Mar del plata

30 de Abril de 2020 08:11

Al borde de la quiebra, jardines maternales piden ayuda del Estado: "Estamos desamparados"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Imagen Ilustrativa - Archivo 0223: en el jardín Decroly la matrícula disminuyó más de un 50%.

En Mar del Plata al menos siete instituciones presentaron una nota en el gremio para exponer su situación. "No llegamos ni a pagar los gastos fijos", graficaron.

Una considerable reducción en la matrícula de alumnos producto del coletazo económico que provocó el aislamiento social, preventivo y obligatorio en muchas familias que vieron trunca la posibilidad de pagar las cuotas pone en jaque a los jardines maternales de Mar del Plata que piden auxilio de parte del Gobierno de la Nación.

Tal es el caso del jardín infantil Decroly, ubicado en Castelli al 1200, donde tienen a cargo a 20 empleados, entre docentes, auxiliares, administrativos y mantenimiento. A principios de marzo, concurrían cerca de 130 chicos y hoy apenas van 36. Ante esta situación, los directivos se vieron obligados a liquidar los sueldos por solo diez días. "No sabemos cómo continuaremos, no llegamos ni siquiera para pagar los gastos fijos", explicaron.

En diálogo con 0223, la directora del jardín, Verónica, reconoció que, de continuar así, para mayo tendrán un ingreso de diez cuotas. "Cómo hacemos para solventar 20 empleados. Esta situación ocurre en muchos establecimientos de Mar del Plata y el país, en muchos casos han pensado en presentar quiebra. Es imposible solventar un jardín con 30 alumnos", aseguró.

Es que las salas de 1, 2 y 3 años no son obligatorias y ante las restricciones de circulación que obligan a los adultos a permanecer en los hogares, algunas familias optaron por no abonar las cuotas. "Nos utilizan como guardería. Al no estar trabajando, no lo pagan", explicó. En cambio, otras familias se quedaron sin trabajo o con ingresos mínimos sin la posibilidad de abonar. "Esto provocó que la matrícula merme considerablemente y que la actividad esté al borde de la quiebra si no conseguimos una ayuda del Estado", señalaron.

Frente a esta situación, la directora pide por una batería de medidas que los incluya. "El Gobierno nacional no llega a los jardines, no somos ni pymes ni empresarios. Pasaron 40 días y nadie dice nada. Hoy es resistir y tratar de que el jardín continúe abierto. Quedamos totalmente desamparados", reprochó.

 

Fuentes consultadas por este medio confirmaron que al menos siete instituciones hicieron una presentación formal en Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) para exponer la situación que atraviesan. "Es un nivel que está complicado, hace mucho tiempo venimos planteando la vulnerabilidad de este sector", expresaron desde el gremio.

"La situación actual que transitamos todos los jardines maternales y de infantes sin subvención del Estado es angustiante y complicada. Por un lado, cerramos nuestras puertas y por ende cesaron las clases presenciales. Aunque hoy proponemos actividades virtuales, el conocimiento impartido es distinto al tratarse de niños de corta edad que van desde los 45 días a 5 años", manifestaron a través de un comunicado.

Compartir
Compartí esta nota