Coronavirus

22 de Mayo de 2020 11:39

Masiva protesta de gastronómicos: "Necesitamos abrir"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Cerca de 300 trabajadores y propietarios de locales gastronómicos cortan Luro e Yrigoyen en reclamo de que les permitan abrir los locales. "No damos más", señalaron.

Luego de tres días consecutivos de protestas de comerciantes de Mar del Plata, este viernes se sumaron a las protestas empresarios y trabajadores de la gastronomía de la ciudad, quienes exigen que les permitan abrir sus locales para poder sobrevivir. Cerca de 300 personas decidieron cortar Luro e Yrigoyen para hacer oír su reclamo.

 

Guillermo, representante del local "Pancho Villa", planteó que llegaron a un límite en que no pueden sostener esta situación, con deudas de "alquileres, servicios y fundamentalmente los empleados". "Uno trata de seguir con lo poco que ingresa para sostener las fuentes de trabajo", señaló.

El empresario gastronómico sostuvo que la venta a través de delivery es "simbólica" y remarcó que con todas las aplicaciones y herramientas disponibles tienen días en que venden cuatro o cinco pedidos. "Más el porcentaje que se llevan las aplicaciones, lo que ingresa es casi nulo", planteó. 

En la misma línea, Diego, del café del patio de la avenida Juan B. Justo, sostuvo que el panorama está "muy complicado" y si bien resaltó la ayuda del gobierno para afrontar el pago de sueldos es imposible "seguir adelante" en estas condiciones. "El take away tampoco sirve porque la gente no viene. El salón es la principal fuente de ingreso que tenemos", remarcó.

 

En ese contexto, ambos empresarios plantearon la necesidad de que les permitan abrir sus locales y que entre gente. "Si nos dejaran abrir al 30 o al 50% ayudaría", planteó Diego, mientras que Guillermo realizó un pedido en la misma línea. 

"Acá se hizo una prueba piloto en los comercios. Por cuatro tarados que salieron a tomar helado no pueden pagar todos los comerciantes. Nosotros somos gastronómicos. El que vende sandalias o ropa, si no trabaja no nos compra a nosotros, por eso tenemos que estar todos juntos", remarcó el propietario de Pancho Villa.