Violencia de género

28 de Enero de 2021 19:42

Salvaje intento de femicidio a puñaladas en Mar del Plata: "Si no estás conmigo, no estás con nadie"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Al recibir el alta del Higa, Natalia Montes regresó a su casa del barrio Las Dalias pero teme por su vida: su expareja, Lucas Ostachi, está profugo de la Justicia tras el ataque. "Él dijo que iba a ir hasta el final", aseguró.  

Natalia Montes recibió este jueves por la mañana el alta médica del Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) Dr. Oscar Allende tras recibir seis puñaladas de su expareja, Lucas Exequiel Ostachi, pero su drama todavía no termina: la mujer de 34 años teme por su vida y espera que la Justicia pueda capturar cuanto antes al agresor, quien permanece prófugo con la promesa de "ir hasta el final".

La herida más grave que sufrió la víctima fue la del brazo derecho ya que uno de los puntazos le cortó el tendón y lo inmovilizó. "Él me agarró del cuello, me tiró al piso y me empezó a dar puñaladas por todo el cuerpo. Me pude defender un poco pero no tanto porque ni bien me cortó el brazo no lo podía mover", explicó, al recordar el dramático episodio de violencia de género.

El hombre no pudo terminar con la vida de Montes porque Giselle, la amiga, intervino y evitó que continuara el ataque a puñaladas. "No me mató porque no pudo llegar al cuello y por suerte después me escuchó Giselle y me salvó", reconoció, en declaraciones al móvil de Crónica TV, mientras se recupera en la casa del barrio Las Dalias, la misma donde se registró el ataque a partir de las 22.15 del miércoles.

A pesar de tener custodia policial en la casa, la mujer confesó tener "miedo" ante las constantes amenazas de muerte de su expareja. "Este miércoles a la tarde hizo un posteo de facebook en el que dijo que iba a ir hasta el final. Y a nosotras dos nos amenazó con matarnos antes de escaparse", recordó, y agregó: "Cuando me atacó porque le dije que no quería seguir más con la relación, él me respondió: 'Si no estás conmigo, no vas a estar con nadie'".

Según Montes, Ostachi ya posee algunos antecedentes penales: estuvo preso por un homicidio y por estar involucrado en otros dos robos. "Yo sabía de esto cuando lo conocí pero nunca me imaginé que iba a terminar así", lamentó, y dijo: "Conviví un año con él y en ese año pasé de todo. Siempre quería mi celular porque lo manijeaba para conseguir droga. Y así perdí siete celulares. Yo necesito el celular para trabajar".

Por estas horas, el acusado del salvaje ataque sigue prófugo de la Justicia y se intensifica la labor policial para dar con su paradero. La mujer, sin embargo, advirtió que sigue por la zona. "Unos vecinos lo vieron comprando cerveza en otro barrio", reveló.

 

 

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota