Coronavirus

5 de Agosto de 2020 23:30

La era de la pospandemia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Raverta estuvo junto al presidente el martes en la Quinta de Olivos para el relanzamiento del Procrear.

A un martes alarmante, le siguió un miércoles récord. 6.792 nuevos casos de coronavirus y 168 muertes hubo el primer día y este miércoles, por primera vez, los contagios superaron los 7.000. En Mar del Plata, lejos de los 84 casos del viernes, la cantidad de contagios subió con respecto a las anteriores jornadas. Sin embargo, y aunque la principal preocupación de los sanitaristas es que no colapse el sistema de salud y cada persona que se infecte pueda recibir el tratamiento adecuado,  aquellos con responsabilidades de gestión ya empiezan a trabajar en la pospandemia. No solo a pensar cómo será el día después, sino a dar los primeros pasos para que cuando ese día llegue la situación económica no sea tan dramática.

El martes, el presidente anunció el relanzamiento del plan Procrear, un símbolo de la gestión del kirchnerismo y una esperanza para muchas familias que sueñan con la casa propia. El programa, al mismo tiempo, también tiene otro motor clave para el gobierno: la reactivación económica de un sector clave como la construcción.

En la mesa principal de la Quinta de Olivos, junto a Alberto Fernández y la ministra de Hábitat María Eugenia Bielsa, estuvo la marplatense Fernada Raverta, directora ejecutiva de Anses, que tendrá un rol clave en la implementación del plan de viviendas.

Raverta escala posiciones en la consideración del presidente, quien la definió durante el acto como “una maravillosa joven”, y, claro está, la eligió para administrar la caja más importante del país. Después del anuncio oficial, la marplatense abordó justamente el tema de la pospandemia con el presidente en una charla informal en la Quinta de Olivos. “Hablaron de la necesidad de reactivar el trabajo y la producción para salir lo más rápido posible de esta situación. Obviamente, Fernanda también mencionó varios proyectos que están dando vuelta para Mar del Plata, tanto del gobierno nacional como del provincial”, contaron allegados a la directora de Anses.

 

Pese a la pandemia, la referente del Frente de Todos mantiene un estrecho lazo con los dirigentes de Mar del Plata (una vez por mes mantiene una reunión por Zoom) y se interioriza del trabajo que realiza cada uno de los funcionarios de provincia y nación en Mar del Plata. “La responsabilidad que implica manejar Anses es inmensa, pero no pierde de vista lo que pasa en Mar del Plata”, aseguraron desde su entorno.

Más allá del Procrear, el gobierno nacional introdujo la reforma judicial y el acuerdo con los bonistas, un paso clave para la planificación de la pospandemia. También se espera que la semana próxima se anuncie una batería de medidas para la reactivación económica.

“Claramente el gobierno nacional está en una etapa de pospandemia. Y nosotros también estamos con eso en mente”, señalaron desde el entorno de Guillermo Montenegro, quien también recibió elogios del presidente durante la teleconferencia en la que se inauguró el Hospital Modular.


El intendente devolvió ese gesto (y algunos otros guiños del presidente) con un tuit en el que celebró el acuerdo del gobierno nacional con los bonistas. “Consideramos que para la reactivación de Mar del Plata ese acuerdo es clave, porque van a poder llegar inversiones. En algunos temas estamos en contra y en otros estamos a favor y lo expresamos”, analizaron cerca del intendente. El jefe comunal cada vez se aleja más del ala dura del Pro y se afianza en el carril dialoguista que conduce el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

¿Cuáles son los planes para la pospandemia? Para el equipo de Montenegro es clave que se apruebe el proyecto que facilita las habilitaciones comerciales. Creen que es el primer paso para terminar con un problema de años: las trabas burocráticas para instalar un comercio o una empresa espantan las inversiones.

“Nos hubiera gustado que salga en la última sesión, pero no se dio. Esperamos que avance para la próxima y la idea es que salga en conjunto con el proyecto del Frente de Todos sobre las arterias comerciales”, plantearon desde el oficialismo.

Desde el principal bloque opositor solicitaron algunas modificaciones al proyecto oficial y buscan que además de tratar la iniciativa que favorece al comercio se incorpore la iniciativa que impulsa condonación de tasas para los comerciantes más afectados por la pandemia. “Nosotros creemos que no tiene impacto económico en las finanzas municipales y el oficialismo cree que no están dadas las condiciones para aplicarlo, así que está trabado”, deslizaron fuentes del Frente de Todos.

Hay otros proyectos en carpeta que tiene el oficialismo vinculados a inversiones privadas que el Ejecutivo buscará motorizar. Uno es la ampliación del Parque Industrial que busca realizar un grupo empresario para permitir que aquellas empresas que tienen terrenos adquiridos puedan radicarse de una vez por todas. También buscarán dar las condicione para duplicar los predios disponibles en el parque.

Otra iniciativa que está dando vueltas desde hace un tiempo es la de generar un distrito tecnológico en Mar del Plata que atraiga a las empresas del conocimiento. Todos coinciden en la importancia de lograr generar condiciones para que firmas con pleno empleo se radiquen en la ciudad. Será cuestión de demostrar que es posible que los distintos sectores políticos y los distintos gobiernos pueden lograr acuerdos para realizarlo.

 ¿Y la Plaza del Agua? En los últimos días circuló una invitación de la empresa que busca concesionar el lugar para dialogar con los vecinos sobre la propuesta. “Nosotros siempre dijimos que debía ser una iniciativa privada y no la forma en la que quisieron sacarlo durante la gestión Arroyo. No tenemos clara la letra fina del proyecto, pero desde el vamos apoyamos toda inversión privada que genere trabajo en la ciudad”, señalaron fuentes del Ejecutivo.

 

El Puerto es otra ventana que buscan abrir para la pospandemia. Hoy esa gestión está a cargo del Frente de Todos. El presidente del Consorcio Portuario, Gabriel Felizia, en un contexto adverso, ya dio un paso clave: sacó el primer barco abandonado y se inició el desguace en un astillero de la ciudad. En total, hay 52 y el objetivo del funcionario es retirarlos todos para recuperar 120 metros de amarre en el Puerto. “En 9 meses y en un contexto de pandemia ya logró sacar el primero. (Martín) Merlini no pudo sacar ninguno en toda la anterior gestión”, analizó, esperanzado, un conocedor del sector.

El otro punto (tal vez el más importante) en el que piensan en Mar del Plata es el turismo. Esta industria será clave para la reactivación de la ciudad en el corto plazo, si se logra avanzar en una agenda de trabajo que permita soñar con una temporada exitosa, aunque todos saben que será “con pandemia”. “Sabemos que no es una decisión exclusiva del intendente y que hay muchos factores que influyen. Por eso Montenegro habla con (Matías) Lammens continuamente”, señalaron fuentes del Ejecutivo.

Las reuniones de funcionarios nacionales y provinciales con los representantes del sector son constantes. El futuro es incierto y las experiencias de Europa, donde se abrió el turismo y hubo rebrotes de casos de Covid-19, no son las más alentadoras. Pero todos los actores tienen en claro algo: cualquiera sea el escenario hay que estar listos. “No podemos llegar a la temporada y no saber cómo serán los protocolos en cada lugar”, afirmaron.

En medio de esta agenda pospandemia, nadie quiere desatender la pandemia.  Los casos en Mar del Plata se mantienen estables, es cierto. Pero no bajan. Para algunos, es señal de alarma porque todos los días se conoce un nuevo lugar (empresa, institución, organización) en el que se confirma un contagio. El municipio insiste en que el 90% surgen de los focos ya reconocidos: Houssay, Namaste y pesquera ilegal.

 

 

Los 84 casos del viernes fueron un cimbronazo. Pese al número, el sábado, mucho más temprano que los anteriores fines de semana, el gobierno provincial ratificó la continuidad de Mar del Plata en la fase 4. ¿Por qué? “Porque el dato de los 84 casos no es real. El gobierno provincial analiza los casos el día que se hacen los hisopados y no el día que los carga el Sisa. Y nos mantenemos parejos en un promedio de treinta, treinta y pico por día”, señalaron desde el municipio.

Incluso, el propio Montenegro, que habló el viernes y el sábado con el jefe de Gabinete Carlos Bianco, le dijo que, de acuerdo a los criterios sanitarios, la situación de Mar del Plata fue más complicada la semana del 20 al 26 que la anterior.

Tras la ratificación de la fase 4, los efectores de salud de provincia y nación pidieron que se reactive la comisión asesora Covid-19 que no se reunía desde abril. Montenegro accedió inmediatamente y el martes se reunieron por Zoom. Se preveía una reunión tensa. Al jefe comunal todavía le duraba la bronca por el comunicado que habían sacado a mediados de julio por la ampliación horaria de los comercios. Del otro lado, hacen cada vez más visibles las diferencias con la secretaria de Salud Viviana Bernabei. Sin embargo, todos optaron por bajar un cambio. “Fue una buena reunión”, reconocieron desde ambos sectores.

Los responsables de salud de Nación y Provincia insistieron en que, a su entender, el virus está circulando de manera comunitaria. Así lo hizo saber el titular de Zona Sanitaria VIII, Gastón Vargas, en un comunicado que difundió tras el encuentro: “Cada vez hay más casos y en lugares distintos”.

El intendente, sin perder la calma, replicó que más allá de lo que cada uno considere es el gobierno provincial el que sostiene a Mar del Plata en fase 4 y, por ende, ratifica que no hay transmisión comunitaria. “Ellos tienen todos los datos y los analizan”, les dijo.

Otras críticas las recibió y prometió dar respuestas. Por caso, el director del Higa, Gustavo Galbán, pidió que el municipio amplíe la oferta del Cema para que por la noche la gente no tenga que ir al hospital. “Vamos a abrir el Cema las 24 horas para descomprimir la guardia del Higa”, anticiparon a este medio fuentes del gobierno municipal.

Otro reproche que le hicieron fue sobre los datos de ocupación de camas que da sobre los hospitales provinciales. “Se olvida que son regionales y que muchos distritos de la zona derivan pacientes a Mar del Plata”, señalaron fuentes consultadas por 0223. Una posibilidad que se barajó para ampliar la oferta es utilizar el Inareps en caso de que sea necesario. Hubo críticas y, cuentan algunos, momentos de tensión. Pero nada extraño en los tiempos difíciles en los que se viven. Lo importante: la semana que viene volverán a juntarse.