RADIO
EN VIVO
imagen

Primera nacional

15 de Noviembre de 2019 21:48

Alvarado rescató un puntazo en Córdoba

Jorge Zules Caicedo hizo un gran partido en la zaga y Alvarado se trae un punto valioso de Córdoba. (Foto: Tw @Belgrano)

Más allá de haber arrancado ganando casi desde el vestuario, por como se dio el partido, jugar más de media hora con un hombre menos y estar perdiendo a 15' del final, el 2 a 2 ante Belgrano le sentó bien al "torito".

Maduro, aplomado, contra las adversidades, con un hombre menos durante más de media hora, con un gol de otro partido cuando no pasaba sobresaltos, con un árbitro que lo iba metiendo contra su propio arco, Alvarado se hizo fuerte en Córdoba, pisó firme en el "Gigante de Alberdi" y sumó un punto importantísimo tras igualar 2 a 2 frente a un Belgrano que no levanta cabeza, que arrancó el torneo de la Primera Nacional como candidato al ascenso y que en la 13° fecha está en los últimos puestos de la tabla, con técnico interino y se fue silbado en su propia cancha. 

Si había un comienzo ideal para Alvarado frente a un Belgrano envuelto en crisis, con su gente impaciente y que apenas había terminado un partido de doce con el arco en cero, era metiéndole un gol rápido y duplicando una presión que, de por sí, tenía el dueño de casa. Y lo consiguió el conjunto de Juan Pablo Pumpido porque al minuto, tras un centro de Canuhé que amagó y desacomodó la defensa, el rebote le quedó atrás a Fernando Ponce que dibujó una pirueta y de media chilena, la metió por arriba de Rigamonti para sellar el 1 a 0 y despertar demasiado temprano el "movete celeste movete" de la parcialidad local.

Así como era positivo trasladarle ese peso extra, no servía si la ventaja te iba a llevar a retrasarte, a jugar muy cerca de Bilbao y a cederle el protagonismo a un equipo que no tenía ideas ni claridad, que empujaba pero no podía generar demasiado riesgo para el arquero que respondía bien, pero esa cercanía le daba la chance que, ante una pelota suelta, pudiera alcanzar el empate. Pasó media hora para que eso sucediera, cuando Vegetti, el más peligroso del dueño de casa, tuvo su habitual oportunismo para capturar el rebote del arquero que había reaccionado bárbaro ante un cabezazo de González y dejar todo como al principio. El envión se trasladó para el otro lado y al "torito" lo que más le convenía era que terminara la etapa para poder pensar y empezar de cero. Así y todo, casi de casualidad, tuvo la más clara para desnivelar luego de un despeje de su propia área, Germán Rivero arrancó habilitado y lo desacomodaron justo cuando iba a definir, terminó punteando y se desvió en un defensor para perderse por el fondo.

El complemento comenzó equilibrado, Pumpido lo mandó a Vidal por un intrascendente Giacomini y el "Pato" trató de inquietar con sus corridas, pero a los 13' se hizo echar infantilmente. Luego de un forcejeo con Vázquez, le lanzó un golpe delante del árbitro que no dudó y lo mandó a las duchas. El panorama se complicaba y Diego Becker ingresó fresco por Canuhé para tratar de acompañar a Rivero cuando tuviera chances de atacar. El local seguía sin claridad, pero Rey Hilfer le daba una mano, cobraba cada roce y le permitía meter gente en el área de un Bilbao que no tenía mayor trabajo. El exCentral, en una contra, se jugó el mano a mano y sacó el zurdazo bajo que desvió hacia el medio Rigamonti y no pudo Rivero.

Lo que no podía lograr a partir del juego, Belgrano lo hizo a partir de una individualidad. Luján, que estaba para ser sustituído, se tenía preparada una verdadera joya para poner en ventaja al dueño de casa. El árbitro dejó pasar una falta en defensa y de ahí salió la pelota para el "10" que se acomodó para la derecha y antes que lo crucen sacó un zapatazo bárbaro con fuerza y dirección exacta, que superó la estirada de Bilbao, pegó en el travesaño y cayó para desatar la locura en Alberdi. La bronca del banco visitante era indisimulable y Rey Hilfer echó al asistente Donnet por protestar. De ese tiro libre, el rechazo corto le quedó a Maximiliano González que se llenó el empeine del pie derecho y la metió contra el caño izquierdo para reaccionar rápido y dejar otra vez todo igualado. 

Quedaban 10' para el infarto y el local sintió el impacto. Con uno menos, parecía Alvarado el que estaba más cerca, pero Belgrano tiene un goleador bárbaro como Vegetti que de un centro al montón hizo una ocasión clarísima con un cabezazo letal que reventó el travesaño de Bilbao que sólo miraba. Con empuje, el local fue y fue para ganar el partido, el arquero del "torito" se hizo gigante para cachetear una gran definición de Luján que siguió camino al travesaño y Almeida cabeceó un centro apenas arriba. Los 6' de descuento iban a hacerse largos. Pero el equipo marplatense tuvo personalidad, sostuvo la pelota bien lejos de su arquero y jugó con la desesperación de Belgrano, hasta el pitazo final que no se festejó pero se apretó el puño. Son cinco partidos sin perder, pasó de estar último a merodear la mitad de la tabla y si el receso llegara hoy, Alvarado estaría en zona de clasificación a la Copa Argentina.

Síntesis

Belgrano (Córdoba) (2): César Rigamonti; Juan Barinaga, Ignacio Vázquez, Joaquín Novillo y Cristian Almeida; Gastón González, Santiago Longo, Hernán Bernardello y Nahuel Luján; Pablo Vegetti y Enrique Borja. DT: Julio Constantín.

Cambios: ST 10' Ulises Sánchez y Martín Garnerone por González y Borja, 22' Maximiliano Lugo por Longo.

Alvarado (2): Emanuel Bilbao; Lucas Fernández, Gabriel Fernández, Jorge Zules Caicedo y Fernando Ponce; Lucas Algozino, Maximiliano González, Pablo Ledesma y Cristian Canuhé; Robertino Giacomini y Germán Rivero. DT: Juan Pablo Pumpido.

Cambios: 0' Patricio Vidal por Giacomini, 16' Diego Becker por Canuhé y 41' Leandro Teijo por González.

Goles: PT 2' Ponce (A) y 31' Vegetti (B); ST 31' Luján (B) y 35' González (A).
Incidencias: ST 14' expulsado Vidal (A).
Árbitro: Leonardo Rey Hifler.
Estadio: "Julio César Villagra".