Segunda ola

7 de Julio de 2021 21:37

La variante Delta, el elemento que puede alterar los planes de Montenegro y la oposición

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Tanto el oficialismo como la oposición temen el impacto de la variante Delta.

La situación actual se analiza con optimismo, pero la irrupción de la variante puede cambiar los planes. En lo electoral los movimientos están aplacados. 

Los chicos están en las aulas, el número de contagios de Covid -19 se mantiene estable, el sistema sanitario logró descomprimirse y el clima electoral, al menos en Mar del Plata, se muestra aplacado, sin peleas desaforadas. Esta realidad auspiciosa tiene, sin embargo, un punto gris en el horizonte: la variante Delta.

La temporada de verano fue una muestra de volver a una casi normalidad e hizo creer a muchos que la pandemia había pasado. Los datos objetivos mostraban que la segunda ola, más tarde o más temprano, golpearía al país, pero luego de un año tortuoso muchos nos aferramos a la ilusión de que lo peor ya había pasado. Pero no. Lo peor llegó en los últimos dos meses cuando los casos en el país se multiplicaron, el sistema de salud estuvo al borde del colapso y volvió a establecerse una cuarentena estricta para reducir la circulación.

Hoy la situación vuelve a favorecer a los optimistas, especialmente por el fuerte avance de la campaña de vacunación. Miran al fin de semana largo del 12 de octubre como el puntapié inicial a la recuperación de la normalidad. “Las charlas con la gente son distintas y te das cuenta que hay otro ánimo”, confiesa una dirigente del Frente de Todos, que resaltó el ritmo de vacunación que alcanzó el gobierno provincial en la ciudad.

 

 

En el Ejecutivo local comparten la mirada sobre el escenario actual. Luego de que el intendente pidiera que la vacunación se agilice, hoy se ve un ritmo acelerado en Mar del Plata que crecerá significativamente este viernes cuando los mayores de 40 años puedan ir por su primera vacuna sin necesidad de tener turno. La Provincia sumará cuatro vacunatorios itinerantes durante el fin de semana para fortalecer la campaña. 

Sin embargo, nadie le saca el ojo a la variante Delta, que está sacudiendo a países en los que los índices de vacunación son muy altos. Está claro que, tarde o temprano, esta variante ingresará al país, lo que no está claro es el impacto que tendrá. “Los especialistas no descartan que la tercera ola genere nuevas restricciones”, admiten, casi con resignación, fuentes cercanas al gobierno provincial.

Y en el municipio tampoco lo hacen. “Sabemos que va a llegar. Lo que no está claro es si habrá una explosión de casos, que no tendrá impacto en el sistema sanitario. O si esta variante puede generar casos graves”, indican desde el municipio. Aprovechan, en ese punto, para bajar un poco la euforia por la vacunación: “El porcentaje de vacunados con las dos dosis todavía es muy bajo. Y faltan varios meses para llegar a tener un número importante”.

Con esa salvedad, desde los dos principales espacios políticos no vislumbran grandes cambios en la realidad sanitaria hasta el cierre de las listas. En Juntos por el Cambio están en una especie de stand by. “Arriba” están en medio de la batalla: Diego Santilli quiere encabezar la lista de diputados nacionales por la provincia, al igual que Facundo Manes. ¿Habrá interna? ¿Sellarán un acuerdo? ¿Cómo se posicionarán los demás dirigentes y espacios? Hoy todo indica que la competencia en la Paso es inevitable, pero el escenario está trastocado.

Manes parece contar con el apoyo de Emilio Monzó y Jorge Macri (integrantes del Pro), mientras que Santilli podría sumar a Gustavo Posse (radical). “Parece que todos están tensionando para conseguir los mejores lugares posibles. Pero la lógica indica que los radicales vayan en una lista y los del Pro, con la Coalición Cívica, en otra”, analiza un armador político del Pro en Mar del Plata.

¿Estas peleas pueden condicionar la lista de unidad en Mar del Plata? La apuesta de Guillermo Montenegro, que este jueves estará con Larreta en la Ciudad de Buenos Aires, es que no haya interna. Quiere evitar competir en una Paso a como dé lugar, algo lógico, por cierto. Los acuerdos en la política muestran que un intendente no debe someterse a una competencia interna. La misma intención tiene Maximiliano Abad, líder del radicalismo en la provincia, y principal armador en Mar del Plata.

Pese a esa voluntad de acuerdo en ambos sectores ninguno se atreve a descartar de plano que haya competencia. “Al final, si la política lo manda y hay que hacer dos listas, se harán”, cuentan cerca de Abad.

En el Frente de Todos, desde hace tiempo, el clima parece claro. Es más: una alta fuente dentro del espacio reconoció que el posible armado de la lista (Virginia Sívori a la cabeza y el segundo lugar para el Frente Renovador) se habló hace más de un mes y desde ese momento no hubo polémicas, ni cambios.

 

“No estamos hablando del tema candidaturas. Sí tratamos de mostrar la unidad que hay entre los distintos espacios del Frente de Todos para que no se genere ningún radiopasillo, pero estamos centrados en mostrar lo que hacemos en los espacios de gestión que tenemos y un trabajo serio en el Concejo Deliberante, con propuestas concretas”, sostiene un dirigente del principal espacio opositor.

Con las listas resueltas, habrá un mes de descanso hasta el inicio de la campaña. No obstante, desde el oficialismo local no prevén iniciar debates centrales en el Concejo Deliberante. Los primeros indicios dan muestra de que la campaña electoral irá por un carril y la gestión por otro. “Las señales de provincia y nación, por ahora, apuntan a eso. Nuestra idea es seguir ese mismo camino. Y con las elecciones tan cerca no suma impulsar proyectos relevantes en el Concejo, como tampoco lo harán en la Legislatura y el Congreso”, explican desde el Ejecutivo.

La oposición, sin embargo, advierte que hay un tema al que no le podrá escapar: el futuro del predio de residuos. Tras la salida de Ceamse de Mar del Plata, el municipio debe resolver cómo realizará la gestión de los residuos. “Es un tema muy importante, porque además no se hicieron las obras que estaban comprometidas. Vamos a estar muy atentos a eso”, advierten.

 

La oposición y el oficialismo intentarán mantenerse durante la campaña en las mismas líneas que llevan actualmente. El gobierno de Montenegro hará hincapié en la importancia de cuidar la salud y el trabajo de los marplatenses. Desde el Frente de Todos buscarán una campaña propositiva que los sostenga como alternativa de gobierno en 2023. Sin embargo, los dos saben que hay un factor que puede cambiarlo todo: la variante Delta.

Compartir
Compartí esta nota