Coronavirus

15 de Marzo de 2020 19:50

El Gobierno nacional suspende las clases hasta el 31 de marzo y cierra las fronteras

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Así lo anunció Alberto Fernández este domingo. También se dispuso la cancelación de shows y eventos. Se contempla la posibilidad de habilitar el trabajo a distancia. Por el momento, se desestimó una cuarentena generalizada por sus consecuencias económicas.

Al igual que la Municipalidad de General Pueyrredon, el Gobierno de la Nación anunció este domingo una serie de medidas para evitar la propagación del coronavirus en Argentina que incluyen la suspensión de clases en todos los niveles del sistema público y privado de educación hasta el 31 de marzo.

Después de casi cuatro horas de reunión, el presidente Alberto Fernández anunció que a partir de este lunes no habrá clases en todo el territorio nacional hasta el martes 31 de marzo, el cierre de las fronteras aéreas, marítimas y terrestres; parques nacionales y la cancelación de shows y espectáculos para evitar que se disemine el virus. Además, se dispuso el licenciamiento de todos los mayores de 65 años.

"Es un problema dinámico que se desarrolló de un modo virulento. Nosotros seguimos de cerca todas las experiencias. Todo indica que hay que minimizar la circulación del virus. Debemos intentar que se demore lo más posible en convertirse en un virus autóctono. Ganar tiempo es muy importante". sostuvo Fernández.

Acompañado del ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, el presidente explicó que con estas medidas se busca "evitar la aglomeración de gente".

Respecto a la suspensión de clases que comenzará a regir a partir de este sábado 16 de marzo, Fernández hizo hincapié en que algunos niños portadores del virus son asintomáticos. "Lo hacemos con el propósito de minimizar el tránsito de alumnos y el virus", indicó. De todas formas, las escuelas permanecerán abiertas "atendiendo las otras obligaciones".

En relación al cierre de las fronteras, el mandatario señaló que las personas que intenten ingresar al país no podrán hacerlo, pero sí las que quieran salir. "Ya no vienen solo de Europa, hay casos de contagio en Sudamérica", aclaró. Además, anunció que "no se va a desarrollar ningún tipo de espectáculo que signifique un número de gente, tratando de evitar que en la multitud se disemine el virus".

En este marco, Fernández desestimó por el momento la posibilidad de decretar una cuarentena obligatoria en todo el territorio nacional, aunque de todas formas indicó que esa posibilidad se terminará de definir el próximo lunes en nuevo cónclave en el que también se analizará "autorizar el trabajo a distancia". "No lo descartamos, pero es un tema que tiene muchas consecuencias", recalcó.

"Una cuarentena generalizada es mucho, hay mucha producción que el país necesita. Ya evaluamos las consecuencias, estamos decididos a que la economía argentina no se detenga", agregó.

Por último, aseguró que perseguirán "penalmente" a aquellas personas que no cumplan con la cuarentena obligatoria que provengan de países con circulación del virus, tal como estableció días atrás, y llamó a la población a "quedarse en las casas".

Compartir
Compartí esta nota