Mar del plata

21 de Mayo de 2021 22:55

Un cambio que modifica la situación de Mar del Plata para después del confinamiento

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La modificación en el DNU podría generar un fuerte golpe a comercios no esenciales.

Hasta el nuevo decreto los distritos el alarma epidemiológica tenían que superar los dos indicadores establecidos por el Ministerio de Salud. Sin embargo, ahora se estableció que con solo uno de ellos el distrito se considera en alarma.

Una modificación casi imperceptible respecto del anterior decreto presidencial genera un cambio sustancial en la situación de Mar del Plata luego del confinamiento. El DNU del presidente Alberto Fernández difundido este viernes por la noche introdujo un cambio respecto del anterior: en donde antes había un “y” ahora va un “o”. ¿Qué implica? Para ser considerado un distrito en alarma epidemiológica (la instancia más restrictiva) ahora es necesario superar un indicador: cantidad de casos cada 100 mil habitantes u ocupación de camas de terapia intensiva. Hasta este sábado hacía falta estar por encima en ambos y eso fue lo que mantuvo a Mar del Plata en fase 3 y con clases presenciales.

La novedad fue advertida con sorpresa en el Ejecutivo municipal, donde esperaban que después de los 9 días de confinamiento Mar del Plata retomara el ritmo que tuvo hasta este viernes. Es decir, comercios abiertos, clases presenciales y circulación habilitada hasta la medianoche. “Con este cambio, la cuestión cambia. Seguiríamos con las restricciones más severas hasta el 11 de junio”, anticipó una fuente del Ejecutivo municipal.

 

De todos modos, el tema no termina de estar claro. De hecho, Mar del Plata estuvo en alarma sanitaria, según el gobierno nacional, pero la provincia respetó los indicadores y decidió que la ciudad no retroceda a fase 2. Incluso, este mismo viernes por la noche General Pueyrredon ya fue incluido entre los distritos en alarma epidemiológica. 

 

Lo cierto es que sise cumple la nueva letra del decreto tal como está planteado, Mar del Plata no saldrá fácilmente de la situación de alarma. Si bien la ciudad por ahora no sufrió un crecimiento en la ocupación de camas de terapia intensiva y está lejos del 80%, el criterio de incidencia lo supera ampliamente. Ese indicador se establece a partir de la suma de casos de coronavirus de los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes y ese número de casos. Si el resultado es superior a 500, la ciudad quedará en situación de alarma. Hoy por hoy, Mar del Plata está muy por encima de esa cifra. 

Cuando el intendente Guillermo Montenegro elevó una nota a la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizotti, para que revea los números de Mar del Plata el planteo fue que la ciudad no llegaba a la ocupación de camas de terapia y que se tomaba una población de Mar del Plata para calcular la incidencia que no se correspondía con la realidad. No obstante, sobre este último punto las autoridades sabían que tenían pocos elementos para ganar la discusión. Más allá de que es sabido que Mar del Plata tiene más habitantes que los que marca el último censo, la herramienta concreta es esa. En aquel entonces, como hacía falta estar por encima de los dos indicadores para estar en estado de alerta, no hubo mayores inconvenientes. Sin embargo, el decreto de este viernes cambia el panorama.

Compartir
Compartí esta nota