RADIO
EN VIVO
imagen

Submarino ara san juan

5 de Mayo de 2019 10:07

ARA San Juan: familias insistirán con el pedido para que bajen cámaras subacuáticas

Lo confirmaron Zulma Sandoval y Alejandra Sánchez, familiares marplatenses de dos de los submarinistas que iban a bordo del navío, tras quedar disconformes con las imágenes que reveló la Justicia días atrás.

Familiares marplatenses de los submarinistas del ARA San Juan anticiparon que buscarán insistir con el pedido para que bajen cámaras subacuáticas para inspeccionar el interior del casco hundido del navío, después de la sensación de disconformidad que dejaron las imágenes que reveló la Justicia el 24 de abril.

Alejandra Sánchez, la hermana del suboficial primero del navío Alberto Cipriano, aseguró que a través de sus representantes legales se comenzará a renovar el petitorio a la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, quien interviene en la investigación en la tragedia, porque consideró que es “la única manera de saber bien qué pasó adentro” del submarino.

“Lo quiero saber yo es qué quedó ahí porque estoy segura de que algo tiene que haber quedado. Y hasta que no vea eso no me voy a convencer de nada más allá de lo que nos mostraron”, aclaró la familiar de uno de los cuatro marplatenses que integraban la tripulación, en declaraciones a 0223.

Y en la misma sintonía se manifestó Zulma Sandoval, la mamá del sonarista del ARA San Juan Celso Vallejos, quien explicó que este pedido se terminó de consensuar en la misma jornada de revelación de las imágenes que tuvo lugar en la sede de la Cámara de Apelaciones. “Queremos que filmen adentro con las cámaras y saber qué pasó ahí”, ratificó.

En declaraciones a este medio, la mamá del submarinista expresó “mucha decepción” por las nuevas fotos que difundió la Justicia al asegurar que fue “muy desprolijo lo que se mostró”. “No me dejó muy convencida y tampoco nos explicaron nada ni nos plantearon alguna hipótesis”, cuestionó.

“Nos siguen tapando cosas y nos siguen mintiendo, como lo hicieron desde el primer momento. No sé a quién tenemos que recurrir para que alguien tenga un poco de compasión con nosotros y nos diga la verdad de una vez por todas y así podemos cerrar un ciclo o por lo menos seguir”, señaló, y manifestó: “¿Cómo hacés para avanzar cuando tenés un familiar desaparecido y te dicen que está en el fondo del mar? Nadie me garantiza que está ahí. A mí se me perdió un hijo, no una cosa”.

Días atrás, Yáñez había asegurado que estaba “cerca de llegar a una conclusión” en la investigación y si bien no aventuró una hipótesis, sí remarcó que el causal de la tragedia ligado a un presunto “conflicto bélico está descartado ciertamente, aunque está en el imaginario popular”. “Hay que respetarles a los familiares el proceso que están pasando: entiendo que era necesario para ellos visualizar y tomar conocimiento acabado de lo que estaban viendo”, justificó la magistrada federal.

A la fecha, la investigación sigue caratulada por “averiguación de ilícito”. De las 44 familias, sólo 26 decidieron presentarse como querellantes, y su representación se divide entre los estudios de los abogados Valeria Carreras y Fernando Burlando, Lorena Arias y Luis Tagliapietra, quien también es papá de uno de los submarinistas.

El 25 de octubre de 2017, el submarino partió desde la Base Naval de Mar del Plata con rumbo hacia la Isla de los Estados, cerca de Tierra del Fuego, para realizar un ejercicio militar. El 15 de noviembre de 2017, cuando regresaba hacia la ciudad, algo falló. Desde entonces y hasta el sábado 17 de noviembre de 2018 no hubo noticias sobre la ubicación exacta de la embarcación, que finalmente fue hallada por Ocean Infinity a más de 900 metros de las profundidades del mar.