Coronavirus

4 de Junio de 2020 12:06

Denuncian que una clínica pide $6.000 para que las mujeres estén acompañadas al dar a luz

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo revelaron desde el Observatorio de Violencia Obstétrica. Afirman que los padres tampoco pueden acompañar a sus parejas durante la internación. Denuncia que la medida incumple con la ley de parto respetado.

Desde el Observatorio de Violencia Obstétrica de Mar del Plata denunciaron que la Clínica Colón les exige a las embarazadas el pago de 6 mil pesos para que puedan estar acompañadas durante el proceso de parto.

Estefanía Martynowskyj, referente del espacio local, aseguró que la institución sanatorial empezó a implementar la medida desde la irrupción de la pandemia del coronavirus y señalaron que se contrapone con lo que está dispuesto en la reglamentación de la ley nacional de parto respetado.

Según los reclamos que recibió el observatorio, en el momento de la internación o del parto, la clínica le pide 6 mil pesos a las parejas de las embarazadas para que las puedan acompañar si no, por protocolo, quedarán solas en una habitación. De no pagar, el papá del bebé solamente podrá ir en los horarios de visita.

"Si el acompañante puede estar tres horas por día, el argumento de la bioseguridad por la situación de la pandemia se cae totalmente. No tiene mucho sentido, eso demuestra un ánimo de lucro", apuntó la socióloga y activista feminista, en declaraciones a 0223, y remarcó: "En la ley queda claro en un artículo específicamente que la institución no puede cobrar por el acompañamiento".

 

Martynowskyj dijo que han advertido este accionar irregular por parte de la Colón en más de veinte casos durante el período de cuarentena. "Supimos del caso de una mujer que tenía programada una cesárea, con mellizos, y no lo querían dejar que estuviera acompañada ni en el parto ni en la internación. Finalmente, se tuvo que cambiar de maternidad porque le faltaba poco para parir", ejemplificó.

La representante del observatorio remarcó que el contexto de la pandemia "no es excusa" para vulnerar los derechos resguardados dentro de la ley de parto respetado, como el hecho de que la mujer esté acompañada, de que elija la posición para partir, de que no vaya a una cesarea de manera innecesaria y que no reciba medicamentos o intervenciones que tiendan a apurar el proceso de parto.

A partir de la cuarentena, Martynowskyj comentó que desde el observatorio se conformó una red de contención telefónica, con participación de distintos profesionales, después de recibir distintas consultas por suspensiones de turnos en las maternidades. "Varios lugares implementaron un sistema de turnos por teléfono pero después lo suspendían y no le ofrecían ninguna alternativa a la embarazada", explicó.

El Observatorio de Violencia Obstétrica fue creado por Las Casildas, una agrupación conformada por personas que desde distintas áreas generan dispositivos y aportes con el objetivo de difundir información en torno a la gestación, parto, nacimiento y crianza de niños y niñas como así también cuestiones de género.

 

Compartir
Compartí esta nota