RADIO
EN VIVO
imagen

María eugenia vidal

6 de Octubre de 2019 10:09

Vidal: “Estamos dispuestos a mejorar todo lo que tengamos que mejorar”

Vidal y Montenegro charlaron con 0223.

La gobernadora admitió que escuchó el voto de la gente que no los eligió en la Paso. Dijo que ahora viene la etapa de generar empleo y destacó que Montenegro puede poner a Mar del Plata de pie.

María Eugenia Vidal está enfocada en hablar de la provincia de Buenos Aires. De lo que hizo y de lo que falta por hacer. Está convencida de que se hizo mucho en la provincia en estos cuatro años, pero también reconoce que hubo muchas dificultades.  

“Podemos ser mucho mejores y juntos. Nosotros estamos dispuestos a aprender de ese voto que no nos eligió, a mejorar todo lo que tengamos que mejorar”, dice en una entrevista con 0223, junto al candidato a intendente Guillermo Montenegro.

La gobernadora, que tiene previsto volver a Mar del Plata antes de las elecciones del 27 de octubre, dice que el desafío para los próximos años es transformar en trabajo todas las cuestiones estructurales sobre las que trabajaron en estos cuatro años. “Sin esas condiciones no puede haber trabajo”, remarca.

También hizo una defensa del candidato a intendente de Juntos por el Cambio y sostuvo que lo vio transformar la seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Él tiene la enorme oportunidad de poner de pié a esta ciudad porque tiene la visión y sabe cómo hacerlo”, sostuvo.

-Falta menos de un mes para las elecciones, ¿cómo está viviendo esta parte de la campaña?

MEV -Para mí gobernar y hacer campaña no son muy distintos porque siento que hay que estar cerca siempre. Es lo que hago habitualmente. Venir, recorrer, reunirme con los vecinos, en el centro comercial, en el Puerto, como lo he hecho tantas veces en esta ciudad. Solo que ahora no es para resolver los problemas presentes sino también para plantearles qué futuro podemos seguir haciendo juntos. Qué es lo que viene.

 

-¿Qué le dice a la gente con la que habla?

MEV -Les transmito que siento que estos cuatro años juntos, que fueron difíciles para muchos, nos permitieron hacer muchas cosas juntos que valen la pena. Recién hablábamos con Guillermo que acaba de anunciarse el operativo de decomiso de 150 kilos de cocaína en esta ciudad. Y él me decía que debe ser de los más grandes de la historia de Mar del Plata. Eso demuestra una pelea que dimos juntos y que parecía imposible contra el narcotráfico. De la misma manera, mejoramos la situación de seguridad de esta ciudad. También parecía imposible que llegaran obras que se esperaban hace años. Había edificios que se habían terminado y no se podían entregar enteros por falta de gas y ahora está el gasoducto. O el Parque Industrial que no podía generar trabajo porque no había gas. De la misma manera, las rutas, la 88, la 11, la 56, la 226, que esperaban ponerse en valor después de muchos años. El tren a Mar del Plata que estaba parado, el aeropuerto. Muchas cosas que hicimos juntos y ahora el desafío es transformarlas en trabajo.

-¿Cómo se logra?

MEV -Es una ciudad más segura, que tiene rutas en condiciones, una ciudad que tiene aeropuerto, es turística y tiene un tren en buenas condiciones y más barato. Que puede tener líneas de crédito con el Banco Provincia, que es el banco del país que más está ayudando a las Pymes. Cuando uno hace todo eso, inevitablemente, va a venir el trabajo. Sin estas condiciones no puede haber trabajo. Ese es nuestro desafío para los próximos cuatro años. Podemos hacerlo y esta ciudad puede más que ninguna otra porque tiene mucho potencial.

-¿Por qué cree que la gente no percibió muchas de las cuestiones que usted enumera?

MEV -Siento que el 11 de agosto, así como hubo bonaerenses que nos dijeron No aflojes, Fuerza, Te acompaño, hubo otros que nos dijeron no fue suficiente o no fue lo que esperaba. Ese voto hay que escucharlo. Y porque lo escuchamos es que hoy estamos cerca, defendiendo ese trabajo. Hoy hay dos mil trabajadores del Puerto que cobran su sueldo todos los meses por apoyo de la provincia de Buenos Aires. También hay una Feria de Empleo que tiene mil nuevos puestos de trabajo para los jóvenes de Mar del Plata. Hoy estuvimos en el Puerto generando líneas de crédito para que las empresas que construyen o reparan barcos tengan acceso a créditos a tasas muy ventajosas que no tendrían en otros bancos.

Además están suspendidos los embargos hasta fin de año por parte de Arba o hacemos descuentos de cheques desde el banco al 29% que es menos de la mitad de la tasa que cobran el resto de los bancos. Eso tiene que ver con la escucha, con acompañar para que no se sigan perdiendo fuentes de trabajo y generar trabajo nuevo.

 

-¿Siente que están a tiempo de revertir el resultado de las Paso?

MEV -Siento que podemos ser mucho mejores y juntos. Nosotros estamos dispuestos a aprender de ese voto que no nos eligió, a mejorar todo lo que tengamos que mejorar, pero también a defender eso que ganamos juntos. Porque la gente estaba dispuesta a dar la pelea que dimos contra las mafias, porque la gente estaba ahí y ya no quería seguir esperando promesas durante 30, 40 o 50 años es que pudimos hacer obras que nunca se hicieron. Hicimos muchos cambios, como que en todas las escuelas públicas haya robótica y programación.

Y apenas vos empujás un poquito viene un aluvión de potencial y crecimiento del propio vecino. Un buen ejemplo es el de la Escuela Técnica de Mar del Plata, en el caso de robótica, programación e impresoras 3D. Hicieron un minisatélite, el primero de Sudamérica, y los chicos viajaron a Escocia. Nosotros solo le dimos una impresora 3D y el apoyo que necesitaban para crear. Y dentro de esta escuela pública y técnica se generó el minisatélite. Eso demuestra que cuando desde el gobierno trabajamos en conjunto con cada uno de los bonaerenses, entendiendo su potencial, todo lo demás después empieza a llegar. Y es eso lo que queremos hacer.

-¿Cómo encara las charlas con los vecinos cuando hay muchas cuestiones que no dependen de su gestión, sino de las decisiones del presidente Mauricio Macri?

MEV -Cuando alguien que tenés enfrente tiene un problema no importa de quién es. Eso me pasó con el basural. Cuando algo pasa no importa si es de intendente, del presidente, si es de un gobernador. Es alguien que vive en la provincia y necesita ayuda. Y desde ese lugar acciono. No busca que yo le explique, sino que responda.

-Pero hay cuestiones que puede resolver y otras por las que no.

MEV -Sí, es verdad. Pero mi actitud siempre es tratar de hacer lo mejor que pueda desde mi lugar. Creo que eso es algo que todos los que gobernamos tenemos que hacer hoy. No importa de quién es la responsabilidad, importa que hay alguien que pide ayuda y necesita una respuesta. Y dentro de todos los recursos que puedo utilizar para ayudar a otros lo hago. Por supuesto que hay cosas que no puedo resolver pero en el ámbito donde puedo trabajar y ayudar siempre estoy dispuesto a hacerlo.

GM- Más municipal que la basura no hay y se tuvo que hacer cargo la provincia.

-Claro, pero ahí la provincia puede intervenir, pero con problemas como la inflación no hay mucho que el gobierno bonaerense puede hacer.

GM -Estás cerca de quienes están sufriendo el problema, tratando de buscar una solución. Si vos estás escuchando y viendo cuáles son los problemas, vas a saber cómo solucionar, aunque sepas que no vas a conseguirle la solución definitiva. Si lo podés ayudar con una beca, orientar, generar algún crédito. Yo me enojo cuando me dicen La foto escuchando. Sí, escuchando dos horas, como nos pasó el otro día con el trapito cuando salimos del restaurant. Nos contó que era albañil y estamos tratando de conseguirle laburo.

De la micro te tenés que ocupar sí o sí y de la macro hay que tratar de buscarle la solución y ver cómo le mitigás los problemas que tiene. Lo que no podés hacer es no estar cerca y sobre todo en momentos que fueron bravos.

 

-¿Cree que la provincia está mejor que en 2015 cuando asumió?

MEV -Sin duda en muchos aspectos está mejor. Y en otros no, todavía falta. Tres años y medio es poco tiempo para hacer cambios tan profundos en todos los aspectos de la vida de los bonaerenses, pero siento que en estos cuatro años hemos podido dar muchas peleas juntos y que valieron la pena. Ahora viene la de tener la vida que todos queremos, que no solamente es una vida en paz cuando salimos de nuestra casa a trabajar, sino también tener esa paz y tranquilidad puertas adentro. Que podamos llegar a fin de mes, que soñemos con una educación de calidad para nuestros hijos, porque sabemos que vamos a poder desarrollarnos personalmente.

-¿Ese fue el mensaje de las urnas?

MEV -Muchos bonaerenses, a lo mejor estaban de acuerdo con las peleas que estábamos dando juntos pero no les alcanzaba, necesitaban más escucha, más cercanía del Estado y que les garantice ese empleo que necesitan. Un estado que ayude a que tengan la tranquilidad de que ellos van a tener trabajo, sus hijos van a tener trabajo, que son los sectores que más esfuerzo hicieron, los de clase media. es a ellos a los que más tenemos que mirar y trabajar en los próximos cuatro años.

-¿Qué le produce que la opción más elegida haya sido la de Kicillof, que formó parte de una gestión muy cuestionada por ustedes?

-La verdad es que los bonaerenses tienen la oportunidad de elegir de manera definitiva el 27 de octubre. Todavía no decidieron. La Paso fue una primaria. Lo que tengo para transmitirles es que es por un voto. Tanto en el caso de Guillermo con en el mío, es por un voto, no hay segunda vuelta, esta vez van a elegir gobernador e intendente; la presidencia sí tiene la posibilidad de ballotage, pero nosotros no. Es importante que elijan en cada lugar de la boleta quién quieren que los gobierne.

"Montenegro sabe cómo poner a Mar del Plata de pie"

-¿Cómo impactan las cifras de pobreza y desempleo que en Mar del Plata?

MEV -La pobreza no es un número. Hace más de 16 años que camino los barrios pobres. La pobreza son rostros, son personas, son familias, son chicos. Y cuando no son un número duelen, más allá del número. La pobreza no es algo que se haya resuelto ni tampoco algo que haya llegado ayer. Es algo que tiene muchas décadas y es una deuda de toda la política argentina. Pero hoy gobernamos nosotros y a mí me duele. y me interpela para que haga.

 

-¿Y qué medidas se pueden tomar?

MEV -Desde el primer día estamos incrementando el apoyo y la asistencia del gobierno provincial. Empezamos por abrir las oficinas de programas sociales que se habían cerrado desde el 2011. Y empezar a aumentar el monto de lo que daban por inflación. Porque además habían congelado las ayudas. Reabrimos las ventanillas de los programas sociales, hicimos que el Estado fuera a los barrios para que hoy cada persona que sufre una necesidad sepa que no necesita un puntero. Que puede ir directo a la ventanilla del Estado sin intermediación. Incrementamos el monto y la cantidad de chicos que reciben ayuda en un comedor escolar y eso significa que hoy todos los chicos que van a las escuelas primarias públicas de toda la provincia reciben desayuno o merienda, sin cupo. Porque ningún chico puede empezar a estudiar si no tiene la panza llena. Tiene que desayunar o merendar y eso sucede en todas las primarias de la provincia y antes no sucedía.

De la misma manera creamos el programa Vaso de leche, para que en su casa todos los chicos que son pobres tengan un vaso de leche cada día, porque es muy importante para su crecimiento. Acompañamos este momento, pero sabemos que la verdadera salida es desde el trabajo y la educación. Por eso todos estos programas en esta ciudad y en toda la provincia tienen que ver con generar trabajo y preparar a nuestros chicos para el trabajo. Hoy nosotros en sexto y quinto grado les damos robótica y programación, y para fin de año vamos a estar en todas las escuelas primarias públicas lo que hacemos es prepararlos para el trabajo que van a necesitar ocupar el día de mañana. Lo que no te puede pasar es que haya oferta de trabajo y los chicos no tengan las habilidades que necesitan. Por eso expandimos las secundarias con oficios. Hoy hay muchas más secundarias con oficios que cuando empezamos. La secundaria te tiene que dar una herramienta de salida laboral como cuando nosotros éramos chicos, cuando sabías que terminábamos el secundario era la tranquilidad de saber que íbamos a conseguir trabajo para después poder elegir si queríamos seguir en la universidad pública o no. Darle la capacidad de trabajar a los chicos que hoy están en la escuela también es parte de resolver el problema del trabajo futuro.

GM- Los índices de desocupación en Mar del Plata siempre fueron 1 o 2 hace 30 años. Está claro que es un problema endémico y desde lo local nunca se le buscó una solución. Entendido Mar del Plata casi con dimensión de provincia, los intendentes locales se dedicaron más a meter la panza para adentro que a buscar cómo se reactiva el Puerto, cómo se activa el sector productivo, cómo se reactiva la industria, cómo integrar a Mar del Plata en el mundo, hay muchas cosas. Mar del Plata tuvo un crecimiento importante y la política marplatense no acompañó.

 

-¿Por qué cree que pasó eso?

GM- Si vos querés meter el pulóver marplatense en el mundo como intendente tenés que hacerte cargo. Si querés tener una instalación más activa, no podés tener tu oficina de atención internacional en la parte de abajo del Minella. ¿Quién va a ir al Minella?

Si querés transformar Mar del Plata y que haya definitivamente empleo, porque si no seguimos tapando baches, vos tenés que instalar a Mar del Plata en el mundo. Y eso lo tiene que hacer el intendente. Además de dedicarte a alumbrado, barrido y limpieza, que son cuestiones claves para el vecino, si querés transformarla de verdad tenés que pensar en grande.

Los marplatenses piensan en grande, la ciudad pensó en grande, porque creció, y los políticos no pensaron en grande. El Puerto es lo que es porque no se pensó en el desarrollo. Los caminos rurales son lo que son porque no se pensó en el desarrollo, el tren dejó de venir porque no se pensó en el desarrollo. Te sale más caro mandar un contenedor en barco desde acá que por tierra a San Pablo. El hub tecnológico que puede hacer Mar del Plata con Tandil en vez de empezar a competir cuando hay trabajo para todos en un sector de pleno empleo. es una locura no tenerlo.

Se está viendo siempre la chiquita y Mar del Plata es la 12ª provincia argentina en dimensión. No tenés que seguir pensando para adentro, tenés que pensar para afuera.

-¿Se pueden resolver estos problemas con un intendente de un color político distintos al del gobernador y el presidente?

GM -Si nunca fueron del mismo color político y esta vuelta que fueron del mismo color político mirá cómo salió. La verdad que Mar del Plata las veces que tuvo un desarrollo fue por la gestión del intendente local. Si me decís cuál es la gran apuesta del futuro para Mar del Plata, es la gestión. Si vos no corregís la seguridad y no corregís la gestión para estar a la altura de las circunstancias y resolver los problemas de los vecinos vas a seguir pensando que tu problema es el de un gobierno local. No importa quién gobierne. Nosotros dos fuimos ministros de la Ciudad cuando el gobierno kirchnerista estaba en la Nación. Y la verdad que pudimos trabajar y empezar a hacer un desarrollo que tiene hoy la Capital. No tiene que ver con el que está enfrente. En algún momento la ley de seguridad pública, que crea la policía metropolitana, se votó con el kirchnerismo poque tiene que ver con los problemas que tienen los vecinos.

Al final lo único que tenés enfrente son los problemas de los marplatenses, que los vas a tener no importa de qué espacio político seas. Los tiene Fernanda Raverta, los tiene Gustavo Pulti y los tengo yo. Y en algún momento, terminados estos días que faltan para la elección, nos vamos a tener que sentar a decir Resolvamos los problemas de los marplatenses porque si no no tendrá solución. 

-¿Cuando lo escucha a Montenegro siente cierta frustración por estos cuatro años de gestión en Mar del Plata?

MEV- Siento mucho la enorme oportunidad que tenemos a futuro con Guillermo. Pienso que él es una persona con la que compartimos valores: la honestidad, trabajar desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche, tener siempre el celular prendido, saber que es cerca de la gente, eso no solamente lo digo porque nos conocemos hace muchos años sino porque lo vi en la Ciudad de Buenos Aires. Lo vi generar una política de seguridad en una ciudad en la que ni siquiera había policía. Lo vi construir una policía desde cero que fue modelo en la Argentina y que cambió la seguridad de la Ciudad para siempre. De la misma manera que lo vi hacer eso.Sé que hoy está perfectamente listo para llevar a Mar del Plata al lugar al que la queremos ver. 

Además estos cuatro años no creo que hayan sido cuatro años perdidos, al contrario, creo que hay muchos logros en esta ciudad sobre los cuales va a poder generar este trabajo y este desarrollo. La verdad es que el acuerdo que Mauricio generó con la Unión Europea va a generar un desarrollo del puerto enorme, de todo el cordón frutihortícola, tenemos una enorme oportunidad con un intendente que de verdad tenga una dimensión de la ciudad a futuro y de generación de trabajo. Hemos desarrollado muchas cuestiones.

De hecho estamos trabajando ya el proyecto de ley para el desarrollo hotelero de la ciudad con un marco de exención impositiva por 10 años para que puedan invertir en generar más oferta hotelera en la ciudad y más oferta de desarrollo. Todo eso es trabajo. Él tiene la enorme oportunidad de poner de pié a esta ciudad porque tiene la visión y sabe cómo hacerlo.