RADIO
EN VIVO
imagen

Música

4 de Agosto de 2019 18:41

El compositor marplatense Ezequiel Cappellano llega al Colón para estrenar Yumbrel

El músico de 28 años, radicado en Suiza, volverá a la ciudad en septiembre próximo para presentarse junto a la Banda Sinfónica Municipal y un cúmulo de grandes artistas.

Nació en Mar del Plata en el año 1991 y 28 años después es un reconocido músico en todo el mundo. Se trata del compositor Ezequiel Cappellano, actualmente radicado en Suiza, quien se presentará en su ciudad natal el próximo viernes 13 de septiembre, jornada en la que estrenará su producción “Yumbrel”.

Cappellano concretará su espectáculo en el teatro Colón bajo la batuta del Maestro José María Ulla, los hermanos Leandro y Gonzalo del Fabro en batería y bajo; y el director y bandoneonista Carlos Gómez, que llegará desde Tierra del Fuego. La noche contará también con la compañía de la Banda Sinfónica Municipal.

“Fue un desafío tocar tango en Europa por el hecho de organizar la gira en otro lugar que no es Argentina”

“Yumbrel” (en lengua mapuche, arcoiris en todo su esplendor) es la primera presentación de Cappellano como guitarrista solista y expone la música popular improvisada con la precisión y potencia de una banda sinfónica, referencia al rock sinfónico y progresivo de los años 70 y con delicados aires de tango y música clásica.

 

 

Un antes y un después

Cappellano salió de Mar del Plata con la idea de recorrer Europa por tres meses en lo que sería un viaje de descanso y su vida se transformó por completo. “Tenía el pasaje de vuelta y todo. Pero durante el viaje fue surgiendo la idea de quedarme”, cuenta sobre la experiencia que cambió su realidad.

“Después de seguir viaje, y ya llegando a los 3 meses, decidí quedarme en Ginebra buscando trabajo y estudio. Me pareció una gran oportunidad quedarme porque había posibilidades de vivir de la música haciendo el género que sea. Hoy puedo decir que esas posibilidades son reales”, dice el artista, y agrega entre risas: “Las vacaciones se convirtieron en mi vida habitual. Perdí el pasaje de vuelta y me quedé”.

Cappellano decidió quedarse y de inmediato comenzó a estudiar en un conservatorio. “Al poco tiempo empecé a dar clases de guitarra. Hoy tengo un montón de alumnos y me va muy bien. Vivo de lo que me gusta y sigo estudiando música”, cuenta desde Europa.

“Fue un desafío tocar tango en Europa por el hecho de organizar la gira en otro lugar que no es Argentina”, asegura y suma: “Surgió por un músico conocido, que vive en Tierra del Fuego y toca el bandoneón. Me propuso hacer una gira con él, una violinista de allá, y un chico que toca el piano y vive en Buenos Aires. Querían ir a tocar a Europa y me sumaron para tocar la guitarra”.

Si bien giraron por Suiza, España e Israel, Ezequiel destaca los conciertos en Tel Aviv: “Esos conciertos en Israel fueron muy emotivos. Nos encontramos con un público muy cálido y ahí hicimos los mejores shows. Hicimos bailar a gente que ni siquiera hablaba español. Esa experiencia me dejó muchísimo y ya estamos pensando en una segunda gira que sería para julio del año que viene”.