Provinciales

14 de Abril de 2020 08:03

Médicos, odontólogos y bioquímicos exigen respuestas a Ioma

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Distintas asociaciones plantearon que la obra social no realizó ningún pago de 2020 y tampoco se concretó la recomposición arancelaria acordada en septiembre del año pasado.

Representantes de distintas federaciones de la salud enviaron una carta al gobernador Axel Kicillof, su ministro de Salud y el presidente de Ioma para plantear la crítica situación que atraviesan en medio de la pandemia por las deudas que la obra social de la provincia mantiene y la no implementación de la suba de los aranceles que habían acordado en septiembre del año pasado.

“Nos conmovemos noche tras noche con el aplauso motivador y solidario que nos alienta a seguir cumpliendo con nuestro inclaudicable compromiso con la salud. La sociedad en su conjunto viene haciendo un esfuerzo monumental, al que no somos ajenos, para enfrentar la contingencia”, plantean en el inicio de la carta las autoridades de Faba (Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires), Femeba (Federación Médica de la Provincia de Buenos Aires), Femecon (Federación Médica del Conurbano) y Fopba (Federación Odontológica de la Provincia de Buenos Aires).

En esa línea, reconocieron que, con aciertos y errores, los gobiernos “trabajan sin descanso para, por una parte, pertrechar adecuadamente los servicios de salud, y al mismo tiempo, compensar con lo que se pueda, la grave afectación de la economía, que aunque en distinta proporción, nos afecta a todos, sin excepción”. Y aclararon que el sector de los profesionales de la salud “no es un sector privilegiado, todo lo contrario”.

“Además del consabido riesgo físico, por lejos el más importante, y frente al que estamos en la primera línea de fuego, también sufrimos una merma en nuestros ingresos, que compromete el propio sustento alimentario”, plantearon.

Consideraron una “gran paradoja” pese a que se trata de un sector “sobredemandado” en los servicios de internación, sea en el ámbito estatal o el privado, al mismo tiempo sufren “una merma importantísima en nuestro desempeño en el primer nivel de atención, que afecta gravemente nuestra economía familiar”.

“No sólo no hemos sido beneficiarios de ninguna acción que morigere nuestras ya asfixiantes cargas impositivas, previsionales y de costos de servicios indispensables para la práctica profesional, sino que la mayor fuente de trabajo profesional en la provincia de Buenos Aires, el Ioma, con más de dos millones de personas a las que además de darles respuesta sanitaria frente a la pandemia, deberá seguir sosteniendo su acceso a la salud, no nos paga en tiempo y forma. No se ha efectivizado el último tramo de la recomposición arancelaria del año pasado (12%), tampoco ha habido ningún incremento durante el año en curso, con lo que nuestras remuneraciones al día de hoy son las mismas que se encontraban vigentes a septiembre de 2019”, plantearon.

A su vez, remarcaron que las últimas prestaciones que cobraron por parte de Ioma corresponden a noviembre y diciembre del año pasado. “No cobramos nada en lo que va de 2020”, indicaron.

“Francamente resulta incomprensible semejante desprecio por lo que hoy la sociedad en su totalidad valora como el bien más preciado. Igual, vamos a seguir trabajando”, concluyeron.