Música

3 de Agosto de 2020 18:56

#Fundemia, música y creatividad a la espera de tiempos mejores

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Casi 60 músicos rotativos de la ciudad y el mundo, liderados por el productor marplatense Fabián Spampinato, llevan grabadas trece canciones desde sus hogares, ensambladas todas en videos que valen la pena disfrutar en cuarentena. 

En tiempos de pandemia y cuarentena eterna, los músicos integran el grupo de los perjudicados, y la chance de poder volver a tocar ante la gente aparece muy lejana. Sin embargo, desde Mar del Plata y para el mundo, con entrega y creatividad, surgió #Fundemia (léase ´fandemia´): una reunión virtual de músicos amigos que van rotando y que desde sus hogares y estudios aportan sus tocadas, para la presentación de una canción cada lunes (ya van trece en total), interpretaciones cuidadosamente editadas que se pueden disfrutar en YouTube e Instagram. 

El músico y productor marplatense Fabián Spampinato (creador de la compleja y extensa bandas "Magnolia" y "Nubes, esta última homenajea hace 5 años todos los jueves la música de Luis Alberto Spinetta) es el ideólogo, productor y editor de esta movida, además de tocar su bajo.  Tal como reza en su presentación ante el público, en un juego de palabras, "#Fundemia nació de la visceral necesidad de juntarnos, amigos-colegas-consejeros-etc, para transformar en divertido (FUN, en inglés) el amargo momento que nos toca atravesar a quienes trabajamos de montar espectáculos en vivo para y/o con público".

Spampinato dialogó con 0223 y contó el surgimiento de #Fundemia, que está atravesado por un momento personal muy especial, en recuperación de una operación de cáncer. "Luego de un 2019 que pintaba muy bueno, llegó esta noticia acerca de mi salud. Pero como se venía el verano, fui postergando la intervención con la intención de poder tocar con mis compañeros de banda, no dejarlos sin laburo. Pero, desde el mismo sector de siempre de la Secretaria de Cultura, en el que hay empleados municipales que solo tienen una birome pero cero criterio, no respetan tu currículum, tu laburo, tu ética, mis casi 43 años de patear tablones de golpe... me suspendieron  un par de fechas sin tener la consideración que yo había planeado una estrategia en base a fechas-operación, la que finalmente llegó en marzo. No fue algo heavy afortunadamente pero si de cuidado y 3 dias después, la cuarentena".

El contexto enfermedad-operación y recuperación, pandemia, shows programados hasta junio cancelados, tuvo su catarsis en la música, siempre salvadora: "en una charla con Marisa Wiedmer (multi vientista de Buenos Aires, talentosa y gran amiga) le digo medio en joda ´Che ¿hacemos un video con una versión de 4'33'' de John Cage con un par de músicos más y la subimos a las redes?´". Esa canción, quiebre en la carrera del compositor estadounidense de música contemporánea, está dividida en 3 movimientos que, sumados, dan justamente 4 minutos con 33 segundos y se basa en una partitura que en su comienzo solo tiene una advertencia: "Tacet" o sea, "Silencio". Durante ese tiempo, los intérpretes deben guardar silencio y la magia está en los sonidos que vienen del público azorado.

Spampinato explica: "Con esa idea, ´divertida´ y que no representaba ni ensayos, ni partituras, ni armar una sección convoqué además de a Marisa, a Andrés Beuwsaert (pianista y cantante de Aca Seca trio, de Pedro Aznar y de Gustavo Santaolalla) que oficia de director, a Luis Cerávolo (baterista de Piazzolla y Spinetta entre otros), a Matías Morelli (de Bahia Blanca, concertista de vibráfono y xiolofones) y a Andrés Mastrángelo (de Montevideo, Uruguay, con un acordeón) y armamos un guión con el que teníamos que "entretener" a quienes llegaran al video mirándonos en sincro, haciendo gestos en sincro, provocandose unos con otros, pero pausadamente. Decidimos, ya que semejante quiebre en la historia de la música contemporánea, visto desde un lado Zappeano tiene una gran dosis de sarcasmo y/o humor, presentarnos como FUNDEMIA (léase FANDEMIA) ya que "fun", palabra anglo, significa "divertido", ese neologismo podía leerse como "Una pandemia divertida".

"Desde entonces, con Marisa pactamos cumplir cada lunes con un tema nuevo: una semana un aporte compuesto por nosotros y la siguiente, alguna melodía que no nos pertenezca pero que nos guste tocar o reversionar", agregó el músico marplatense.

-¿Cuántos músicos han participado ya de las 12 grabaciones?

-Sin sonar exagerado, creo haber contado casi 55 artistas, además claro de la sociedad que ideó #FUNDEMIA: Marisa y yo. Algunos coterráneos, es decir, de Mar del Plata, o Bahía Blanca, Rosario, Buenos Aires por ejemplo pero también tuvimos la fortuna de compartir música e ideas con colegas de otros países como Polonia, Uruguay, Brasil, Estados Unidos y España... ahora que lo noto, no puedo acreditar que hemos participado en estas 12 semanas casi 60 almas.

-¿Hay algún criterio para la elección de canciones, que van desde composiciones propias a interpretaciones?

-No. Si bien cuando Fundemia fue concebido como proyecto cada semana nos enfrentábamos a cumplir con lo que habíamos pautado, sin demasiado orden, es decir: una vez que el tema de ese lunes ya estaba en YouTube empezábamos a cranear el siguiente, algunos músicos comenzaron a ofrecerse y una cierta disciplina llegó por descarte. Así es que a partir del cuarto o quinto tema, armé un texto con fechas y posibles músicas. Así que no solo tengo programados unos 12 o 13 temas, cubriendo agosto, septiembre y octubre: también existe una certeza de un 70 %, digamos, sobre quienes van a tocar en cada canción... y les puedo asegurar, con mucho placer, orgullo y ansiedad que vamos a disfrutar del talento de apellidos ilustres que se sumarán a la lista de los que ya nos acompañaron, como Luis Cerávolo, Andrés Beeuwsaert o Mario Gusso (de la Bomba de Tiempo y percusionista de Nahuel Penissi)

-Es un trabajo arduo producir, grabar, y encima editar. La edición va de la mano con el trabajo musical, ¿cuánto tiempo lleva cada canción entre producción y subida del material? 

-Hay temas que se arman en dos días, por como surgió la idea, como se tiró la primera semilla. Ejemplo, que ha pasado: le pido a Diego Zamorano, baterista que comparte conmigo el proyecto Nubes [en procura de una brisa] que registre en su casa, 16 compases, a determinada velocidad, que sugiero con un simple audio que le tarareo por WhatsApp, que todo ese ritmo dure... 8 minutos. Cuando me lo envía, quizás al rato, empiezo a jugar con el bajo, seguramente ese bajo y esa batería me dispara una idea para que Marisa toque en el saxo o la flauta y así va tomando forma una composición casi de abajo hacia arriba. Pero en contraposición, tengo maquetas (piezas de audio en la que toco bajo, guitarra, programé la bateria e imagino que la melodia, que grabé con una acústica, la hará un violín o un bandoneón) y como no me cierra la idea... la voy reprogramando para más adelante.

Este primer lunes de agosto, #Fundemia se publicó con la canción Skate U de Michael League, de Snarky Puppi: "convocamos a cerca de 10 músicos y una bailarina contemporánea. La batería del susodicho, está grabada por Jorge González, maestro de bateristas y percusionistas de Buenos Aires y lider de la banda Pulsónica hace como 40 días". A continuación, el video:



¿"Fundemia" tiene fecha de vencimiento o continuará aún cuando termine esta pandemia?

-No podría decirte ni si ni no. Es lógico cuando finalice esta situación de aislamiento y falta de actividad para músicos y cada quién vuelva a la normalidad, no va a ser tan fácil encontrar ejecutantes con tiempo ocioso para "jugar" unas horas semanales. Lo cierto es que algunos temas que se compusieron durante la cuarentena a partir de #FUNDEMIA, podrán formar parte de un set list de alguna banda que yo integre. Lo que si tengo en mente, dado que en 2 meses más, si continuamos al ritmo de 4 o 5 temas por mes, habrá cerca de 30 canciones y estoy muy tentado, casi te lo confirmaría, que voy a seleccionar 16 o 17 y vamos a sacar un disco físico, un CD, además de como se acostumbra, subirlo a las plataformas musicales digitales, para tener un testimonio veraz de que hubo un momento inédito en la historia contemporánea en la que un par de locos y locas (bueno, no un par: como 60 locos y locas!), mientras afuera la muerte nos estaba buscando en cualquier esquina, respetando el aislamiento, con celulares, sin ensayo, sin mirarse a los ojos para marcar "1...2...3...cuá" tuvieron la hermosa y edificante idea de intentar trocar en divertida ("fun") una pandemia que se llevó millones de vidas en todo el planeta. Quiero que haya un registro que certifique que pudimos atravesar un tiempo de miedo y muerte haciendo música con colegas que quizás... jamás conozcamos personalmente...

Todos los videos están en YouTube y en IGTV como @fundemia_ (guion bajo)

Compartir
Compartí esta nota