Fase 3

27 de Agosto de 2020 18:23

Montenegro: "Es el momento de generar un impasse para reordenar la situación"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Montenegro brindó una conferencia de prensa vía Zoom. Foto: 0223.

El jefe comunal aseguró que tomó la decisión para evitar un colapso del sistema en el futuro. Para circular no habrá que tramitar ningún certificado.

Luego de anunciar el retroceso de Mar del Plata a la fase 3 del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el avance del coronavirus, el intendente Guillermo Montenegro aseguró que es momento de hacer un "impasse" para intentar revertir la situación epidemiológica que atraviesa al distrito.

En una conferencia de prensa que brindó vía Zoom, el jefe comunal explicó que la decisión de restringir algunas actividades para disminuir la circulación de personas y, por consecuencia, la del virus se tomó solo por diez días para "acompasar" el sistema de fases del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que se actualiza cada 14 días y realizar una investigación sobre lo que ocurra en ese período.

"El lunes anticipamos que estábamos en una situación de circulación comunitaria y el martes y miércoles vimos cómo seguían aumentando los casos. Analizamos la situación en general y entendemos que es momento de generar un impasse de diez días par reordenar la situación. Si no se toman medidas preventivas en este momento se puede complicar en el futuro", consideró el intendente.

Durante los últimos fines de semana habían sido cada vez más intensas las conversaciones con Carlos Bianco, el jefe de Ministros de Gabinete del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. En este sentido, Montenegro aseguró que la decisión fue suya y Alejandro Rabinovich, el coordinador de Gabinete, se la comunicó a la administración bonaerense.

"Tomamos esta medida en base a la situación que vemos todos: el aumento de casos, el haber decretado y anunciado la situación de transmisión comunitaria y evitar una situación de complejidad en el sistema sanitario que hoy no es tal", sostuvo a la vez que indicó que con el correr de los días analizarán si amerita extender el período de la permanencia en fase 3. "Analizaremos la situación, no solo en base a los casos, sino también al movimiento de personas en la ciudad", precisó.

Si bien algunas actividades quedarán suspendidas a partir del sábado, fecha en la que se implemente la medida, Montenegro aclaró que el retroceso no implica tramitar un permiso para circular por la calle y que se van a aumentar las áreas de control en el espacio público y los locales."No hay que sacar nada poque no está estipulado en la fase 3. El espacio publico no va a ser un lugar donde se generen encuentros, salvo la salida recreativa a 500 metros de tu casa", manifestó.

El intendente precisó que a la fecha hay 61 camas de cuidados intensivos ocupadas por pacientes con diferentes patologías, de los cuales 19 corresponden a personas que contrajerno Covid-19. De ellos, diez requieren de asistencia mecánica respiratoria. En base a estos números, el responsable del Gobierno local aseveró que "el sistema no está cerca del colapso", aunque reconoció que sí es el recurso humano el que "entra en estrés".

"Yo sé que es una decisión antipática, pero tiene que primar la responsabilidad en el cuidado de la salud. Si no hacemos esto no estaríamos cuidando a los vecinos de Mar del Plata, Batán y Sierra de los Padres", expresó al finalizar.