Segunda ola

20 de Mayo de 2021 14:18

Advierten que Mar del Plata “sigue con muchos contagios y pocas camas disponibles”

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Según fuentes oficiales hay 95 camas ocupadas de terapia por casos Covid y no Covid. Foto ilustrativa: 0223

Lo afirmó a 0223 el médico epidemiólogo Gonzalo Corral. Explicó que hay "parámetros objetivos" para pasar a fase 2 y que no se trata de una "decisión autárquica" de los intendentes. 

Los especialistas advierten que la situación epidemiológica en Mar del Plata sigue compleja, ante un elevado número de casos positivos por Covid-19 y de alta ocupación de camas de terapia. Para el médico epidemiólogo Gonzalo Corral este preocupante contexto sanitario “mucho no ha cambiado en las últimas semanas”.

“Seguimos con un número alto de casos y seguimos con pocas camas disponibles en terapia intensiva. Tenemos un número amesetado muy alto y eso hace que la situación en última semana prácticamente no haya cambiado y la cantidad de pacientes internados sigue siendo bastante alta, con internaciones prolongadas. A medida que tengamos entre 250 casos o más y el 10% se internan, hace que se vayan acumulando pacientes y queden menos camas disponibles, tanto para los pacientes que están en la sala general como los que están en la terapia intensiva y que necesiten respiración mecánica”, evaluó el profesional.

En relación a la posibilidad que Mar del Plata retroceda a fase 2, Corral explicó que para tomar esa decisión “se deben dar tres parámetros como la incidencia de casos, la tasa de positividad y la ocupación de camas. Está estipulado por el Ministerio de Salud de la Nación”, aseguró el médico.

Y razonó: “Son parámetros objetivos, los municipios no pueden tomar su decisión de forma autárquica, ya que tienen que basarse en estos parámetros para determinar si es necesario reducir aún más la circulación a través de la restricción que es bajar de fase”, explicó Corral.

En declaraciones a 0223, el médico especialista en Infectología dijo que la lógica implica que “a medida que haya menos circulación de gente, habrá menos circulación viral”. Asimismo, pidió en caso de pasar a fase 2, se evalúe “minuciosamente” suspender la presencialidad.

“Si uno analiza la cantidad de casos y eventualmente la tasa incidencia, no hay dudas que no habría que continuar con la presencialidad. Pero también hay que ver a la presencialidad con otros parámetros, como la sociabilidad de los chicos, con la posibilidad que puedan acceder a la educación y a la alimentación en muchos casos. Y marca también que los que no tienen acceso virtual, sea más desigual el tema de la pandemia. La escolaridad es un capitulo a analizar muy detalladamente y minuciosamente. Esperemos que no ocurra y si pasa, que sea en el menor tiempo posible”, concluyó.