Luego de 43 años, cerró la fábrica de “Mielcitas” y juguitos “Naranjú”

Por Redacción 0223

La caída de la tradicional empresa dejó a 150 trabajadores en la calle sin haber percibido sueldos ni indemnizaciones.

Suschen, la histórica fábrica de las golosinas “Mielcitas” y los jugos congelados “Naranjú”, cerró tras 43 años de funcionamiento: la caída de la tradicional empresa dejó a 150 trabajadores en la calle sin haber percibido sueldos ni indemnizaciones.

Los exempleados, en su mayoría mujeres, estuvieron en la Secretaría de Trabajo de la Nación junto al único representante de la firma: un contador que desconocía dónde estaban los dueños.

La plante industrial estaba en Rafael Castillo, localidad del partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires, donde la empresa producían golosinas como las tradicionales “Mielcitas”, los juguitos “Naranjú” y los alfajores “Suschen” y “Loquillo”.

José Luis Ledesma, delegado de la comisión interna gremial de la planta expresó que “la empresa tiene deudas millonarias y, en un contexto de fuerte caída de ventas por la crisis económica del país, tampoco puede hacer frente a las tarifas de energía eléctrica, gas natural y agua potable”, señaló en diálogo con radio 10.

“Estamos muy mal. Nos sentimos muy mal. Hay compañeras que tienen chicos discapacitados. Hicimos todo lo posible para que esto no ocurra. Pero por los malos manejos estamos pasando esta situación”, explicó.

“Hemos cubierto lo que los empresarios no pudieron cubrir. Se llevaron el activo fijo y se burlaron de todos. No somos locos ni suicidas, vamos a buscar una posición y continuidad de trabajo”, indicó Ledesma.

La empresa Suschen  fue fundada en 1976 y llegó a ser una de las diez mayores productoras de golosinas en toda la Argentina.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Luego de 43 años, cerró la fábrica de “Mielcitas” y juguitos “Naranjú”

La caída de la tradicional empresa dejó a 150 trabajadores en la calle sin haber percibido sueldos ni indemnizaciones.

Suschen, la histórica fábrica de las golosinas “Mielcitas” y los jugos congelados “Naranjú”, cerró tras 43 años de funcionamiento: la caída de la tradicional empresa dejó a 150 trabajadores en la calle sin haber percibido sueldos ni indemnizaciones.

Los exempleados, en su mayoría mujeres, estuvieron en la Secretaría de Trabajo de la Nación junto al único representante de la firma: un contador que desconocía dónde estaban los dueños.

La plante industrial estaba en Rafael Castillo, localidad del partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires, donde la empresa producían golosinas como las tradicionales “Mielcitas”, los juguitos “Naranjú” y los alfajores “Suschen” y “Loquillo”.

José Luis Ledesma, delegado de la comisión interna gremial de la planta expresó que “la empresa tiene deudas millonarias y, en un contexto de fuerte caída de ventas por la crisis económica del país, tampoco puede hacer frente a las tarifas de energía eléctrica, gas natural y agua potable”, señaló en diálogo con radio 10.

“Estamos muy mal. Nos sentimos muy mal. Hay compañeras que tienen chicos discapacitados. Hicimos todo lo posible para que esto no ocurra. Pero por los malos manejos estamos pasando esta situación”, explicó.

“Hemos cubierto lo que los empresarios no pudieron cubrir. Se llevaron el activo fijo y se burlaron de todos. No somos locos ni suicidas, vamos a buscar una posición y continuidad de trabajo”, indicó Ledesma.

La empresa Suschen  fue fundada en 1976 y llegó a ser una de las diez mayores productoras de golosinas en toda la Argentina.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar