único demostrado que sirve es el de sostén. Esto significa mantener una buena hidratación, siempre que se pueda mantener la lactancia materna; aspirar secreciones, mantener la nariz destapada, y dormir semisentado le dará confort al niño.

El oxígeno es el único medicamento de demostrada eficacia en esta enfermedad, pero sólo se usa cuando exista necesidad. “La efectividad del salbutamol, que es el fármaco que clásicamente se usaba, se ha puesto en duda en los últimos años, y sólo es utilizado en ciertos pacientes con cuadros respiratorios que responden al fármaco, cuando el médico lo indica, generalmente en pacientes con antecedentes”, finalizan los profesionales pertenecientes al servicio de Clínica Pueyrredon.