RADIO
EN VIVO
imagen

Mar del plata

10 de Julio de 2019 19:00

Por la crisis y la inseguridad, uno de los Defensores del Pueblo tuvo que cerrar su parrilla

Luis Salomón reconoció que después del robo que sufrió en abril "no se justificaba seguir invirtiendo". Además, indicó que después de la temporada la actividad "se desplomó".

Luego de sufrir un violento robo a principios de abril, el defensor del pueblo de General Pueyrredon Luis Salomón se vio obligados a cerrar "Ríos de Sabores", un comercio que tenía junto a su familia en el barrio Bernardino Rivadavia. La semejante pérdida económica que sufrió imposibilitó continuar con la actividad.

En diálogo con 0223, Salomón explicó que después del robo que había sufrido en la madrugada del lunes 8 de abril, la pérdida económica que alcanzó los 300 mil pesos provocó grandes inconvenientes para continuar con el mantenimiento del local. "Se venía trabajando poco, robaron mucha plata. No pudimos recuperar nada por parte del seguro y jamás me llamaron de la policía para decirnos nada. No se justificaba seguir invirtiendo", señaló.

La parrilla se encontraba ubicada en el corazón del barrio Bernardino Rivadavia, en la esquina de Italia y Alvarado. Un grupo de delincuentes ingresó en la medianoche y se llevó dinero en efectivo, mercadería y equipos de computación luego de romper un ventanal. Sin embargo, no fue el único caso de violencia que sufrió la familia de Salomón: su hermana y sus sobrinos también fueron víctimas de la delincuencia en los últimos meses.

De hecho, consumado el robo de la parrilla que le impidió continuar con el emprendimiento familiar, el defensor del pueblo reconoció que desde que llegó al organismo su familia padeció una seguidilla de robos en el barrio: en primer lugar, a su sobrino le robaron el auto en la puerta de la parrilla. Luego en dos oportunidades se llevaron los vehículos de su sobrina e incluso llegaron a amenazar de muerte a su hermana una despensa que también es propiedad de la familia.

"Ríos de Sabores" funcionaba en la esquina de Italia y Alvarado desde el 1 de agosto de 2018. "Había arrancado muy bien, pero después de la temporada se desplomó, se vino a pique brutalmente. Ya no convenía levantar las persianas", razonó Salomón.