Violencia de género

4 de Noviembre de 2019 10:53

En 10 meses hubo 226 femicidios y 195 chicos se quedaron sin mamá

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto: archivo 0223

Esto significa que cada 32 horas en Argentina muere una mujer por violencia machista. En el 40% de los casos la víctima fue atacada por su pareja y en su propia casa.

Desde el 1º de enero hasta el 31 de octubre de 2019, 226 mujeres fueron asesinadas en la Argentina, lo cual arroja que en lo que va del año hubo un femicidio cada 32 horas, de los cuales 38 casos aún no fueron esclarecidos.

Además, 195 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre y el 18% de víctimas había denunciado a su agresor previamente, mientras que el 9% tenía restricción de contacto o perimetral y el 2% poseía un botón antipánico.

Así surge del registro nacional de femicidios del Observatorio Mumalá "Mujeres, Disidencias, Derechos", sector desde el que exigieron “medidas urgentes, concretas y efectivas para la prevención, asistencia y erradicación de las violencias contra las mujeres e identidades disidentes”.

“En el gobierno de Mauricio Macri no sólo estuvieron ausentes presupuestos acordes a la dimensión de la problemática en las áreas específicas, sino que achicando el Estado y aumentando los índices de pobreza se profundizaron las desigualdades de las mujeres y del colectivo diverso disidente”, expresaron.

De acuerdo a ese informe, de los 226 femicidios cometidos en los últimos 10 meses, 192 tuvieron como víctima sólo a una mujer; en 12 existió un vínculo entre niña y mujer; en 16 hechos el femicidio estuvo vinculado a relación entre niño y varón; y 6 crímenes fueron trans y travesticidios. Del total, 38 muertes aún no fueron esclarecidas y se encuentran en proceso de investigación.

Según surge del relevamiento en cuanto al vínculo que tenía la víctima con el femicida, el 40% era pareja, el 28% expareja y el 10% era familiar. En tanto, el 16% de los agresores era conocido mientras que apenas el 4% desconocía a la víctima.

Respecto de la modalidad del femicidio, se pudo precisar que el 26% fue con arma fuego; el 30% con arma blanca y el 13% por asfixia. Además, el 8% de las víctimas fue incineras, el 17% asesinada a golpes y el restante 6% fue ultimada mediante torturas, envenenamientos, caídas de altura, etcétera.

Además, del estudio de los casos surge que el domicilio de la mujer sigue siendo el lugar más inseguro: los femicidios ocurrieron en la vivienda de la víctima (37%), en la casa que compartía con el agresor (25%), en la vía pública (10%), en un descampado (10%), en el domicilio del agresor (8%), en una propiedad privada (4%) o en la vivienda de un familiar (2%). El restante 4% de los hechos aún se desconocen en qué lugar fueron perpetrados.

Según el mismo informe, el 20% de los agresores se suicidó y el 5% lo intentó; el 7% de los femicidas pertenecía a alguna fuerza de seguridad –policía (60%), militar retirado/pasivo (25%), policía retirado (7,5%) y militar activo (7,5%).

Del total de femicidios cometidos con armas de fuego (46), en el 13% de los casos se utilizó un arma reglamentaria.

En tanto, el 5% de los femicidas está prófugo, mientras que el 7% de los asesinos tiene en su haber más de una víctima.

Otros datos relevantes

·En el 38% de los casos víctima y victimario convivían

·El 11% de las víctimas estuvo desaparecida

·El 6% fue abusada sexualmente

·El 5% estaba embarazada

·El 4% de las mujeres era migrante

Edad de las víctimas

· 0 a 12 años: 10%

· 13 a 15 años: 2%

· 16 a 18 años: 5 %

· 19 a 40 años: 47%

· 41 a 60 años: 24%

· Más de 60 años: 9%

· Sin datos: 3%

Niñas y adolescentes víctimas

·El 12 % de las víctimas tenían entre 0 y 15 años (26 hechos)

· El 25% de las víctimas de entre 0 y 15 años fue violada o abusada

· El 30% estuvo desaparecida.