Cristina en Mar del Plata: “Hay que ponerle punto final al endeudamiento, el país no aguanta más”

Por Redacción 0223

La senadora y precandidata a vicepresidente llegó en plena campaña electoral a Mar del Plata para presentar su libro “Sinceramente”. Criticó al gobierno de Macri y puso el foco en el endeudamiento: “Creía que el FMI como prestador de dinero era un capítulo cerrado”.

A pocas semanas de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias del 11 de agosto, la ex presidenta Cristina Fernández llegó a Mar del Plata para presentar su libro “Sinceramente”, éxito de ventas desde su lanzamiento meses atrás, con más de 300 mil ejemplares vendidos.

Acompañada por una multitud que siguió su discurso en el exterior del hotel Provincial, la actual senadora criticó al gobierno de Macri y fustigó también a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, con el precandidato del Frente de Todos en la provincia, Axel Kiciloff, sentado en la primera fila del auditorio.

 

 

Con foco en el histórico endeudamiento al que apeló la gestión de Cambiemos y con un análisis amplio sobre el comportamiento de los medios de comunicación, Fernández de Kirchner habló por el lapso de más de una hora y también tocó uno de los temas más complejos de la actualidad, la crisis económica.

Antes de meterse de lleno en algunos conceptos de su libro, la aspirante a la vicepresidencia expresó rápidamente sus diferencias con la gestión del oficialismo: “Más allá de los coucheos evidentes que tuvieron varios candidatos para poder ganar, algo con lo que está claro se puede ganar una elección, cuando tenés que gobernar no hay coucheo que valga”, arremetió en primera instancia.

 

 

Vidal y los medios, en la mira

Enseguida, se refirió a las declaraciones de Vidal relacionadas a los actuales índices de desocupación: “Me sorprendió su respuesta frente a ese tema. Dijo que la desocupación creció porque nació más gente. Es un disparate total. O lo dijo para salir del paso o la asesoraron así. Y si la asesoraron así, los bonaerenses estamos en graves problemas”, sentenció.

“El estereotipo que se ha montado en los medios es que el puntero siempre es del peronismo”

En esa línea, prosiguió su discurso con la lupa en los medios de comunicación: “Miren que importante es ese tema. Miren como después una sociedad tiene que soportar una mala gestión porque en realidad se le vendió un producto y unas ideas que no eran tal”, graficó en referencia a lo expresado por Macri y Vidal en la anterior campaña.

“Nunca pensé que Macri iba a hacer lo que hizo. Tenía mis sospechas pero la diferencia entre la promesa y la mentira ha sido muy fuerte”, exclamó a continuación.

En otro tramo de su alocución, CFK aseguró: “No ví este blindaje mediático ni con Alfonsín, ni con Menem, ni con De la Rúa. Por un lado está el blindaje y por otro la manipulación. El blindaje es no decir lo que sucede. La manipulación es agregar cosas basadas en prejuicios para confundir a la gente”, analizó.

 

 

Economía y endeudamiento

Con directas referencias y apoyo incondicional para con Axel Kiciloff, la exmandataria se explayó sobre la crisis actual con un concepto particular e ironizó sobre las consideraciones que se hicieron contra el exministro en relación a su supuesta ideología “soviética”, según la propia palabra utilizada por CFK: “Este es un régimen anticapitalista: la gente no puede comprar lo que quiere” lanzó sobre la política económica de la alianza Cambiemos.

“Capitalismo era cuando estaba Axel de ministro de Economía. Podías consumir, podías viajar. Pero además, los propios medios de comunicación se beneficiaban. Agarrabas los diarios, los dabas vueltas y veías anuncios publicitarios por todas las páginas. Páginas enteras con ofertas, de viajes, de supermercados, de lo que se les ocurra. Incluso, pesaban más los diarios”, continuó en clave irónica.

“Creía que el FMI como prestador de dinero era un capítulo cerrado”

En ese sentido, recordó su legado en el Ejecutivo: “Nosotros dejamos un país sin deuda. La pregunta ahora es; ¿cómo se va a devolver la deuda actual? ¿De dónde vamos a sacar los dólares? La deuda con el FMI es de 57 mil millones de dólares. Y hay otra de 160 mil emitida en apenas tres años y medio. Es impresionante, ya es más amplia que durante la dictadura. Entró más plata a la Argentina que en todo el Plan Marshall, que fue la mayor ayuda que dio Estados Unidos a Europa. Pero los resultados de ese plan se vieron, se reconstruyó Europa. Acá me pregunto, ¿dónde están esos 160 mil millones de dólares? Hay gente durmiendo en la calle, fábricas que cierran. Ese 9 de diciembre que entregué el mando, esto, sinceramente, no lo imaginaba”, expresó.

 

 

El próximo voto de los argentinos

A poco de comenzar la presentación sobre su libro, Fernández de Kirchner no esquivó reconocer el inminente proceso que vivirán los argentinos al ir a las urnas, en agosto y en octubre: “No podemos ignorar que estamos en período electoral”, soltó y la exposición sobre su obra literaria viró entre las referencias al contenido de “Sinceramente” y la actual campaña.

“Los derechos siempre requieren presupuesto. No se puede negar el conflicto social”

“Tenemos la responsabilidad de organizarnos. Esto no cambia porque sí. Nosotros pudimos mirar a los trabajadores y saber que nunca los traicionamos. Y no van a encontrar ningún discurso nuestro con promesas. Así y todo, pese a no haber prometido nada, cuando dejé el gobierno sentí que cumplimos con muchas cosas que necesitaba la gente. ¿Que nos faltaron cosas?, y sí, es imposible vivir en un mundo donde todo esté solucionado”, analizó.

Respecto a la elección de voto, CFK se sinceró: “Confiemos en la sensatez de los argentinos, que no pueden llegar a creer que haciendo lo mismo que hace Macri lograrán tener resultados diferentes”.

“No nos tenemos que cansar de persuadir, de eso se trata la política. Y estoy segura de que esto lo podemos revertir, sino me quedaría en mi casa”, expresó en una de sus últimas conclusiones.

 

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Cristina en Mar del Plata: “Hay que ponerle punto final al endeudamiento, el país no aguanta más”

La senadora y precandidata a vicepresidente llegó en plena campaña electoral a Mar del Plata para presentar su libro “Sinceramente”. Criticó al gobierno de Macri y puso el foco en el endeudamiento: “Creía que el FMI como prestador de dinero era un capítulo cerrado”.

A pocas semanas de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias del 11 de agosto, la ex presidenta Cristina Fernández llegó a Mar del Plata para presentar su libro “Sinceramente”, éxito de ventas desde su lanzamiento meses atrás, con más de 300 mil ejemplares vendidos.

Acompañada por una multitud que siguió su discurso en el exterior del hotel Provincial, la actual senadora criticó al gobierno de Macri y fustigó también a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, con el precandidato del Frente de Todos en la provincia, Axel Kiciloff, sentado en la primera fila del auditorio.

 

 

Con foco en el histórico endeudamiento al que apeló la gestión de Cambiemos y con un análisis amplio sobre el comportamiento de los medios de comunicación, Fernández de Kirchner habló por el lapso de más de una hora y también tocó uno de los temas más complejos de la actualidad, la crisis económica.

Antes de meterse de lleno en algunos conceptos de su libro, la aspirante a la vicepresidencia expresó rápidamente sus diferencias con la gestión del oficialismo: “Más allá de los coucheos evidentes que tuvieron varios candidatos para poder ganar, algo con lo que está claro se puede ganar una elección, cuando tenés que gobernar no hay coucheo que valga”, arremetió en primera instancia.

 

 

Vidal y los medios, en la mira

Enseguida, se refirió a las declaraciones de Vidal relacionadas a los actuales índices de desocupación: “Me sorprendió su respuesta frente a ese tema. Dijo que la desocupación creció porque nació más gente. Es un disparate total. O lo dijo para salir del paso o la asesoraron así. Y si la asesoraron así, los bonaerenses estamos en graves problemas”, sentenció.

“El estereotipo que se ha montado en los medios es que el puntero siempre es del peronismo”

En esa línea, prosiguió su discurso con la lupa en los medios de comunicación: “Miren que importante es ese tema. Miren como después una sociedad tiene que soportar una mala gestión porque en realidad se le vendió un producto y unas ideas que no eran tal”, graficó en referencia a lo expresado por Macri y Vidal en la anterior campaña.

“Nunca pensé que Macri iba a hacer lo que hizo. Tenía mis sospechas pero la diferencia entre la promesa y la mentira ha sido muy fuerte”, exclamó a continuación.

En otro tramo de su alocución, CFK aseguró: “No ví este blindaje mediático ni con Alfonsín, ni con Menem, ni con De la Rúa. Por un lado está el blindaje y por otro la manipulación. El blindaje es no decir lo que sucede. La manipulación es agregar cosas basadas en prejuicios para confundir a la gente”, analizó.

 

 

Economía y endeudamiento

Con directas referencias y apoyo incondicional para con Axel Kiciloff, la exmandataria se explayó sobre la crisis actual con un concepto particular e ironizó sobre las consideraciones que se hicieron contra el exministro en relación a su supuesta ideología “soviética”, según la propia palabra utilizada por CFK: “Este es un régimen anticapitalista: la gente no puede comprar lo que quiere” lanzó sobre la política económica de la alianza Cambiemos.

“Capitalismo era cuando estaba Axel de ministro de Economía. Podías consumir, podías viajar. Pero además, los propios medios de comunicación se beneficiaban. Agarrabas los diarios, los dabas vueltas y veías anuncios publicitarios por todas las páginas. Páginas enteras con ofertas, de viajes, de supermercados, de lo que se les ocurra. Incluso, pesaban más los diarios”, continuó en clave irónica.

“Creía que el FMI como prestador de dinero era un capítulo cerrado”

En ese sentido, recordó su legado en el Ejecutivo: “Nosotros dejamos un país sin deuda. La pregunta ahora es; ¿cómo se va a devolver la deuda actual? ¿De dónde vamos a sacar los dólares? La deuda con el FMI es de 57 mil millones de dólares. Y hay otra de 160 mil emitida en apenas tres años y medio. Es impresionante, ya es más amplia que durante la dictadura. Entró más plata a la Argentina que en todo el Plan Marshall, que fue la mayor ayuda que dio Estados Unidos a Europa. Pero los resultados de ese plan se vieron, se reconstruyó Europa. Acá me pregunto, ¿dónde están esos 160 mil millones de dólares? Hay gente durmiendo en la calle, fábricas que cierran. Ese 9 de diciembre que entregué el mando, esto, sinceramente, no lo imaginaba”, expresó.

 

 

El próximo voto de los argentinos

A poco de comenzar la presentación sobre su libro, Fernández de Kirchner no esquivó reconocer el inminente proceso que vivirán los argentinos al ir a las urnas, en agosto y en octubre: “No podemos ignorar que estamos en período electoral”, soltó y la exposición sobre su obra literaria viró entre las referencias al contenido de “Sinceramente” y la actual campaña.

“Los derechos siempre requieren presupuesto. No se puede negar el conflicto social”

“Tenemos la responsabilidad de organizarnos. Esto no cambia porque sí. Nosotros pudimos mirar a los trabajadores y saber que nunca los traicionamos. Y no van a encontrar ningún discurso nuestro con promesas. Así y todo, pese a no haber prometido nada, cuando dejé el gobierno sentí que cumplimos con muchas cosas que necesitaba la gente. ¿Que nos faltaron cosas?, y sí, es imposible vivir en un mundo donde todo esté solucionado”, analizó.

Respecto a la elección de voto, CFK se sinceró: “Confiemos en la sensatez de los argentinos, que no pueden llegar a creer que haciendo lo mismo que hace Macri lograrán tener resultados diferentes”.

“No nos tenemos que cansar de persuadir, de eso se trata la política. Y estoy segura de que esto lo podemos revertir, sino me quedaría en mi casa”, expresó en una de sus últimas conclusiones.

 

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar