Persiste la preocupación y la incertidumbre en estudiantes de Medicina por el alambrado del INE | 0223

Persiste la preocupación y la incertidumbre en estudiantes de Medicina por el alambrado del INE

Desde el Centro de Estudiantes advirtieron que están "estancadas" las gestiones para retirar el polémico cerco del laboratorio que restringe el espacio de uso común para la comunidad educativa. No descartan otra intervención pública en el lugar.  

De cara al año próximo, el cerco vuelve a ponerse en el centro de un conflicto. Foto: archivo 0223.

24 de Octubre de 2021 16:02

Por Redacción 0223

PARA 0223

Todavía persiste el ánimo de preocupación en la comunidad educativa de la Escuela Superior de Medicina que depende de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) por la persistencia del alambrado en las instalaciones del Instituto Nacional de Epidemiología (INE), una medida que se efectivizó con sorpresa en agosto y que despierta preocupación en docentes y alumnos por la fuerte restricción que implica para el uso de los espacios comunes en la sede del barrio La Perla.

A pocos días de la manifestación y las intervenciones públicas que encabezaron estudiantes, las autoridades de ambas instituciones habían prometido un encuentro para fines de mes para acordar una resolución "alternativa" después de tener los detalles de un informe técnico. Sin embargo, en todo este tiempo no trascendieron novedades sobre el destino final que tendrá el cerco.

"Quedó todo estancado ahí y para los estudiantes es una gran incertidumbre porque nosotros vamos ahí y vemos que el alambrado sigue. Es una preocupación que tenemos pero que también nos transmiten los docentes", reconoció a 0223 Píal Quintana, una de las integrantes que tiene la agrupación Proyecto Medicina, agrupación que forma parte del centro de estudiantes.

Con el retorno a la presencialidad en la Escuela de Medicina que ya tiene lugar desde abril, la joven señaló que la presencia del alambrado en la sede de Ayacucho al 3537 le quita a los alumnos la posibilidad de contar con un lugar para esperar el paso de una cursada a otra, además de otros inconvenientes que genera para el funcionamiento del comedor universitario - hoy suspendido por el Covid-19 - y la falta de una salida de emergencia.

"Acá hay un gran caudal de presencialidad y creo que tenemos que empezar al debate sobre qué va a pasar con ese alambrado porque el año que viene seguramente vamos a necesitar usar el comedor universitario", analizó Quintana, quien agregó: "De repente, vimos reducido nuestro espacio en una universidad pública que nos quita lugares de importancia y permanencia por un conflicto ajeno".

En este marco, la representante de Proyecto Medicina adelantó que es "muy probable" que se promueva otra intervención artística en el alambrado para volver a visibilizar la problemática que acusa la comunidad universitaria. "Esto parece que no se va a resolver y es un tema que no puede seguir en 'stand by' por mucho tiempo más", insistió.

En relación al retorno a las aulas, la estudiante destacó como "positivo" la realización de prácticas presenciales aunque señaló que la vuelta fue "complicada" en los primeros meses. "Lo vemos positivo siempre y cuando se garantice que quienes no puedan o no quieran concurrir por una situación personal puedan seguir con las cursadas y eso es algo que al principio no pasó tanto", reprochó.

En un comunicado, los responsables del INE, laboratorio público que pertenece a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Carlos G. Malbrán (Anlis), aseguraron que la decisión de colocar el cerco perimetral ya se había "acordado" y que se tomó, en primera instancia, para "proteger el patrimonio y a las personas que acuden al predio tomando las medidas que permitan evitar la circulación en espacios verdes que ponen en riesgo la seguridad de los alumnos". Esto fue desmentido por los directivos de Medicina, quienes reiteraron los pedidos por liberar el espacio.