Murió Lucas González, el futbolista de Barracas Central baleado por la Policía porteña

El jugador tenía apenas 17 años y estaba internado en un hospital de Florencio Varela con muerte cerebral. Los tres efectivos de la Policía de la Ciudad ya fueron apartados de su cargo.

Lucas González, el futbolista de Barracas Central que había sido baleado por la Policía de la Ciudad, murió este jueves en el hospital El Cruce de Florencio Varela.

18 de Noviembre de 2021 18:35

Por Redacción 0223

PARA 0223

Lucas González, el futbolista de 17 años de las inferiores de Barracas Central que el miércoles había sido baleado en la cabeza por un efectivo de la Policía de la Ciudad, murió este jueves por la tarde en un hospital de Florencio Varela, en el Conurbano bonaerense.

González estaba internado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela, desde la madrugada de este jueves después de recibir un disparo en la cabeza por la policía de la Ciudad de Buenos Aires.

"Mataron a mi sobrino. Queremos pedir Justicia por Lucas. Lucas va a seguir en nuestros corazones y en los corazones de mucha gente", dijo Emanuel, tío del futbolista, en la puerta del centro asistencial.

“Lucas va a seguir en nuestros corazones”, reflexionó el hombre, quien habló con los medios entre lágrimas y notablemente conmovido por la reciente noticia del fallecimiento del joven futbolista. “Queremos justicia por Lucas. No queremos más a toda esta maldita policía”, enfatizó el tío del jugador de Barracas Central que tenía “muerte cerebral” producto del disparo recibido por parte de efectivos de la policía porteña.

En relación a los policías que le dispararon a Lucas y que en horas de la tarde de hoy fueron separados de la fuerza, el tio señaló: “Queremos que vayan presos, como tienen que ir porque son unos delincuentes. Ellos son los delincuentes por lo que quisieron hacer con los nenes: ensuciar a cuatro nenes que venían de jugar a la pelota y que terminó en esto, en la muerte de Lucas”.

El hecho fue denunciado como "gatillo fácil" por distintas organizaciones y motivó una investigación sobre tres efectivos, que ya fueron apartados de la fuerza. Si bien los allegados a la víctima denuncian que los efectivos lo confundieron con delincuentes, desde la fuerza aseguran que González y tres amigos se tirotearon con efectivos que pretendieron identificarlos y protagonizaron una persecución a bordo de un auto por el barrio porteño de Barracas.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, expresó sus condolencias por el hecho y tenía previsto recibir a Cintia, la madre del adolescente de 17 años, este jueves a las 19; pero el encuentro debió suspenderse después de que se constará su deceso.

Temas

    Comentarios de usuarios de Facebook