Coronavirus

31 de Marzo de 2020 11:19

La Técnica N° 5 trabaja en la creación de sistemas de ventilación para pacientes y termómetros infrarrojos

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Uno de los prototipos de respiradores automáticos en el cual están trabajando en la Técnica N° 5. Este modelo podría utilizarse en las ambulancias.

Estudiantes y docentes trabajan por estas horas para dotar al sistema de salud municipal de elementos de seguridad para afrontar la pandemia del coronavirus. Mentes solidarias para un momento excepcional. 

Mar del Plata, a tono con las políticas adoptadas por el presidente Alberto Fernández y con la colaboración del gobierno nacional, sigue preparándose con todas sus herramientas para tratar el avance del coronavirus. El intendente Guillermo Montenegro, activo e insistente con el objetivo de que se respete la cuarentena, muestra su preocupación por lo que puede llegar a suceder en las próximas semanas. Y detrás de todas las acciones oficiales que se están realizando -construcción de un hospital modular, gestión de camas en hoteles sindicales, creación de 11 lugares COVID en diversos puntos-, un grupo de estudiantes y docentes de las escuelas técnicas de la ciudad se encuentran trabajando solidariamente para fabricar elementos de que permitan afrontar el peor escenario.

Puntualmente, la Escuela de Educación Secundaria Técnica N° 5 "Amancio Williams", trabaja intensamente por estas horas en el perfeccionamiento de un "sistema automático de ventilación de pacientes" (un respirador de bajo costo, no homologado) y una pistola infrarroja medidora de la temperatura corporal. A la vez, junto a otras técnicas del partido y la escuela Agraria, a través de impresoras 3D, están fabricando protectores faciales para el personal de sanidad, y picaportes para poder abrir las puertas sin la utilización de las manos para instalar en todos los centros de salud del municipio.

Sistema de ventilación para pacientes: solo para utilizar en una situación extrema

Las medidas que desde el gobierno nacional, provincial y municipal se están adoptando, son pensadas para prepararse para el peor escenario posible respecto a la cantidad de contagiados por COVID-19. Nadie sabe qué pasará de acá a una semana o más. El intendente Montenegro declaró este domingo a 0223 que la ciudad pudo adquirir un 50 % más de los respiradores que disponía anteriormente. "Contaremos con entre 150 y 170 respiradores. Pero somos 1 millón de habitantes", advirtió. 

La Técnica N° 5 lleva varios días perfeccionando un "sistema automático de ventilación para pacientes", al cual no quieren llamarlo formalmente respirador, porque no está homologado y parte de la comunidad médica lo observa con recelo. El profesor Arturo Otero explicó a 0223: "No es algo inventado por nosotros. Se gestó en grupos en Italia y en Irán que buscaron desarrollarlo en medio de la pandemia. Al tomar contacto con ellos y ver lo que estaban haciendo, tratamos de adelantarnos y empezar a trabajarlo acá con lo que podemos desarrollar y con los materiales que tenemos disponible. Nos nutrimos de lo sucedido en otros países".

Desde arriba, uno de los últimos prototipos de ventilación para pacientes, todavía en estudio.

Por su parte, Diego Álvarez, Jefe de Área de la Técnica N° 5, contó cómo es este sistema: "Es una leva que empuja a un caño que lo que hace es presionar sobre un ambú (bomba que da ventilación). Se puede variar la presión, la intensidad y la velocidad". Y agregó: "estamos haciendo un prototipo de bajo costo y rápido de replicar para automatizarlo. Hay mucha gente en el mundo creándolos: en Italia y España, cuando no tuvieron más alternativa, acudieron a estos dispositivos y comenzaron a fabricarlos. La idea nuestra es fabricar uno de bajo costo que sea fácil de replicar, por ejemplo, en un pueblito de Chaco."

En este proyecto se encuentran trabajando las docentes Silvana Gargiulo y Paola Flamen, y los alumnos Mateo Roldán, Dylan Sarmiento, Santiago Tauber, Alejo Oldano, Tomás Blanco, Gastón Calderón, Enzo Lanari y Lucas Ibar.

Álvarez añadió: "Tenemos un prototipo funcionando (van por la sexta versión), ahora le estamos agregando sensores de presión, porque sino corres el riesgo de insuflar demasiado y reventar el pulmón del paciente. A la vez, colocamos una bomba de vacío para la expiración. Como el paciente tendrá una mascarilla, cuando hacés la compresión el paciente inspira, y luego necesitás vaciar el aire de la mascarilla". Y el profesor Otero, dejó en claro cuál es la postura de los gobiernos: "tratar de no tener que llegar a utilizarlos porque no son productos homologados, lo cual es absolutamente lógico. Pero la idea es que estén a disposición en caso de emergencia cuando no alcancen los respiradores. Eso sucedió en otras partes del mundo".

Pistola para tomar la temperatura en impresión 3D

La Técnica N° 5 también pone su foco en la fabricación de un termómetro infrarrojo, en formato de pistola para medir la temperatura orporal. La carcasa es impresa en 3D. La misma ya fue probada por la secretaria de Salud Viviana Bernabei en las últimas horas. También se utilizarán en los centros de salud del municipio. 

Protectores faciales, picaportes y barbijos para el sistema de salud municipal

En un trabajo en conjunto entre las cinco escuelas técnicas de la ciudad y la Agraria N° 1, con el aval del municipio, los estudiantes y docentes trabajan para proveer al sistema de salud municipal de equipamiento de seguridad para prevenir el coronavirus. Por empezar, la fabricación de protectores faciales: "Son impresos en 3D en su parte alta, y la cobertura se hace con planchas de acetato y/o placas radiográficas que estamos recolectando mediante donaciones de la gente y empresas", explicó Diego Álvarez. "Son descartables, porque la técnica de impresión 3D es difícil de esterilizar. Llegado el caso, como el sistema de ventilación, cuando los necesiten los utilizarán". Serán unos 300, que se suman a los 1.000 que una agrupación de impresores 3D de la ciudad ya donó al Hospital Interzonal General de Agudos.

Protectores faciales de acetato e impresión 3D. Descartables, para uso de personal sanitario.

También en impresión 3D están creando picaportes plásticos que se colocan encima de los convencionales para que personal y público que asiste a los centros de salud puedan abrir las puertas sin usar las manos. 

Los picaportes especiales en uno de los centros de salud del municipio.

Por último, mientras dialoga con 0223, Diego Álvarez viaja de un lado para otro de la ciudad para recolectar material para fabricar barbijos. "Mediante la Cámara de Textiles, se acordó que las fábricas se encargarán de hacerlos. Nosotros conseguimos las donaciones y las llevamos. Fernando Muro (secretario de Desarrollo Productivo e Innovación) y Lucía Bonifatti (subsecretaria de Modernización) me consultaron y les dije que lo mejor era eso".

Mar del Plata cuenta orgullosamente con estas inteligentes personas que dedican su tiempo solidariamente para el bien común en medio de la pandemia. Con ingenio, capacidad, hacen su aporte para que la ciudad pueda afrontar este momento excepcional sin sobresaltos. Para ellos, también los aplausos de la hora 21.

Compartir
Compartí esta nota