Nudos mentales

30 de Septiembre de 2020 20:17

"Nudos Mentales": ¿Cómo superar nuestras propias barreras?

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El Licenciado en Psicología y Sexólogo Clínico, Bernardo Stamateas es el autor de “Nudos Mentales”, el bestseller mundial de autoayuda publicado en noviembre de 2015.

En Nudos Mentales, el psicólogo Bernardo Stamateas invita a reemplazar pensamientos limitantes por ideas liberadoras para lograr paz mental y cambios duraderos donde la clave es saber mirar hacia adentro con conciencia y responsabilidad. Estos nudos son creencias, ideas, que nos traen sufrimiento, dolor, limitación, angustia, que se manifiestan en el pasado, presente o futuro a lo largo de nuestras vidas. “Nuestra mente funciona las veinticuatro horas, permanentemente estamos pensando. La calidad de los pensamientos determina la calidad de nuestra vida”, dice el autor.

En nuestra vida cotidiana, vivimos acelerados por la rutina o los factores externos mismos de la sociedad que no siempre nos permite sentarnos a reflexionar por un momento lo que nos está pasando. El autor en esta oportunidad nos ejemplifica ciertas circunstancias que nos atraviesan y al poder leerlas en sus capítulos nos facilita herramientas para que no nos afecte y logremos un mayor estado de “paz mental”.

Stamateas plantea 30 nudos mentales:

  • Me afecta lo que la gente dice de mi
  • Vivo aburrido
  • Perdí un ser querido
  • Soy muy perfeccionista
  • Vivo presionado
  • Me cuesta cambiar mi manera de pensar
  • No saber priorizar
  • La falta de compromiso afectivo
  • Sentirse infeliz
  • Sos mi todo
  • La culpa verdadera y la culpa falsa
  • Hago todo los días lo mismo: la rutina
  • Estoy enfermo
  • Me cuesta aceptar los limites
  • Estoy en crisis
  • Creérsela: el orgullo
  • No sé bien quien soy
  • No sé qué hacer con mi vida
  • El pasado doloroso
  • Necesito un gran cambio en mi vida.

Estos pensamientos ocupan con mayor o menor fuerza un lugar en la mente, las 24 horas, y determinan la calidad de vida que llevamos. No podemos ir más lejos, pero sí mirar hacia adentro, ver qué sucede y qué podemos hacer para cambiar. En psicología dicen que lo mínimo es lo máximo. “Muchas veces un pequeño cambio puede generar una catarata de cambios que traen como resultado un círculo virtuoso. El que enseña vuelve a aprender. Si hacemos algo que funciona, hagámoslo más y más y, si no funciona, necesitamos hacer algo diferente. Lo importante no es lo que pasó, sino qué vamos a hacer con eso” afirma Stamateas.

“No podemos solucionar lo que paso, pero si podemos hacer que sucedan cosas nuevas. Aferrémonos a nuestro sueño, y lo positivo ocurrirá” cita el autor en el primer nudo mental que desarrolla que se llama: Los miedos. La estructura de este se repite igual, o casi igual en los otros capítulos. Comienza con la idea que dice “los miedos no se superan, se les pone al lado un sueño más grande”, sigue con un ejemplo, luego con la explicación de que es un miedo, cuales son los problemas que se pueden presentar y cierra con preguntas cotidianas. 

Su narración está marcada por un estilo que se aleja de lo académico y nos permite una lectura fácil, llevadera pero no se vuelve aburrida ni monótona. Genera un efecto contrario a esto último y logra mantener al lector entusiasmado ya que mezcla ideas liberadoras, ejemplos sobre cada nudo mental que está hablando, cita preguntas de sus pacientes y cuáles son sus respuestas.

En este libro se da el lugar a tener introspección, de aprender a auto conocerse para así resolver los problemas de una manera distinta a la que tal vez creíamos como la correcta. Una vez que se logra poder mirar hacia adentro, tenemos más claridad de ver lo que realmente está pasando, ver cómo nos afectan, si es por una causa nuestra o de otra ajena a nosotros.

 

En cuanto a la superación de estos pensamientos, de estos nudos mentales, Bernardo plantea que “Todos recibimos una serie de cartas que "nos vinieron por herencia". La forma en que las mezclamos y las barajamos depende de la libertad que tengamos. Yo no elijo mis batallas, pero puedo elegir mis reacciones. Todos los recursos están dentro de nosotros. Podemos desanudarnos y avanzar, pues la vida se trata de eso: crecer hasta el último momento.”

La propuesta del autor, según él, no le va a cambiar la vida a nadie, ni es mágico, pero si sirve como disparador para reflexionar y cambiar la conducta. Nos invita, como se mencionó anteriormente, a mirar hacia adentro, poder modificar actitudes para que tengamos un mejor nivel de vida con nosotros mismos y con los demás. Cuando uno está bien con su interior, puede estarlo con quienes lo rodean ya que lo que hacemos o podemos decir de manera impulsiva, por ejemplo, es un reflejo de algo que nos está ocurriendo a nosotros mismos. Tal vez el problema no lo vemos en la superficie, pero en ese momento lo crucial es empezar a analizar, a tomarse unos minutos y ver qué es lo que realmente nos está afectando.

“Nudos mentales” no da las llaves, las herramientas necesarias para encaminar todo de otra manera y si no nos está ocurriendo actualmente, puede que a alguien cercano si, aún más en tiempos difíciles como los que nos toca vivir de pandemia y es buen poder ayudar a partir de la lectura de este libro.



 

Comentarios de usuarios de Facebook