RADIO
EN VIVO
imagen

Salud

15 de Octubre de 2019 11:01

Reclaman a una obra social que cumpla con el pago a la acompañante terapéutica de un niño con autismo

Juan Martín tiene cuatro años y se le diagnosticó Trastorno Espectro Autista (TEA). Si bien la Obra Social con la que cuentan sus padres autorizó la Acompañante Terapéutica para que el pequeño pueda asistir a la escuela, desde hace seis meses no le paga a la profesional.   

Juan Martín tiene cuatro años, y a los dos años fue diagnosticado con Trastorno Espectro Autista (TEA). Aún no logró dejar los pañales, no desarrolló el lenguaje y no responde con “normalidad” a lo que se le pide. Pese a ello asiste al jardín como cualquier otro niño.

El pequeño Juan va y vuelve del jardín con Angie, su acompañante Terapeutica. En diálogo con 0223, Silvia, su madre relató que desde que la joven trabaja con él, Juan “progresó un montón. Estamos sorprendidos de los logros que tuvo”.

“Angie le enseñó a sacar y guardar su taza y su tupper de la mochila, a sacarse solito la campera, a permanecer sentado a la hora de compartir la merienda con sus compañeritos, y un montón de cosas más. Aparte crearon un vínculo”, explica la mujer.

Según cuenta Silvia, Juan Martín no habla. “No dice ninguna palabra, sólo algunos balbuceos sin sentido, lo que se llama la ‘jerga autista’. Su comunicación no verbal es muy limitada, te lleva de la mano al lugar o a los objetos que quiere”, asegura.

Angie y Juan están juntos desde Julio de 2018. En abril de este año, Osdop, la obra social que posee Juan le comunicó tanto a la Acompañante Terapéutica como a los padres del niño que que la prestación del acompañamiento estaba aprobada y cubierta para todo el 2019, de marzo a diciembre.

Pero Osdop, le pagó a la profesional la prestación del mes de Marzo del corriente año recién en el mes de agosto y desde entonces no le abona el salario.“Cada vez que nos comunicamos por teléfono nos dicen a las dos lo mismo”, cuenta la mujer.

Silvia relata la respuesta de la Obra social de memoria “los acompañantes terapéuticos no están en el mismo convenio que todos los demás prestadores, y se les paga con un recupero de devolución de prótesis y medicamentos que viene de la Superintendencia de Servicios de Salud. La Superintendencia no manda el giro, y sin ese giro, no hay fondos para pagarle a los acompañantes’.  Esa es la respuesta que da Osdop”, dice casi sin respirar.

“Si Angi no cobra su trabajo de todos los meses con normalidad, no va a poder seguir yendo todos los días con Juan al jardín.Él no está en condiciones de ir al jardín solo, así que Juan se queda sin jardín. Juan se queda sin escolarizar, por la negligencia de Osdop” sostiene la docente.

Frente a esta situación, “seguimos esperando”, dice Silvia que cuenta que “para que Angie no siga gastando tanto, la paso a buscar por su casa para ir al jardín, pero  sabemos que ella tiene gastos como todos y no mpuede decirle a Camuzzi que ‘la Superintendencia no manda el giro, y sin ese giro yo no te puedo pagar’”, relata la mamá de Juan. 

Aunque Juan tiene su Certificado de Discapacidad vigente y de acuerdo a la Ley de Discapacidad, la obra social tiene que cubrirle todas las prestaciones “acá estamos, ya no podemos esperar más” enfatiza Silvia. 

“Ya no sabemos a quien recurrir, hicimos todos los reclamos por la via burocrática, como no tenemos respuestas fuimos a la defensoría del pueblo la semana pasada y nos tomaron el caso y ahora hablamos con ustedes para ver si podemos solucionar el problema”, sostiene la mujer.

“No sabemos que más hacer. Ojalá llegue a alguien que pueda hacer algo para que las cosas cambien”, concluyó Silvia.