RADIO
EN VIVO
imagen

Crisis económica

21 de Mayo de 2019 08:19

La crisis también afecta a los gimnasios: en un año cerraron seis establecimientos

Los gimnasios, otra víctima de la crisis. (Imagen ilustrativa:0223)

Lo aseguraron desde el gremio de Utedyc. La recesión y los tarifazos son algunas de las razones. Los clubes bajaron notoriamente la cantidad de socios.

En la disyuntiva de llegar a fin de mes, muchos marplatenses empiezan a hacer cuentas y van tachando en esa lista de cosas prescindibles, salidas, ropa nueva o actividades de ocio. En esa coyuntura, los clubes y gimnasios de Mar del Plata son algunos de los perjudicados, con una disminución de su masa societaria mientras le hacen frente a los tarifazos. Por ahora el balance es negativo: en los últimos 12 meses, seis complejos deportivos en Mar del Plata debieron cerrar.

"Se nota una baja de trabajadores en el sector o en algunos casos los establecimientos reducen la cantidad de actividades y hay menos oferta. Así como hay gimnasios que han achicado el número de trabajadores hay otros que les fue peor: en un año, en la ciudad unos seis debieron cerrar definitivamente”, afirmó Alejandro Riveros, secretario gremial de la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) local, en diálogo con 0223.

Un informe elaborado por la entidad sindical da cuenta de los gimnasios que cerraron así como la cantidad de empleados que quedaron sin empleo en un período de un año. Uno de ellos fue Monacchi (Moreno 3545 con tres trabajadores), que según su propietario no cerró por la crisis sino porque el dueño del inmueble donde funcionaba el gimnasio decidió alquilarlo; Suade Gym (Viamonte 2726, con tres trabajadores); All Brothers (Mitre 1276,  con dos trabajadores ); Luna Azul (Funes 1235 con tres trabajadores); Aguas Cálidas (San Luis 1458, con cuatro trabajadores) y Arbues Susana Rufina (Olazabal 1450, con cuatro trabajadores).

Las cuotas de los gimnasios actualmente oscilan entre los 800 y 1200 pesos por mes y ante la crisis, esos montos de dinero suman mucho a la economía de cualquier familia marplatense.

Más allá de la coyuntura, Riveros consideró que “la crisis afecta al gimnasio tradicional pero también lo hacen las modas, como las actividades aeróbicas al aire libre o grupos de running. Esto afecta a todo el mundo”, evaluó.

 

La situación de los clubes de barrio

Además de los gimnasios, los tarifazos golpearon fuertemente a los clubes de barrio, que aguantan como pueden este difícil momento del país.

“Los clubes han bajado muchísimo el nivel societario y al tener problemas para acomodar sus cuentas, van reajustando el valor de la cuota a medida que se van negociando  los salarios. Como no pueden trasladar todos los costos a la cuota, muchos son más creativos y realizan cenas a beneficio o aceptan donaciones. No están echando gente pero si alguien se jubila o renuncia, no vuelven a poner un empleado nuevo”, concluyó uno de los referentes de Utedyc local.