0223.com.ar
Selent: "Vamos a salir todas juntas"

Selent: "Vamos a salir todas juntas"

Por Redacción 0223

La capitana de Peñarol no se desespera por el arranque del equipo en la Liga Nacional Femenina, entiende que necesita adaptación y confía que van a revertir este momento.
 

Como si jugara al fútbol y tuviera la "5" en la espalda, Celeste Selent pone la pelota abajo de la suela en el medio de la cancha y con las dos palmas hacia abajo pide calma. La capitana de Peñarol en la Liga Nacional Femenina de Básquetbol reconoce que no se arrancó bien, pero también sabe cómo y por dónde ir para empezar a mejorar.

"No somos un desastre. Tenemos un equipo muy competitivo y el año pasado nos fue muy bien y no teníamos a las extranjeras. Ganamos algunos partidos tremendos. Ahora creo que entramos en una racha muy negativa y contra Rocamora jugamos horrible. En los partidos a los que teníamos que apuntar porque podíamos ganarlos fallamos, aunque supimos plantear un buen juego contra Unión Florida", dijo la ala pivote marplatense en diálogo con el departamento de prensa "milrayitas", después de la gira y en la previa del cotejo contra Vélez, que se jugará el viernes a las 20 en el microestadio Domingo Robles.

Peñarol empezó el torneo con cuatro derrotas abultadas, con buenos pasajes de juego pero lagunas muy pronunciadas que le costaron muy caro. "Nos falta mucho, actitud, plantarnos bien en defensa, pero eso no se practica, ya lo venimos haciendo desde chicas. También creo que esta racha negativa nos bajoneó, y aunque es difícil vamos a salir todas juntas. Creo que tenemos equipo para mucho más. Tengo muchos años de básquet y algo sé. Por ahí hay muchas chicas jóvenes en el plantel y eso también juega en contra porque seguramente estén nerviosas en algunas situaciones por su falta de experiencia. Claramente básquet no les falta porque por eso están donde están. Intentaremos suplir esa falta de experiencia con la ayuda de las más experimentadas", explicó Selent.

- ¿Están apuradas en ataque?

-  No, al contrario. Siento que no estamos jugando a nada. No estamos demostrando lo que sabemos. Vi todos los partidos de nuevo y parece que no supiéramos ni picar la pelota. Por ahí hemos tomado algunos tiros rápidos, pero la mayor falencia se da a la hora de los pases y las cortinas, por ejemplo, todas cosas que sabemos hacer. Es difícil hacer un balance después de estos cuatro partidos en los que jugamos mucho mejor contra rivales muy superiores que contra los otros más parejos. Lo que hicimos con Rocamora fue una vergüenza. Me dio mucha bronca porque no hay tanta diferencia entre los dos equipos.

- En ese partido se pusieron a un punto (24-23) en el segundo cuarto, y en un ratito el rival se les escapó (44-23). ¿Por qué no pueden frenar esos tremendos parciales en contra?

- Tenemos siempre un segundo cuarto que es de la "muerte". Después, el tercero y el cuarto a veces los terminamos ganando, incluso cuando los equipos no nos ponen suplentes. No entramos con menos actitud ni con menos ganas, pero no sé por qué es. No sé cuál es la razón. Capaz que bajamos la intensidad, o nos cansamos. Nos estamos replanteando eso. No sé qué tenemos que hacer para mejorar porque entrenamos bien y siempre nos remarcamos las cosas que estamos haciendo mal. No le encuentro explicación lógica a eso.

- Aunque volvieron a perder, con Unión Florida mejoraron.

-  Mucho. Cambiar la cabeza en un día es difícil y lo hicimos. Cuando no tenemos nada para perder jugamos mejor. En los que tenemos condiciones más parejas hacemos partidos horrendos y parece que no supiéramos jugar al básquet, cosa que no es así porque en años anteriores demostramos estar a la altura.

- Hablaste de las chicas jóvenes, a quienes seguramente les pega duro haber perdido los cuatro partidos y por mucha diferencia. ¿Cómo hacés para meterle al inflador anímico desde tu rol de capitana?

- Lo que yo siempre les digo es que, a su edad, no tenía la posibilidad de jugar competencias tan importantes, apenas había un Torneo Local, no teníamos ni selecciones. Creo que tienen que disfrutarlo y aprovecharlo porque pasa todo muy rápido. Y tomar conciencia de la calidad de los rivales y de lo que estamos jugando. Trato de incentivarlas, de hablarles, levantarles el ánimo. Tenemos equipo para jugar mejor. En el primer Federal perdíamos por 60 o 70 todos los partidos y ahora estamos mucho mejor. Necesitamos creérnosla porque los últimos años no fueron casualidad. Tenemos que tener más intensidad y jugar en equipo.

- ¿Hay que darle más responsabilidades a las extranjeras?

- Sí. Es claro. Si jugamos pasándonos la pelota vamos a mejorar. Si cada una quiere agarrarla y tirar no, porque perdemos claridad. El año pasado, sin ellas, ganamos unos partidos bárbaros. Contra Florida hicimos pases y metimos unos goles divinos. Sabemos que a Kama (Griffitts) o a "Yoki" (Jovana Mandic) las van a doblar y ahí tenemos que ser inteligentes para aprovechar esos huecos.

- En este nivel hay que hacer todo bien, desde una cortina hasta una postura defensiva. ¿Ajustando algunos detalles puede empezar a subir la autoestima del equipo?

- No podemos regalar nada. El tema es que hay que meter la pelotita. Tuvimos porcentajes malísimos, pero en los entrenamientos metemos. Es un tema de los partidos. Si no hacemos puntos nos predisponemos mal. si defendemos bien, recuperamos la pelota y después tiramos bien paradas y erramos nos bajoneamos.

- También les han tomado muchos rebotes ofensivos. ¿Es por una mayor potencia de las rivales o por desconcentraciones propias?

- Es una mezcla. Por ejemplo, yo hago un buen bloqueo pero hay jugadoras más altas que me ganan igual. Lo que no puede pasar es la distracción. A nivel local vamos a buscar la pelota y listo, pero en la Liga Nacional hay que pensar primero en el bloqueo, sacar a la rival con mucha más fuerza de la que hacemos habitualmente y facilitarle el trabajo a una compañera. Además, a pesar de haber jugado contra varones en los últimos años, nos sigue costando el roce. Es un juego muy físico, te agarran siempre y no estamos acostumbradas y nos fastidia, sobre todo las extranjeras. Cuando voy a buscar un rebote casi siempre me agarran y me hacen falta. Tendremos que ponernos más pillas y jugarles como ellas nos juegan a nosotras.
 

Comentarios

Selent: "Vamos a salir todas juntas"

La capitana de Peñarol no se desespera por el arranque del equipo en la Liga Nacional Femenina, entiende que necesita adaptación y confía que van a revertir este momento.
 

Celeste Selent analizó el presente del equipo y mira el futuro.

Como si jugara al fútbol y tuviera la "5" en la espalda, Celeste Selent pone la pelota abajo de la suela en el medio de la cancha y con las dos palmas hacia abajo pide calma. La capitana de Peñarol en la Liga Nacional Femenina de Básquetbol reconoce que no se arrancó bien, pero también sabe cómo y por dónde ir para empezar a mejorar.

"No somos un desastre. Tenemos un equipo muy competitivo y el año pasado nos fue muy bien y no teníamos a las extranjeras. Ganamos algunos partidos tremendos. Ahora creo que entramos en una racha muy negativa y contra Rocamora jugamos horrible. En los partidos a los que teníamos que apuntar porque podíamos ganarlos fallamos, aunque supimos plantear un buen juego contra Unión Florida", dijo la ala pivote marplatense en diálogo con el departamento de prensa "milrayitas", después de la gira y en la previa del cotejo contra Vélez, que se jugará el viernes a las 20 en el microestadio Domingo Robles.

Peñarol empezó el torneo con cuatro derrotas abultadas, con buenos pasajes de juego pero lagunas muy pronunciadas que le costaron muy caro. "Nos falta mucho, actitud, plantarnos bien en defensa, pero eso no se practica, ya lo venimos haciendo desde chicas. También creo que esta racha negativa nos bajoneó, y aunque es difícil vamos a salir todas juntas. Creo que tenemos equipo para mucho más. Tengo muchos años de básquet y algo sé. Por ahí hay muchas chicas jóvenes en el plantel y eso también juega en contra porque seguramente estén nerviosas en algunas situaciones por su falta de experiencia. Claramente básquet no les falta porque por eso están donde están. Intentaremos suplir esa falta de experiencia con la ayuda de las más experimentadas", explicó Selent.

- ¿Están apuradas en ataque?

-  No, al contrario. Siento que no estamos jugando a nada. No estamos demostrando lo que sabemos. Vi todos los partidos de nuevo y parece que no supiéramos ni picar la pelota. Por ahí hemos tomado algunos tiros rápidos, pero la mayor falencia se da a la hora de los pases y las cortinas, por ejemplo, todas cosas que sabemos hacer. Es difícil hacer un balance después de estos cuatro partidos en los que jugamos mucho mejor contra rivales muy superiores que contra los otros más parejos. Lo que hicimos con Rocamora fue una vergüenza. Me dio mucha bronca porque no hay tanta diferencia entre los dos equipos.

- En ese partido se pusieron a un punto (24-23) en el segundo cuarto, y en un ratito el rival se les escapó (44-23). ¿Por qué no pueden frenar esos tremendos parciales en contra?

- Tenemos siempre un segundo cuarto que es de la "muerte". Después, el tercero y el cuarto a veces los terminamos ganando, incluso cuando los equipos no nos ponen suplentes. No entramos con menos actitud ni con menos ganas, pero no sé por qué es. No sé cuál es la razón. Capaz que bajamos la intensidad, o nos cansamos. Nos estamos replanteando eso. No sé qué tenemos que hacer para mejorar porque entrenamos bien y siempre nos remarcamos las cosas que estamos haciendo mal. No le encuentro explicación lógica a eso.

- Aunque volvieron a perder, con Unión Florida mejoraron.

-  Mucho. Cambiar la cabeza en un día es difícil y lo hicimos. Cuando no tenemos nada para perder jugamos mejor. En los que tenemos condiciones más parejas hacemos partidos horrendos y parece que no supiéramos jugar al básquet, cosa que no es así porque en años anteriores demostramos estar a la altura.

- Hablaste de las chicas jóvenes, a quienes seguramente les pega duro haber perdido los cuatro partidos y por mucha diferencia. ¿Cómo hacés para meterle al inflador anímico desde tu rol de capitana?

- Lo que yo siempre les digo es que, a su edad, no tenía la posibilidad de jugar competencias tan importantes, apenas había un Torneo Local, no teníamos ni selecciones. Creo que tienen que disfrutarlo y aprovecharlo porque pasa todo muy rápido. Y tomar conciencia de la calidad de los rivales y de lo que estamos jugando. Trato de incentivarlas, de hablarles, levantarles el ánimo. Tenemos equipo para jugar mejor. En el primer Federal perdíamos por 60 o 70 todos los partidos y ahora estamos mucho mejor. Necesitamos creérnosla porque los últimos años no fueron casualidad. Tenemos que tener más intensidad y jugar en equipo.

- ¿Hay que darle más responsabilidades a las extranjeras?

- Sí. Es claro. Si jugamos pasándonos la pelota vamos a mejorar. Si cada una quiere agarrarla y tirar no, porque perdemos claridad. El año pasado, sin ellas, ganamos unos partidos bárbaros. Contra Florida hicimos pases y metimos unos goles divinos. Sabemos que a Kama (Griffitts) o a "Yoki" (Jovana Mandic) las van a doblar y ahí tenemos que ser inteligentes para aprovechar esos huecos.

- En este nivel hay que hacer todo bien, desde una cortina hasta una postura defensiva. ¿Ajustando algunos detalles puede empezar a subir la autoestima del equipo?

- No podemos regalar nada. El tema es que hay que meter la pelotita. Tuvimos porcentajes malísimos, pero en los entrenamientos metemos. Es un tema de los partidos. Si no hacemos puntos nos predisponemos mal. si defendemos bien, recuperamos la pelota y después tiramos bien paradas y erramos nos bajoneamos.

- También les han tomado muchos rebotes ofensivos. ¿Es por una mayor potencia de las rivales o por desconcentraciones propias?

- Es una mezcla. Por ejemplo, yo hago un buen bloqueo pero hay jugadoras más altas que me ganan igual. Lo que no puede pasar es la distracción. A nivel local vamos a buscar la pelota y listo, pero en la Liga Nacional hay que pensar primero en el bloqueo, sacar a la rival con mucha más fuerza de la que hacemos habitualmente y facilitarle el trabajo a una compañera. Además, a pesar de haber jugado contra varones en los últimos años, nos sigue costando el roce. Es un juego muy físico, te agarran siempre y no estamos acostumbradas y nos fastidia, sobre todo las extranjeras. Cuando voy a buscar un rebote casi siempre me agarran y me hacen falta. Tendremos que ponernos más pillas y jugarles como ellas nos juegan a nosotras.
 

Conectar
Crear cuenta