Video

10 de Septiembre de 2021 18:17

Astróloga, karateka y rockera: todas las facetas de la entrañable Herminia Weinbaum

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
0223 despide a la gran madre de la tele con sus mejores apariciones. Foto: mdqparatodoelmundooficial.

Culini y Eugenio coincidìan en calificar a la mujer de 89 años como la "jefa de la batuta" en el icónico programa de "MDQ para todo el mundo" que los llevó a la fama.

Herminia Weimbaum, la entrañable madre de los conductores de "MDQ para todo el mundo" que hoy dejó de luto a todo Mar del Plata con su partida, era tan versátil como simpática y hacía gala de todas sus facetas en el programa de sus hijos.

La última participación de la mujer de 89 años en MDQ fue a través de las redes sociales en octubre del 2020, en plena pandemia del coronavirus, para acompañar las celebraciones virtuales del Día de la Madre: allí se la pudo ver vital y sonriente, como en cada una de sus apariciones, frente a una notebook. "Feliz día para todas las madres del mundo", dijo, con sus brazos bien abiertos.

Herminia tenía siete hijos. Eugenio y Culini coincidían en calificarla como la "jefa de la batuta" en el marco del exitoso ciclo de viajes por el mundo que les permitió ganarse el cariño del público marplatense y de distintas partes del país con su auténtico carisma.

El éxito para los Weimbaum no fue casualidad sino fruto del esfuerzo: la numerosa familia atravesó difíciles momentos económicos en sus inicios. “Es una luchadora mamá. Venimos de una familia que no tenía un peso. Tener un plato de comida para siete hijos era una locura", recordó Eugenio, en una entrevista que concedió el año pasado a DiarioShow.

 

"Era una época muy dura que vivíamos todos en un departamento de un ambiente, con mucha dignidad y amor. Pero en lo económico no fue una infancia fácil. De pronto ver que nos invitaban al programa de Susana Giménez era tremendo, pero es algo que no nos interesa. Lo mismo Mirtha Legrand, ir a sus almuerzos me da más nervios que darle de comer a las hienas. Tenemos otro estilo”, dijo el surfer, también conocido entre sus amigos como "Bujía".

Estrella indiscutida

La aventura de MDQ comenzó en 1989, cuando Eugenio Weinbaum, con un amigo y una cámara familiar, empezó a hacer un programa de televisión como un "juego" para difundir el surf, el deporte de sus amores. Así nació "MDQ Surf TV" y poco a poco, por su originalidad, comenzó a copar la pantalla y hasta llegó a ser ternado en 1991 a los Martin Fierro. Un año después, se suma Sebastián "Culini" Weinbaum, su cómplice inseparable.

Es en 1999 cuando Herminia, la madre de los chicos, hace sus primeras apariciones en el programa. Con su simpatía y frescura, cautivó desde un primer momento a la audiencia de "MDQ para todo el mundo" y logró su cometido: convertirse en la estrella indiscutible del ciclo.

Al festejar sus 27 años, los hermanos Weinbaum compartieron un compilado emotivo con imágenes de cada una de las piezas que estaba delante y detrás de la pantalla. Y por supuesto que no podía faltar un apartado para su mamá. En esta fecha tan especial, 0223 aprovecha para recordar sus mejores apariciones.

En las imágenes del trabajo que mantuvo durante décadas, se puede ver a una Herminia multifacética. A partir del humor, se puso numerosos personajes al hombro: desde astróloga hasta karateka o rockera. Pero siempre, al final de cada programa, ocupaba el rol protagónico de conductora y cerraba “MDQ para todo el mundo” despidiendo a sus hijos con un cariñoso apodo que ahora quedará en el recuerdo del público con otra sensación de nostalgia: "pobres giles...".

Compartir
Compartí esta nota