RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

18 de Junio de 2019 20:05

Francisco y su familia perdieron todo por quinta vez

Las fuertes lluvias y la falta de infraestructura hicieron estragos en los mismos barrios de siempre. El vecino de Valle Hermoso, su mujer y sus dos hijos, son sólo uno de los casos conocidos de autoevacuados de Mar del Plata.

Francisco y Juliana, junto a sus dos hijos, se tuvieron que autoevacuar luego de las intensas lluvias que azotaron Mar del Plata en las últimas horas y que anegaron, como siempre, a los barrios periféricos. Dejaron su casa en Valle Hermoso y se refugiaron en lo de una pariente que vive en el no menos afectado Parque Hermoso. La necesidad de brindar un lugar seco para los chicos y el temor de dejar la casa sola: "el miedo al robo siempre está".

Como en cada temporal que castiga la ciudad, 0223 salió a recorrer las zonas afectadas, hasta que en el corazón de Parque Hermoso una imagen dio lugar a la historia: una familia caminando por las calles inundadas del barrio con unas pocas pertenencias a cuestas. Se estaban autoevacuando. Los 4 estaban completamente empapados. Encabezaba el grupo Francisco, quien trabaja de albañil y ante la consulta de este medio aseguró: "tuvimos que salir porque se nos metió el agua adentro de la casa, nos llegaba a la altura de la rodilla, casi, en el patio lo mismo".

El joven trabajador estaba acompañado por su mujer y sus dos hijos, que también estaban empapados y caminaban por el agua tras los pasos de sus padres. "Anoche la pasamos ahí, tratamos de aguantar, pero mientras llovía tanto se nos llenó todo de agua", sostuvo Francisco y señaló que "esta zona no está mucho mejor que Valle Hermoso, de donde venimos, pero mi cuñada justo está en una parte alta del barrio, así que ahí vamos".

"Ahora llegamos, secamos a los chicos, les ponemos ropa seca y limpia", comentó el hombre, quien añadió: "somos nosotros cuatro y mi suegra que vive al lado que también se tuvo que ir". El lugar elegido por Francisco es la casa de su cuñada que vive en la parte alta de Parque Hermoso. A esta zona de la ciudad, que no tiene obras de infraestructura como desagües o pluviales, llega el producto de las lluvias que caen en el sector de campos y quintas de las cercanías de Batan. 

Este problema, siempre que llueve fuerte se da, "y nosotros estamos en una zona baja del Valle, se ve que las quintas y el campo se llenaron de agua y se viene el agua para Parque Hermoso también, está mal planeado esto, es una cuestión histórica y falta de lógica: el agua tiene que correr para algún lado, no se puede inundar tanto el barrio", reflexionó el hombre.

"Es la quinta inundación que nos arruina todo y ahora cuando seque hay que ver que queda: la heladera, la cama, los colchones, los muebles, y el miedo al robo siempre está, son unas pocas cositas que uno tiene, y el riesgo de algún malvado siempre está", concluyó Francisco.