Mar del plata

9 de Febrero de 2020 09:00

Un inventor marplatense patentó una novedosa forma de generar energía

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Realizó un descubrimiento y lo patentó en el Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual. Busca generar “energía abundante, limpia y a muy bajo costo”. Su teoría.

¿Cómo sería el planeta si pudiésemos disponer de energía ilimitada y sin contaminación del medio ambiente? Esa es la pregunta que se realizaba continuamente un inventor de Mar del Plata, y en la búsqueda de una respuesta realizó durante años, incontables pruebas a través de diversos prototipos, consiguiendo finalmente hacer un descubrimiento con resultado exitoso.

“La energía gratis, abundante, sin peligro y nada contaminante, suena como a vender humo”, contó a 0223 el inventor marplatense Darío Brigi.

Para no generar expectativas sin dar detalles, éste inventor editó un video donde explica su descubrimiento transformado en invención, justo un tiempo después de haber pasado por el Inpi (Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual),  donde inició los trámites y entregó la documentación necesaria para obtener una Patente de Invención, y así hacerse del derecho de propiedad de su invento.

Brigi explica en el video, que “el gran problema que enfrentaba era la ley de Lenz”. Esta ley para el campo electromagnético dice: “Toda bobina compuesta por varias espiras, cuando es atravesada por un campo magnético variable, se genera en ésta una corriente inducida, y ésta a su vez, genera un campo magnético propio, que se opone al campo magnético generador. Por lo tanto si no existieran los campos magnéticos inducidos en oposición, generados por las corrientes inducidas en las bobinas, sería muy fácil hacer un generador de energía gratis, abundante y limpia”. 

Atento a esta cuestión, el inventor marplatense estuvo trabajando para dar una solución a ese problema por mucho tiempo, hasta entender que la solución era guiar esos campos magnéticos inducidos en las bobinas de modo que no interfieran con los campos magnético generadores, es decir, de modo que éstos campos magnéticos no estén en oposición. 

“La solución que descubrí, fue modificar la bobina de manera que el campo magnético inducido describa una trayectoria cerrada, como ocurre en una bobina toroidal, creando de esa manera lo que describo como una bobina toroidal achatada con espiras en ángulo”, precisó. 

“Las características de su diseño de bobina contiene espiras con un ángulo de inclinación respecto de la dirección del campo magnético variable que la atraviesa, y que como todas las espiras forman parte de una especie de toroide achatado, la corriente inducida en el nuevo diseño de bobina genera líneas de campo magnético confinadas en el interior de éste toroide achatado. Por lo tanto las líneas de campo magnético en el interior de la bobina toroidal achatada no interfieren de manera que se opongan al campo magnético variable exterior”, explicó Brigi.

El inventor intentó comunicarse con funcionarios del gobierno nacional para dar a conocer su invento, pero sin suerte, entabló conversaciones con una firma de Venture Capital del Reino Unido en busca de financiar su proyecto. 

De comprobarse su teoría y estar en lo cierto, significaría un gran avance en materia científica y podría significar un gran hito tecnológico.
 

Compartir
Compartí esta nota
Comentarios de usuarios de Facebook